Soleado
Temperatura:
21º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 19 de noviembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG / Bloomberg
miércoles 17 octubre, 2018

Google convierte la violación de una norma de la UE en dinero

En Europa acusaron a Google de abuso de poder por condicionar el uso de su software para teléfonos inteligentes Android. Pero la compañía resolvió el problema de manera ingeniosa.

Shira Ovide

New Windows Foto: Bloomberg
miércoles 17 octubre, 2018

Las empresas que se convierten en monopolistas de US$800.000 millones suelen ser bastante perspicaces; incluso ladinas. Así ocurre con Google. Los reguladores europeos declararon en julio que Google, de Alphabet Inc., estaba abusando de su poder en la forma en que usaba su software para teléfonos inteligentes Android para dar a la empresa una gran ventaja sobre sus rivales. Desde entonces, no ha estado claro cómo Google aseguraría que cumple con las leyes de Europa al tiempo que protege su lucrativo primer lugar en muchos de los teléfonos inteligentes del mundo.

Google no es tonta. La compañía ideó una ingeniosa solución que puede resolver su problema. Si astuto es un cumplido o un insulto depende de la opinión que usted tenga de Google.

Los reguladores estuvieron en desacuerdo en cómo Google ponía a disposición de los fabricantes de teléfonos inteligentes su software Android en forma gratuita, pero con condiciones que la UE dijo que violaban la ley. La UE dijo que Google obligaba a las empresas que fabrican smartphones y tablets con Android –socios que incluyen a Samsung– a dar a la firma un tratamiento preferencial, por ejemplo, exigiendo que su aplicación de búsqueda y el navegador Chrome se incluyeran automáticamente si las empresas también querían que la tienda de aplicaciones oficial de Android estuviera preinstalada. Resulta que la mayoría de las personas probablemente quieran una tienda de aplicaciones popular en sus smartphones. La UE también tenía otras quejas.

Google apeló la decisión de la UE, pero la compañía todavía debía encontrar una manera de detener cualquier práctica que la UE dijera que violaba sus leyes antimonopolio. El martes, Google anunció la solución que propuso. Pensé que Google podría verse obligado a pagar a esas empresas de teléfonos inteligentes para garantizar que la búsqueda con Google, Google Maps, YouTube y otras aplicaciones se mantendrían en la mayor cantidad de los más de 1.000 millones de teléfonos inteligentes Android que se venden cada año que Google pudiera manejar.

La solución elegante de Google es lo opuesto: propuso cobrar a los fabricantes de teléfonos inteligentes una tarifa no especificada por cada dispositivo que traiga instaladas una serie de aplicaciones de Google,

Incluyendo la tienda de aplicaciones Google Play para descargar casi todas las demás aplicaciones, como Facebook, Spotify o Amazon. Los fabricantes de dispositivos pueden elegir si quieren tener la aplicación de búsqueda de Google y el navegador Chrome incluido automáticamente en los dispositivos Android de fábrica.

Es realmente ingenioso. Google, a través de acciones que según la UE infringían sus leyes antimonopolio, consiguió que tanto los usuarios de teléfonos inteligentes como los fabricantes dependieran de Android y todas las aplicaciones de Google. Ahora que somos adictos, Google está pidiendo a todos que paguen para seguir recibiendo su solución de Google. Sundar Pichai, máximo ejecutivo de Google, insinuó en julio que Google podría cobrar una tarifa por su software Android, que ha sido algo habitual para Windows y otros sistemas operativos de software. No creía que Google lo hiciera, pero lo hizo de una forma retorcida.

No todos los fabricantes de teléfonos con Android pagarán a Google. Algunos simplemente no van a hacerlo. Otros estarán encantados de tomar dinero de tantas empresas como pueden para instalar Outlook, de Microsoft; Twitch, de Amazon; u otras aplicaciones en los teléfonos inteligentes de las personas en lugar de –o además de– una alternativa de Google. Si las personas realmente quieren Google Maps o Gmail, pueden descubrir cómo descargar esas aplicaciones por su cuenta. Eso es lo que hacen los usuarios de iPhone. (Sin embargo, no sé cómo un gran número de personas descargarán aplicaciones alternativas sin la tienda de aplicaciones Google Play, aunque puede haber soluciones alternativas).

Incluso con la estrategia inteligente de Google, la firma todavía podría terminar pagando más a los fabricantes de dispositivos Android que las posibles pequeñas tarifas que puede obtener de ellos. Puede ser del interés de Google pagar a sus socios para asegurarse de que la casilla de búsqueda de Google, en particular, se mantenga en la mayoría de los teléfonos de las personas.

La compañía ya ha estado pagando más dinero a las empresas que canalizan a la gente a la búsqueda en internet de Google en los teléfonos inteligentes. Apple Inc. parece obtener la mayor parte de los US$11.000 millones de Google en pagos anuales por canalizar el tráfico de internet a la búsqueda de Google, pero la compañía dice que también paga a los fabricantes de teléfonos inteligentes Android y operadores de telefonía celular para asegurarse de que la gente busque en Google en lugar de en Bing o Duck Duck Go. Esos costos de tráfico podrían aumentar si Google necesita asegurarse de que los fabricantes de dispositivos Android no están dando relevancia a alternativas de búsqueda. Pero es difícil de predecir el impacto.

No puedo esperar a ver qué pasa. Tal vez todos los socios Android pagarán. Quizás pocos lo harán. Y si no lo hacen, tal vez Google no experimente ninguna disminución en el uso de sus aplicaciones para teléfonos inteligentes y tecnologías.

Tal vez Microsoft se volverá agresivo tentando con efectivo a los fabricantes de dispositivos Android que están felices de ganar dinero impulsando alternativas a la búsqueda de Google en las masas que compran teléfonos inteligentes. Estoy alentando el caos.

Podemos ver muchos más experimentos con dispositivos Android que tienen algunos indicios de Google. Espero que lo hagamos, pero sospecho que no ahora que Google y Android tienen marcas tan poderosas y su uso se extiende a muchas partes del mundo. Esta es una prueba en el mundo real del poder del apego de los consumidores a los servicios de internet de Google y una prueba de cuán fuerte es realmente el poder de monopolio de Google. Esos acuerdos de Android con condiciones adjuntas cumplieron su función, y ahora Google no necesita demasiados trucos más para continuar su dominio.

 

Esta columna no necesariamente refleja la opinión de la junta editorial o de Bloomberg LP y sus dueños.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4818

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.