lunes 30 de enero de 2023
BLOOMBERG A pesar de los contagios

China eliminará la cuarentena obligatoria para ingresar al país

A partir del 8 de enero, las personas que lleguen al gigante asiático deberán presentar una prueba de covid negativa realizada hasta 48 horas antes del viaje.

26-12-2022 20:36

China eliminó los requisitos de cuarentena para los viajeros que ingresan al país, con lo que el país comienza a salir de tres años de aislamiento global autoimpuesto en virtud de una política Covid Zero que perjudicó a la economía y avivó un histórico descontento de la población.

A partir del 8 de enero, las personas que lleguen a China no tendrán que hacer cuarentena, aunque deberán presentar una prueba de covid negativa realizada hasta 48 horas antes del viaje, según un comunicado de la Comisión Nacional de Salud. Eso se compara con el requisito actual de ocho días de aislamiento, cinco de ellos en un hotel de cuarentena designado o una instalación central, seguidos de tres días en casa.

El país también rebajó la gestión de Covid-19 del nivel más alto al segundo más alto, con lo que elimina la justificación legal para las estrictas restricciones del programa Covid Zero.

Colapsan hospitales y crematorios en China: pronostican 2 millones de muertes por Covid

Luego de que explotara el descontento por las duras normativas de Covid Zero, desencadenando el inicio de protestas en todo el país a fines de noviembre, las autoridades han retirado rápidamente muchas de sus medidas más duras contra la pandemia. La velocidad del cambio ha desconcertado a los expertos en salud y ha hecho que la ciudadanía deba adaptarse a una nueva forma de vida, donde los contagios se han disparado y las restricciones fronterizas —implementadas para mantener el virus fuera de China— se han vuelto cada vez más irrelevantes.

El abrupto giro de China en relación con el programa Covid Zero ha alterado las expectativas de los economistas e inversionistas, complicando las estimaciones de cómo sus políticas afectarán el crecimiento económico.

Si bien es probable que haya importantes complicaciones a corto plazo a medida que aumentan los casos y la población se queda en casa con mayor frecuencia, interrumpiendo una serie de actividades, el cambio de política allana el camino para una recuperación más completa una vez que pase la primera ola importante de contagios.

China se comprometió a reactivar el consumo y apoyar al sector privado en 2023, y los economistas han dicho que hay claras señales de que la estrategia será incrementar el producto interno bruto, y es probable que los encargados de política monetaria apunten a un crecimiento del 5% o más.

En esta Nota