sábado 19 de junio de 2021
ACTUALIDAD Soldados argentinos
11-06-2021 05:54

Malvinas: el Gobierno quiere investigar en agosto si hay una tumba múltiple fuera de Darwin

La pista surge del testimonio de un veterano británico en referencia a un hospital de campaña montado en la zona de Caleta Trullo. Buscan sumarlo al acuerdo con Londres y la Cruz Roja para completar la última exhumación dentro del cementerio en dos meses.

11-06-2021 05:54

Existen indicios respecto a la posibilidad de una nueva tumba múltiple, con restos de soldados argentinos caídos en la guerra de Malvinas, emplazada en algún lugar fuera del cementerio de Darwin. Y frente a esa chance, el Gobierno busca anexar una acción de búsqueda al acuerdo que ya firmaron con el Reino Unido y la Cruz Roja para exhumar en agosto los restos de otra tumba de similares características que permanece intacta dentro del camposanto desde la primera fase del operativo humanitario en 2018.

Las pistas apuntan hacia una locación en la que se habría emplazado un hospital de campaña británico durante el conflicto en el Atlántico Sur, en Caleta Trullo, según una información que se originó en las propias islas. Acorde al testimonio de un veterano de aquellas fuerzas a las autoridades isleñas, allí fueron atendidos soldados argentinos que cayeron heridos en combate. Algunos de ellos perdieron la vida y pudieron haber sido enterrados en la zona circundante.

De hecho, las versiones sobre las que trabajan desde el Gobierno para pedir una investigación es que, siempre acorde a las declaraciones de ex combatientes, ya se habrían recuperado cuerpos en la zona durante excavaciones luego del conflicto. Y algunos de esos restos fueron relocalizados dentro del cementerio de Darwin entonces. La duda, que se quiere saldar, es si puede haber más caídos argentinos enterrados allí donde se habría ubicado este hospital de campaña para recuperarlos y devolverles su identidad.

Aún si consiguieran el aval de Londres, la primera tarea a concretar sería la exploración del lugar sobre la base de la información que tiene la Argentina.

Por ahora, no se cuenta con esa posibilidad. En el Gobierno afirman que van a hacer todas las gestiones posibles para incluir esta búsqueda dentro del mismo acuerdo que ya dio luz verdad a los trabajos forenses en la tumba que resta exhumar, dentro del cementerio de Darwin. Aún si lo consiguieran, la primera tarea a concretar sería la exploración del lugar sobre la base de la información que tiene la Argentina y la que podrían disponer en las islas y Londres.

De no mediar demoras, en agosto, debería comenzar la fase restante del operativo humanitario que permitió restituir la identidad de 115 caídos y a sus familias. El entendimiento con el Reino Unido para cambiar las cruces con la leyenda “Soldado Argentino solo conocido por Dios” y tallar en ellas nombres y apellidos se empezó a gestionar en el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y se concretó en el de Mauricio Macri, hace ya tres años. Ahora se busca completar las labores pendientes.

Entre las tumbas anónimas localizadas en el Cementerio de Darwin, había una que contenía el nombre de cuatro soldados, luego de la reforma del lugar en 2004: el primer alférez de la Gendarmería Nacional Julio Ricardo Sánchez y los soldados de la Fuerza Aérea (FAA) Héctor Aguirre, Luis Sevilla y Mario Luna. No obstante, cuando se concretaron los trabajos de identificación, en 2018, se descubrió que los restos de estos tres últimos se hallaban en otras tumbas individuales.

20200905_malvinas_cementerio_soldados_argentinos_cedoc_g

Entonces, las características propias de esta tumba la dejaron afuera de aquella etapa del Plan Humanitario. Se requirió tiempo y gestiones, con la llegada del nuevo Gobierno y aún en medio de la pandemia, para sellar un acuerdo diferenciado. Uno que mantuviera a la Cruz Roja Internacional como el organismo neutral a cargo de concretar el trabajo y eso unido a protocolos especiales que se amoldan a la emergencia sanitaria.

La principal dificultad, señalan sus involucrados, es que a diferencia de las otras tumbas donde reposaba solo un caído y se cerraban una vez que se extraía la muestra, en este caso el objetivo es poder dar sepultura a cada uno de los cuerpos por separado. Ello requiere una complejidad mayor a la de la primera fase del operativo, si bien las tareas fueron más extensas en aquella oportunidad por el número de tumbas involucradas.

Sobre la base de las muestras tomadas a los familiares de los caídos, el cruce de información con los británicos y los registros de emplazamiento de tropas, hay una idea respecto a quiénes pueden estar enterrados en esta tumba múltiple dentro de Darwin. En el Gobierno se ilusionan con poder devolverles la identidad y la paz a sus familias. Frente a la tarea a desarrollar, hay otro dato que entusiasma al Ejecutivo: quien desarrollará la supervisión de las tareas forenses es Luis Fondebrider, quien quedó al frente del área responsable en la Cruz Roja Internacional.

Quien desarrollará la supervisión de las tareas forenses es Luis Fondebrider, del EAAF. Desde hace meses, al frente del área en la Cruz Roja Internacional.

Como antropólogo forense y uno de los responsables del Equipo Argentino de Antropología Forense desde sus primeros tiempos, Fondebrider fue un eslabón fundamental en la restitución de la identidad a cientos de desaparecidos, en Argentina y en el mundo. El EAAF funcionó como un auxiliar clave de la Justicia a la hora de echar verdad sobre los crímenes de lesa humanidad pero también formó parte de la primera fase del plan humanitario en Malvinas.

Al frente de la unidad forense de la Cruz Roja Internacional, oficina en la que desembarcó recientemente, sus nuevas funciones lo ponen como coordinador de las tareas de rastreo en general a lo largo de los 40 países donde el organismo opera. En base al nuevo acuerdo alcanzado en marzo pasado por Buenos Aires y Londres, la Cruz Roja Internacional se ocupará de la tarea de campo, entre agosto y septiembre, cuando está planeado el viaje a las islas.

Ayer, el Día de la Afirmación de los Derechos Argentinos sobre las Malvinas fue conmemorado con una serie de actos que arrancaron temprano en la Cancillería y se extendieron hasta la ceremonia central por la tarde, en el Museo del Bicentenario. Acompañado por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur Daniel Filmus, entre otros funcionarios, el presidente Alberto Fernández enfatizó en la diplomacia como la vía para recuperar las islas. "No hay más lugar en el siglo XXI para el colonialismo, porque las Malvinas fueron, son y serán argentinas, y todos los días debemos trabajar en procura de recuperar ese territorio", concluyó.