martes 29 de noviembre de 2022
ACTUALIDAD DEJÓ 150 MUERTOS

Estampida en Corea del Sur: los dramáticos llamados a la Policía, cuestionada por su lentitud

Los llamados a la policía local dan cuenta del estado de situación que se vivía en las horas previas. "Apenas logré salir, pero está demasiado lleno. Creo que deberían controlar eso", dijo una de las personas. Una tragedia anunciada.

02-11-2022 16:30

Se conocieron los primeros llamados horas antes de la estampida de Itaewon, en Seúl, que terminó con al menos 150 muertos"Ese callejón es realmente peligroso en este momento, la gente sube y baja, por lo que la gente no puede bajar, pero la gente sigue subiendo, van a ser aplastados", dijo la persona que llamó a la Policía.

La primera llamada se produjo a las 18:34 según publicó la BBC con los registros oficiales de la policía local. "Apenas logré salir, pero está demasiado lleno. Creo que deberían controlar eso", decía la persona que llamó.

Tragedia en Corea del Sur 20221029

El agente de policía preguntó a la persona que llamó si el paso de la gente no fluía bien. Ya se percibía que "se estaban aplastando y cayendo, y que iba a haber un enorme accidente", según dijo el oficial. La respuesta llegó al instante: "La situación es muy escalofriante en este momento".

Esa fue la primera de al menos 10 llamadas a la policía de Seúl durante tres horas del sábado. Esa noche, dicen los residentes locales, la presencia policial fue totalmente inadecuada.

Los detalles de la tragedia

Más de 150 personas murieron y más de 30 quedaron en estado crítico debido a la tragedia ocurrida la noche del sábado debido a una estampida de miles de jóvenes que celebraban Halloween en las estrechas calles de un popular barrio del centro de Seúl.

Algunos testimonios mencionan que más de 100.000 personas acudieron a la zona para celebrar Halloween entusiasmadas por la perspectiva de volver a salir de fiesta tras dos años de estrictas restricciones por el Covid en el país.

Tragedia en Corea del Sur 20221029

El presidente surcoreano, Yoon Suk-yeol, abrió un altar por los muertos en la estampida que ocurrió mientras se festejaba la fiesta de Halloween.

En primeras horas de la tarde del sábado miles de personas se habían reunido en Itaewon, un barrio del centro de la capital surcoreana para festejar el Día de todos los Santos. Las personas se agolparon y aplastaron, muchos sufrieron infartos por lo que fueron auxiliados por paramédicos y por los presentes que pudieron eludir a la marea humana. Al sitio llegaron 140 ambulancias por medio de las cuales se intentó salvar a los presentes sin demasiado exito. 

Si bien al principio se habló de 59 muertos las cifras fueron creciendo rápidamente mientras que las de heridos, que perdían la vida, descendían. 

AR / MCP