sábado 28 de enero de 2023
ACTUALIDAD SANTA SEDE

Murió George Pell, el cardenal del Vaticano condenado por abusos sexuales

En el año 2019, un tribunal de Melbourne lo había encontrado culpable de agresión sexual a menores, convirtiéndose en aquel entonces en la máxima autoridad eclesiástica condenada por un caso de pederastia.

11-01-2023 06:03

El cardenal australiano George Pell, que llegó a ser tesorero del Vaticano antes de ser acusado y absuelto de abuso sexual en su país, murió en Roma a los 81 años.

Antes de que trascendieran las graves acusaciones en su contra por delitos sexuales, fue un estrecho colaborador del papa Francisco: en el año 2014 lo habían designado al frente del organismo encargado de "sanear" las cuentas de la Santa Sede y también integró el Consejo de nueve cardenales asesores de Jorge Bergoglio.

"Con profunda tristeza puedo confirmar que su eminencia, el cardenal George Pell, murió en Roma a primera hora de la mañana", comunicó el arzobispo australiano Anthony Fisher a través de un informe enviado a la agencia de noticias AFP.

"Estas noticias llegaron con gran conmoción para todos nosotros", agregó Fisher. "Por favor, recen por el reposo del alma del cardenal Pell, por el consuelo de su familia y de todos aquellos que lo quisieron y lloraron su muerte en este momento", declaró el arzobispo católico.

La decisión del papa Francisco que "le rompió el corazón" a Benedicto XVI

Quién era George Pell

George Pell 20230110
George Pell. FOTO: AFP

Antes de su arresto en Australia, Pell había sido la mano derecha del papa Francisco y la tercera persona más importante en la Iglesia católica.

Ingresó en prisión en 2019 tras ser considerado culpable de abusos sexuales cometidos a dos menores de 13 años en los años 1990. Estuvo 12 meses en la cárcel de Barwon, cerca de Melbourne, antes de que la Corte Suprema de Australia lo absolviera en apelación.

Nacido en una pequeña localidad en el estado meridional de Victoria, Pell llegó más alto en la Iglesia católica que ningún australiano antes que él. El antiguo primer ministro conservador del país oceánico, Tony Abbott, lo llegó a definir como "uno de los mejores clérigos que Australia ha conocido".

Es obispo y Nobel de la Paz pero fue acusado por abuso sexual de menores y terminó sancionado

Condenado y absuelto por casos de pederastia

En 2019 Pell fue declarado culpable de agresión sexual a menores, tras la resolución de una corte de Melbourne (Australia). Se convirtió en aquel entonces en el más alto responsable de la Iglesia católica condenado en un caso de pederastia.

El tribunal declaró al cardenal, de 77 años, culpable de un cargo de agresión sexual y de otros cuatro cargos de atentado al pudor contra dos monaguillos que tenían 12 y 13 años cuando ocurrieron los hechos en la sacristía de la Catedral de San Patricio de Melbourne en los años 1990.

George Pell 20230111
George Pell. FOTO: AFP

El religioso había rechazado en un principio estas acusaciones y el jurado no había alcanzado una decisión durante un primer juicio en septiembre de 2018, pero fue declarado culpable durante un nuevo juicio el 11 de diciembre del mismo año.

El tribunal de Melbourne adoptó entonces una "orden de supresión", que prohibía a los medios cualquier mención a este caso, so pena de actuaciones judiciales. Este silencio obligado se impuso con el objetivo de proteger al jurado de un segundo juicio en el que el cardenal Pell debía ser juzgado por otros presuntos delitos.

Pero la acusación decidió renunciar a este segundo proceso, lo que condujo al levantamiento del silencio mediático sobre el primer caso y a autorizar a los medios a anunciar el veredicto de culpabilidad. "El cardenal George Pell siempre ha mantenido su inocencia y continúa haciéndolo", dijo un comunicado publicado por sus abogados, que anunciaron la presentación de una apelación. El texto señalaba también que se retiraron o desestimaron varias acusaciones y cargos contra Pell.

Un explosivo libro de Georg Gänswein y los conservadores conspiran para que Francisco renuncie

Pell fue designado por el papa Francisco en 2014 al frente del organismo encargado de "sanear" las cuentas de la Santa Sede y miembro del Consejo de nueve cardenales asesores de Jorge Bergoglio.

Francisco "le está agradecido por su colaboración y, en particular, por su enérgico empeño a favor de las reformas en el sector económico y administrativo y por su activa participación en el Consejo de los Cardenales", manifestó El Vaticano en 2017 después de las primeras denuncias.

"Reitero mi inocencia sobre estas acusaciones. Son falsas. La misma idea de abusos sexuales es para mi repugnante", decía entonces el cardenal.

CA/ff