sábado 27 de noviembre de 2021
ACTUALIDAD Defensa
27-10-2021 07:51
27-10-2021 07:51

El abogado de “el hombre gato” dijo que se trata de “una persona con discapacidad mental”

El letrado explicó que su cliente “maúlla” cuando es expuesto a situaciones estresantes. El acusado está siendo juzgado por el asesinato de su madre y su tía.

27-10-2021 07:51

Nicolás Giled Pereg, acusado de matar a su madre y a su tía, tuvo que ser desalojado durante el juicio porque comenzó a “maullar”. El acusado, conocido como “el hombre gato”, tiene discapacidades mentales, según argumentó su abogado, Maximiliano Legrand. El letrado aseguró que tienen pericias de “psiquiatras prestigiosos” que establecen que Giled Pereg es inimputable.

Legrand explicó que su cliente “maúlla” cuando vive situaciones estresantes y que por eso lo hizo durante el juicio. “El hombre gato”, es de origen israelí y está acusado de matar a su madre y a su tía, también israelíes, en 2019 en la ciudad de Mendoza.

Desalojan al "hombre gato" del juicio por doble femicidio por maullar sin parar
 

Según detalló el abogado, Pereg está internado en el hospital de salud mental de Mendoza, El Sauce y se le administran fuertes dosis de antipsicóticos y que, cuando lo examinaron hace más de un año, estaba peor. “Él es una persona con una discapacidad mental. Estas situaciones, como la audiencia, hacen que reaccionen de esta manera, maullando, gritando, etcétera, incluso alguna vez se había orinado encima en otra audiencia”, aclaró.

Para Legrand su cliente ya era inimputable en el momento que ocurrieron los hechos por los que se lo juzga y agregó que, cuando estaba en el penal, también tenía ese tipo de comportamientos. 

 

 “El hombre gato” antes del juicio


Maximiliano Legrand fue consultado acerca de cómo se comunicaba con sus clientes en esas condiciones y aseguró que actualmente es más fácil hablar con él por el tratamiento que recibe, aunque antes era más difícil por “sus cuestiones delirantes”. 

El abogado sostuvo que Giled Pereg tenía un vínculo muy fuerte con sus 37 gatos y que, en el penal, por lo que más se preocupaba era por el estado de sus animales. La explicación del psiquiatra Castex, citada por el letrado dice: “El delirio es que él se considera gato por contraposición a los seres de dos piernas, y cuando se ve en la necesidad de interactuar con los seres de dos piernas lo hace con una máscara de humano”. 

Legrand también vaticinó que es probable que su cliente tenga hígado graso por haber comido alimento para gatos durante mucho tiempo y que hay un informe que había venido de la policía de Israel que decía que Giled Pereg sufre de paranoia y que había estado internado en Israel.