viernes 19 de agosto de 2022
ACTUALIDAD Efemérides 28 de enero

¿Por qué el poeta José Martí es el héroe de la independencia cubana?

Modernista, pero también extremista, el héroe de la independencia cubana fue un poeta que murió en combate, a los 42 años. Patriota sin fisuras, fue preso por primera vez a los 16 años y no temió criticar a Estados Unidos y España aun en la boca del enemigo. Admiraba a San Martín y fue Cónsul en Argentina, pero su destino era morir en Cuba.

28-01-2022 08:50

El 28 de enero de 1853 nació en La Habana José Martí, poeta, militar y héroe de la independencia cubana. Hizo política a través de su prosa y, aún condenado a la cárcel y en su posterior exilio, no renunció a la escritura para expresar su pensamiento: el de la libertad de los pueblos de América.

Porque para José Martí todo pueblo tiene derecho a decidir su propio destino ya que “la independencia es emancipadora de los oprimidos”. Luchó durante toda su vida por impulsar la revolución democrática y popular hacia la independencia en Cuba y también en Puerto Rico y las Antillas. 

Fiel seguidor de las ideas emancipadoras de "El Libertador" Simón Bolívar y con una temprana sensibilidad social y política, José Martí luchó por la libertad y la reivindicación de los derechos de los esclavos, los trabajadores y los vulnerables. 

José Martí-20210127
José Martí, poeta y abogado, pero su mayor preocupación era la política. Murió en combate, por la independencia de Cuba.

Para defender los derechos, incluyendo la libertad, es necesario conocerlos y vivirlos, sostenía Martí. Por eso consideraba que, para ser libres, lo primero era la educación del pueblo. 

“El hombre no tiene ningún derecho especial porque pertenezca a una u otra raza; dígase hombre y ya se dicen todos sus derechos. El negro, por negro, no es inferior ni superior a ningún otro hombre: peca por redundante el blanco que dice mi raza; peca por redundante el negro que dice mi raza. Todo lo que divide a los hombres, todo lo que los específica, aparta o acorrala, es un pecado contra la humanidad".
                                      

José Martí, revolucionario precoz

Hijo de los españoles Marino Martí y Navarro y de doña Leonor Pérez y Cabrera, José Julián Martí Pérez creció en una familia de escasos recursos, inició sus estudios en la Escuela Superior Municipal en 1865 y, posteriormente, fue al Colegio de San Carlos. 

Atraído por las ideas revolucionarias, tras el inicio de la Guerra de los Diez Años (1868-1878) y el encarcelamiento de su mentor, el poeta Rafael María de Mendive, Martí inició su actividad revolucionaria: publicó la gacetilla El Diablo Cojuelo, y poco después una revista, La Patria Libre, que contenía su poema dramático Abdala

José Martí-20210127
Su primer paso por la cárcel fue a los 16 años, pero tuvo varios; incluso fue deportado a España.

A los 16 años José Martí fue condenado a seis años de cárcel tras haber publicado escritos considerados “sediciosos” donde Martí consideraba traidor a un compañero que se había alistado como voluntario en el Ejército de España. Luego fue deportado a España y fue allí donde publicó su primera obra de renombre, La Adúltera.  

Estudió Derecho, Filosofía y Letras en la Universidad de Zaragoza y publicó La República Española ante la Revolución Cubana (1873) donde criticó al gobierno español por la crueldad de su política colonial con Cuba. 

Tras viajar durante tres años por Europa y América, José Martí se instaló en México. Allí se casó con la cubana Carmen Zayas-Bazán y, poco después, gracias a la paz de Zanjón, que daba por concluida la Guerra de los Diez Años, volvió a Cuba. 

Deportado de nuevo por las autoridades cubanas, se radicalizó en Nueva York y se dedicó por completo a la actividad política y literaria. Fue allí donde su prosa adquirió renombre y escribió para importantes periódicos como The Sun, la revista The Tour' y el diario La Nación (Argentina). 

José Martí-20210127
José Martí estuvo en la primera hora de los movimientos libertarios de Cuba.

Fue Cónsul de Argentina, Uruguay y Paraguay, y obligado por su corazón de libertario de su patria, fundó en 1892 el Comité Revolucionario Cubano y la revista Patria. Y, tiempo después, se embarcó, junto a los Generales Máximo Gómez y Antonio Macero, rumbo a Cuba para luchar

El 18 de mayo, le escribió José Martí en una carta a su amigo mexicano Manuel Mercado: “Ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país y por mi deber puesto que lo entiendo y tengo ánimos con que realizarlo de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América. Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso”.

Más adelante, agregó: “La anexión de los pueblos de Nuestra América, al norte revuelto y brutal que los desprecia… Viví en el monstruo y le conozco las entrañas, y mi honda es la de David”. 

 

José Martí, héroe y poeta

Muerto en combate a los 42 años en 1895, José Martí dejó un inmenso legado de poemas y ensayos que lo convierten en uno de los precursores del Modernismo literario hispanoamericano, movimiento que marcó las bases de la poética que cambió para siempre la literatura en lengua castellana. 

El realismo y un claro rechazo hacía la estética propuesta por la retórica, son las claves de sus versos claros y directos

la habana cuba
En la Plaza de la Revolución, el Monumento a José Martí enfrenta el rostro del Che Guevara.

Su poesía está marcada por una visión dualista de la humanidad: realidad e idealismo, espíritu y materia, verdad y falsedad, conciencia e inconsciencia, luz y oscuridad. Los poemas de Ismaelillo (1882), dedicado a su hijo, son un ejemplo de ello: la debilidad y la inocencia del niño son su fuerza; así como Versos sencillos (1891), donde Martí expresa de forma autobiográfica el sentimiento que le despierta la alegría de la naturaleza y el mal de la civilización. 

Tanto su prosa como su poesía resultan inseparables de su biografía. Martí puso en el centro de sus versos a su máxima preocupación: la política. 

El hombre, la sociedad y la búsqueda por una mejora de la humanidad que tenía a corto plazo el objetivo de la liberación de Cuba es a lo que José Martí dedicó todos sus esfuerzos. 

20220108_cuba_habana_revolucion_cedoc
La Revolución Cubana lo consideró un héroe para todas las generaciones.

Escribió sobre crónicas de viajes, crítica de arte, obras de teatro, como Patria y Libertad, Abdala y Amor con amor se paga. Exaltó en su prosa las cualidades de personalidades que admiraba como José Antonio Páez, José de San Martín, Simón Bolívar, como los héroes del pasado, y al general Máximo Goméz, Walt Whitman o Ralph Waldo Emerson, entre sus contemporáneos. 

Fue en Norteamericanos, la primera edición de sus obras completas, donde reunió sus estudios sobre figuras del Norte y en otros dos volúmenes, denominado Nuestra América, donde José Martí estudió aspectos de la vida, la cultura y la historia de la América hispana, para consagrar su teoría sobre la debilidad de las naciones hispánicas, en este abismo que separa las clases dirigentes e intelectuales y el pueblo.

Un monumento lo recuerda en un punto fundamental de La Habana, la Plaza de la Revolución, frente al Ministerio del Interior que ofrece la imagen del Che Guevara.