miércoles 15 de julio de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
martes 19 mayo, 2020

Domiciliarios impulsan repunte de demanda de combustible en EE.UU.

Las entregas de la economía informal que distribuyen compras de comestibles, alcohol y otros productos parecen estar impulsando una recuperación incipiente de la demanda de gasolina de EE.UU. tras la peor caída en casi 30 años.

Jeffrey Bair y Olivia Raimonde

Gasoline demand plummeted with the onset of Covid-19 Foto:
martes 19 mayo, 2020

Las entregas de la economía informal que distribuyen compras de comestibles, alcohol y otros productos parecen estar impulsando una recuperación incipiente de la demanda de gasolina de EE.UU. tras la peor caída en casi 30 años.

La aceptación de los estadounidenses frente a esos servicios durante la cuarentena por COVID-19 podría ser permanente, según expertos, y es posible que muchos consumidores nunca vuelvan a comprar ellos mismos en una tienda. Eso también señala un desafío emergente para los mercados de combustible.

“Lo que evidenciamos es que la demanda de gasolina pasa de un hogar a otro”, dijo David Bishop, experto en comercio electrónico de Brick Meets Click, en un webinar de Bloomberg Intelligence.

El aumento resultante en el uso de servicios como Instacart Inc. influye cada vez más en el consumo de gasolina de maneras que tendrán un impacto duradero. Los pedidos de comestibles en línea subieron a 62,5 millones en abril, un aumento de 33% con respecto a marzo, según la firma de investigación Brick Meets Click. Los pedidos casi se triplicaron en marzo en comparación con agosto, cuando la empresa recolectó datos por última vez.

Es más difícil determinar si el aumento en las entregas será positivo o negativo a largo plazo en el consumo de combustible. Podría permanecer sin cambios, cada viaje a la tienda podría ser reemplazado por un viaje de un conductor de reparto, y la demanda se mantendría plana. O, los conductores podrían duplicar o triplicar las entregas por cada ida a la tienda, reduciendo así la demanda. Un tercer escenario podría ser que las familias utilicen los servicios de entrega, liberando más tiempo para salir por otras razones, lo que aumentaría la demanda.

Jorge Alexander Ortíz, domiciliario de pedidos en el sur de Florida, dijo que duplica y, a veces, triplica, con órdenes que implican una parada en la tienda. Gasta cerca de US$10 al día en gasolina y busca lugares donde pueda ahorrar dinero en la estación de servicio.

Una vez que se consideren los factores más allá de la compra de alimentos, probablemente disminuyan las demandas, comentó Debnil Chowdhury, analista de productos refinados de IHS Markit y exanalista de Valero.

“A más largo plazo, esperamos ver una disminución de la demanda debido al aumento de la eficiencia de la gasolina y cambios estructurales en el comportamiento del consumidor, dado que la pandemia afecta los kilómetros recorridos del vehículo, al igual que más trabajo desde casa, menos comidas fuera de casa, menos eventos sociales en persona y más entregas a domicilio”, dijo Chowdhury.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5057

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.