BLOOMBERG
Análisis financiero

El titular del Banco de Inglaterra señaló que el Brexit ha "creado oportunidades"

El Gobernador de la principal entidad bancaria inglesa, Andrew Bailey, hizo hincapié el lado positivo de la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Andrew Bailey
Andrew Bailey | Bloomberg

El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, dijo que el Brexit ha “creado oportunidades” para los reguladores financieros británicos y tiene un impacto menor que lo esperado en la City de Londres, pero advirtió que el Reino Unido enfrenta “otros grandes problemas” tras la pandemia y la guerra en Ucrania.

En una entrevista con la revista Prospect, Bailey reconoció que abandonar la Unión Europea tendrá efectos económicos negativos en el corto plazo, pero destacó que estaba optimista respecto del Reino Unido.

Estados Unidos: se crearon 89 mil puestos de trabajo en septiembre, la menor cantidad en dos años

Sus comentarios, que equilibraban ampliamente las pérdidas económicas a corto plazo con las ventajas regulatorias, marcaron un contraste con los de su predecesor, Mark Carney, quien recientemente fue nombrado presidente de Bloomberg LP, empresa matriz de Bloomberg News.

Carney fue un abierto crítico del Brexit. Si bien el Banco de Inglaterra estima que abandonar la UE ha costado entre el 3% y el 4% del PIB, la descripción que hizo Bailey del impacto fue más optimista que la del gobernador anterior.

La mirada del titular del Banco de Inglaterra sobre el Brexit

“En realidad, ha creado oportunidades”, dijo Bailey, según la entrevista publicada el miércoles por Prospect. “Hemos protegido, y en cierto sentido asegurado, que gran parte del mercado y gran parte de la industria permanezcan aquí. Y eso ha sido importante”.

En una amplia entrevista, Bailey también advirtió que es probable que el Reino Unido se vea afectado por más crisis en los próximos años a medida que aumenten las tensiones geopolíticas. También defendió a la autoridad monetaria de las críticas por su historial de pronósticos y su lenta respuesta a la inflación, y rechazó los llamados a cambiar la meta de inflación del 2%.

Brexit

“Claramente hay más dificultades que surgen de lo que es un término bastante vago: el mundo geopolítico”, dijo Bailey. “Somos una economía más abierta que muchas otras y por eso nos vemos afectados por estos choques”.

Nos enfrentaremos a “otros grandes problemas de los que no tenemos información” por el momento. “Esto es importante porque ya hemos experimentado dificultades como estas y creo que tenemos que estar preparados para lo que venga después”.

Los factores que afectaron a la economía británica

Gran Bretaña se vio duramente afectada por la pandemia y la guerra en Ucrania ya que, al ser una economía abierta, experimentó tanto el ajuste de los mercados laborales, al igual que Estados Unidos, y el impacto de los precios del gas en Europa.

Sobre el Brexit, Bailey aceptó que el crecimiento se había visto afectado, pero enfatizó que era neutral con respecto a la votación. “A largo plazo, esas relaciones comerciales se ajustan en la economía real y se construyen nuevas relaciones comerciales. Y a largo plazo, uno se adapta a ello”, dijo.

Chile y Brasil lideran las subas en el endeudamiento de los hogares en América Latina

“Pero a corto plazo hay una desalineación, por llamarlo de alguna forma, en ese sentido. Y, ya saben, si la gente dice, “bueno, eso significa que obviamente es un partidario de la permanecer en la UE”, yo diré, “no, no tomo ninguna posición”. Pero sí siento que tengo la responsabilidad de mencionar los factores económicos”.

Si se reduce la apertura de una economía, en el corto plazo tendrá efectos negativos. Tendrá un efecto negativo sobre la productividad, tendrá un efecto negativo sobre el crecimiento”.

Descartó las advertencias apocalípticas iniciales sobre el retiro de los servicios financieros del Reino Unido a medida que la industria se trasladaba a Europa. Esas declaraciones han resultado en su mayoría infundadas, aseguró Bailey. Señaló que abandonar la UE ha permitido al Reino Unido deshacerse de regulaciones a las que el Banco de Inglaterra se opuso durante mucho tiempo, como el límite a los pagos de bonificaciones bancarias.

El gobernador también defendió enérgicamente el historial de pronósticos de la autoridad monetaria, que ahora está siendo revisado por Ben Bernanke, expresidente de la Reserva Federal de EE.UU.

El FMI advierte que la fragmentación de los mercados amenaza la seguridad alimentaria

Es posible que el banco central haya juzgado mal cómo respondería la economía después del término del plan de retención de empleos durante el coronavirus, pero “no era descabellado pensar que iba a haber un aumento bastante sustancial en el desempleo”, dijo Bailey.

Sobre el cambio de la meta de inflación, Bailey dijo que en un viaje reciente a EE.UU. le había “sorprendido” que se hablaba mucho más del tema. “Pero no creo que la respuesta sea cambiar la meta”, afirmó. “En realidad, es la representación de la estabilidad de precios”.

“Cuando analizo la pregunta sobre las dificultades que enfrentamos y el hecho de que podríamos tener una inflación más volátil durante un período de tiempo si estamos en este período de choques, no creo que la respuesta a esa pregunta sea un 3% en términos de la meta de inflación”.