sábado 25 de septiembre de 2021
BLOOMBERG Canje
09-11-2020 13:48
09-11-2020 13:48

Argentina ofrece a Templeton y Pimco disminuir su tenencia de bonos en pesos

Argentina está dando a algunos de sus mayores tenedores de bonos la oportunidad de recortar sus tenencias ofreciendo canjear sus valores en pesos por activos en dólares.

09-11-2020 13:48

Argentina está dando a algunos de sus mayores tenedores de bonos en pesos la oportunidad de recortar sus tenencias en una de las monedas de peor desempeño del mundo, ofreciendo canjear sus valores locales en pesos por activos denominados en dólares.

La oferta del lunes es la primera de dos canjes de bonos planificados de US$750 millones que el Gobierno dice que fueron diseñados para extranjeros que quieran deshacerse de las tenencias en pesos.

Franklin Templeton Investments y Pacific Asset Management Co., los mayores tenedores de bonos en pesos elegibles para el canje del lunes, declinaron comentar sobre sus intenciones.

Si bien en la mayoría de los países los inversores que buscan salir de la deuda local simplemente venderían los bonos y transferirían su dinero al exterior, los controles de capital de Argentina impiden que el dinero salga del país salvo en contadas circunstancias.

La compra de notas locales denominadas en dólares puede ser la siguiente mejor opción para los inversores que desean convertir sus activos en pesos o, a la larga, retirar su dinero del país por completo.

Es probable que el canje atraiga a los inversores que desconfían de las perspectivas de un mayor debilitamiento del peso, que se ha desplomado un 24% este año y un 52% desde finales de 2018.

Los operadores se están preparando para una devaluación repentina debido a que, según dicen los analistas, el Gobierno podría verse obligado a hacerlo si no puede estabilizar las reservas internacionales.

 

Martín Guzmán: "No vamos a devaluar"

El Ministerio de Economía de Argentina dijo en junio que ofrecería formas para que los tenedores internacionales de su deuda local se dolarizaran, ya que la especulación ligada al peso estaba “creando condiciones de inestabilidad financiera y macroeconómica”.

El tipo de cambio oficial del país se mantiene artificialmente fuerte gracias a los controles de capital, mientras que el tipo de cambio paralelo utilizado para eludir las reglas alcanzó recientemente su nivel más bajo en relación con el tipo oficial en 30 años.

El canje del lunes permitirá a los tenedores de notas del Tesoro y bonos Lecer y Boncer indexados a la inflación con vencimiento dentro de los próximos seis meses cambiarlos por bonos en dólares con vencimiento en 2030 y 2035.

El canje probablemente se efectuará cerca de la tasa paralela más débil, una medida conocida como canje de contado con liquidación, de acuerdo a Alejo Costa, estratega jefe para Argentina de BTG Pactual en Buenos Aires.

Los propietarios de los nuevos bonos pueden decidir retenerlos si ven el potencial de ganancias en Argentina, pero otra opción será venderlos en el extranjero por dólares, lo que permitirá que los fondos reduzcan su exposición al país sudamericano que atraviesa la peor contracción económica de su historia.

Franklin Templeton y Pimco fueron los mayores tenedores extranjeros reportados de bonos Boncer indexados a la inflación elegibles para el canje del lunes, según datos compilados por Bloomberg basados en presentaciones del 30 de septiembre y el 30 de junio.

Sin duda, los canjes previstos no serían suficientes para permitir que los inversores extranjeros dolaricen todas sus tenencias. Los analistas dicen que es difícil estimar qué parte de la deuda local de Argentina es propiedad de fondos extranjeros, pero el monto total podría estar entre US$4.000 millones y US$6.000 millones, según estimaciones de Costa.

El canje de este lunes permitirá a los tenedores de notas del Tesoro y bonos Lecer y Boncer indexados a la inflación con vencimiento dentro de los próximos seis meses cambiarlos por bonos en dólares con vencimiento en 2030 y 2035

Inversores como Franklin Templeton y Pimco se apresuraron a otorgar préstamos a Argentina en 2016 cuando, el expresidente Mauricio Macri prometió reformas que atraerían inversiones extranjeras, una promesa que en gran medida no se cumplió. Franklin Templeton luego expandió su apuesta en Argentina en 2018, comprando US$2.300 millones en valores denominados en pesos.

Pero una caída del peso y el default de la deuda local del Gobierno en abril se han traducido en grandes pérdidas para los fondos estadounidenses. Desde finales de 2018, la deuda argentina en moneda local ha perdido cerca de 60% en términos de dólares, el peor desempeño, por mucho, entre los 20 países clasificados por el índice Bloomberg Barclays Emerging Markets Local Currency Government.

A pesar de obtener US$38.000 millones de dólares en alivio de la deuda de sus acreedores internacionales, Argentina ha luchado por lograr un crecimiento económico y este año se ha visto particularmente afectada por la pandemia. El producto interno bruto se contraerá alrededor de 12% y las reservas internacionales se han reducido a un mínimo de cuatro años.