miércoles 06 de julio de 2022
BLOOMBERG Chile

La Convención Constitucional de Chile le pone fecha final al Senado para el año 2026

La Convención Constitucional de Chile aprobó las propuestas para la implementación de una nueva Carta Magna que incluye cambios al Poder Legislativo y artículos que rigen los derechos de uso de agua. También el fin del Senado.

15-06-2022 14:00

La Convención Constitucional de Chile aprobó las propuestas para la implementación de una nueva Carta Magna que incluye cambios al Poder Legislativo y artículos que rigen los derechos de uso de agua.

Entre los artículos aprobados se establece que el actual Senado dejará de existir en 2026 y será reemplazado por una Cámara de las Regiones que tendrá una lista limitada de atribuciones. Algunos senadores en ejercicio han criticado este artículo porque sus mandatos originalmente duraban hasta 2030.

La votación del martes en la Convención se produce después de que los legisladores acordaran facilitar la modificación de algunos elementos de la Constitución en los próximos cuatro años, reduciendo el quórum para los cambios a 4/7 de 2/3. Otras enmiendas requerirían un referéndum nacional. La nueva Constitución, que reemplaza la redactada durante la dictadura de Augusto Pinochet hace más de 40 años, se someterá a plebiscito el 4 de septiembre.

El uso del agua en la mira

Otro asunto aprobado ayer es el proceso para acabar con los derechos de agua permanentes consagrados en la actual Carta Magna y su sustitución por “autorizaciones”. La convención aprobó la creación de una Agencia Nacional del Agua para gestionar la transición, sin fijar una fecha.

El uso del agua ha sido un tema polémico en Chile, ya que el país atraviesa una sequía de una década y la mayoría de los derechos son propiedad de empresas eléctricas y privadas, como las mineras.

Una Constitución para oprimidos y excluidos

La Convención Constitucional de Chile tiene hasta el 4 de julio para presentar el borrador de una nueva Constitución, dos meses antes del referéndum. Según las últimas encuestas, la mayoría de los chilenos rechazaría el borrador, pero la opción “apruebo” ha ido aumentando, mientras que muchos siguen indecisos.