miércoles 28 de septiembre de 2022

Biden y Xi Jinping en la cumbre virtual: un clima respetuoso pero sin acuerdos

Los líderes mundiales, Joe Biden y Xi Jinping, hablaron de sus alianzas en la cumbre virtual pero lo cierto es que a pesar de debatir mucho sobre temas como el status de Taiwán, los derechos humanos y el comercio, poco se acordó entre las partes.

16-11-2021 17:51

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el líder chino, Xi Jinping, hablaron de la necesidad de cooperación en su primera cumbre virtual, la cual se prolongó más de lo esperado a pesar de que no anunciaron avances importantes.

La videoconferencia duró más de tres horas y los dos líderes cubrieron una serie de temas incluido: el comercio, el status de Taiwán y los derechos humanos. Posteriormente, un alto funcionario de la Administración describió el tono como respetuoso y abierto, y la conversación se centró en la acción para gestionar la competencia a largo plazo entre las mayores economías del mundo.

Joe Biden y Xi Jinping establecieron líneas de acción salvaguardas

Estados Unidos dejó en claro antes de la reunión que no habría resultados específicos de la misma, y ese pareció ser el caso. La agencia de noticias oficial china Xinhua dijo que el Gobierno de Xi acordó adoptar una vía rápida mejorada para que los ejecutivos estadounidenses ingresen a China, uno de los únicos resultados concretos anunciados después de las conversaciones.

En un comunicado posterior a la cumbre, la Casa Blanca dijo que los líderes “discutieron la naturaleza compleja de las relaciones entre nuestros dos países y la importancia de administrar la competencia de manera responsable”. Biden planteó cuestiones como los derechos humanos en Hong Kong y Sinkiang, las “prácticas económicas y comerciales desleales” de China y el compromiso de EE.UU. con Taiwán.

China y Estados Unidos anunciaron que trabajarán de forma conjunta

El comunicado agregó que “discutieron formas para que las partes continúen las negociaciones en una serie de áreas y el presidente Biden subrayó la importancia de un diálogo sustantivo y concreto”.

Xi dijo que esperaba que Biden “devuelva la política estadounidense hacia China a un camino racional y pragmático”, informó Xinhua. CCTV señaló que Xi dijo que la tierra es lo suficientemente grande como para albergar el desarrollo tanto de EE.UU. como de China, y agregó que ambos países “no deberían entrar en una dinámica de ganadores y perdedores”.

"Se quemarán"

Aun así, Xi también advirtió que China salvaguardaría su propia soberanía, seguridad e intereses de desarrollo y dijo que quienes jueguen con fuego en torno al tema de Taiwán “inevitablemente se quemarán”.

“Somos pacientes y estamos dispuestos a utilizar nuestra máxima sinceridad y hacer el mayor esfuerzo para luchar por la perspectiva de una reunificación pacífica”, dijo Xinhua citando a Xi. “Sin embargo, si las fuerzas separatistas de la ‘independencia de Taiwán’ provocan y coaccionan, o incluso si traspasan la línea roja, tendremos que tomar medidas drásticas”.

Xi Jinping lo dejó bien claro: “La unificación con Taiwán debe conseguirse, y se conseguirá”

Al comienzo de la reunión, Biden le dijo a Xi que tenían la responsabilidad de garantizar que la competencia entre los países no se convierta en un conflicto. “Me parece que tenemos que establecer algunas barreras de sentido común, ser claros y honestos cuando no estamos de acuerdo, y trabajar juntos en donde nuestros intereses se cruzan, especialmente en asuntos globales vitales como el cambio climático”, dijo el presidente de EE.UU.

Los inversionistas estaban atentos a ver si la cumbre ayuda a aliviar las tensiones que se han acumulado entre las dos economías más grandes del mundo sobre un amplio rango de temas, incluidos aranceles, sanciones y derechos humanos.