jueves 17 de junio de 2021
BLOOMBERG
28-01-2020 13:00

CEO de Scotiabank pide ayuda para Venezuela en página de opinión

Llamando a Venezuela uno de los “países más corruptos de la Tierra”, el director ejecutivo de Bank of Nova Scotia, Brian Porter, instó a los gobiernos de todo el mundo a confiscar los activos vinculados a actos indebidos y utilizarlos para apoyar la democracia en el país sudamericano en problemas.

28-01-2020 13:00

Llamando a Venezuela uno de los “países más corruptos de la Tierra”, el director ejecutivo de Bank of Nova Scotia, Brian Porter, instó a los gobiernos de todo el mundo a confiscar los activos vinculados a actos indebidos y utilizarlos para apoyar la democracia en el país sudamericano en problemas.

El director ejecutivo del tercer banco más grande de Canadá, que tiene operaciones significativas en América Latina, dio el paso inusual de sopesar la crisis política y humanitaria de Venezuela a través de un artículo de opinión publicado en el National Post el martes.

Una vez la democracia más rica y estable de América Latina, la democracia, la economía y la sociedad de Venezuela se han derrumbado en los últimos años, en ese orden”, escribió Porter. “Ha llegado el momento de que los gobiernos de todo el mundo tomen medidas enérgicas, nombrando y avergonzando a los autores de los crímenes cometidos contra el pueblo venezolano y apoyando al asediado movimiento democrático de Venezuela”.

El artículo de opinión de Porter llega mientras el líder de la oposición venezolana, Juan Guaidó, busca apoyo internacional para la destitución del presidente Nicolás Maduro, cuyo gobierno enfrenta sanciones dolorosas y un colapso económico. En su artículo, Porter se refirió a Guaidó como “el presidente legítimo de Venezuela” que “ha demostrado un gran coraje” al pedir ayuda a otras naciones.

Ahora debemos atender ese llamado y apoyar al pueblo venezolano”, escribió Porter.

Porter instó a los gobiernos de América y Europa a apoyar a los refugiados venezolanos e iniciar un esfuerzo coordinado para identificar y confiscar los activos de los funcionarios corruptos del régimen. Las ganancias, junto con la ayuda adicional, deberían usarse para proporcionar apoyo financiero al movimiento democrático en Venezuela, escribió.

Scotiabank, con sede en Toronto, opera en más de 30 países, con operaciones significativas en América Latina y el Caribe, y se centra en los países de la Alianza del Pacífico: México, Chile, Colombia y Perú.

Porter citó a la Unión Europea por haber “condenado enérgicamente” el régimen de Maduro y por apoyar a Guaidó. Más cerca de casa, elogió a la viceprimera ministra canadiense, Chrystia Freeland, y al canciller, Francois-Philippe Champagne, por mostrar “tremendo coraje y liderazgo” al “condenar inequívocamente los abusos del régimen de Maduro”.