sábado 10 de abril del 2021
BLOOMBERG Tecnología
06-12-2018 16:30

Acusan a Juul de vender vaporizadores electrónicos a menores de edad

Los críticos aseguran que se trata de "una empresa tabacalera disfrazada de empresa tecnológica".

Olivia Zaleski
06-12-2018 16:30

En noviembre se reunieron los residentes del barrio de Dogpatch en San Francisco durante una junta de planificación urbana local para expresar su indignación frente a Juul Labs Inc. La compañía de 1.500 colaboradores, que fabrica un vaporizador de nicotina, firmó un subarrendamiento para oficinas en el área, una realidad que algunos residentes consideran "inconcebible" dado que se ha acusado a Juul de comercializar su popular cigarrillo electrónico a menores de edad. Durante la audiencia, padres y residentes preocupados dijeron que Juul no debía estar en el barrio. Días después, el fiscal municipal Dennis Herrera, solicitó al agente que subarrienda esta propiedad entregar documentación que demuestre que Juul cumple con los requisitos estatales y municipales para el manejo de materiales peligrosos como la nicotina líquida y productos químicos que pueden causar cáncer.

EEUU considera prohibir la venta de cigarrillos electrónicos online

"Juul es una empresa tabacalera disfrazada de empresa tecnológica", dijo Christine Chessen, madre de tres hijos que asistió a la audiencia. "Estoy indignada de tener a una gran tabacalera en nuestra ciudad".

El alboroto resalta la tensión que ya rodea a Juul, empresa que se incluye a sí misma en el sector de tecnología con la misión de salvar a los fumadores adictos al cigarrillo tradicional. Los críticos de Juul afirman que la empresa se está enriqueciendo vendiendo productos con nicotina a los jóvenes, tal y como lo hicieron las compañías tabacaleras durante décadas.

Juul asegura que la intención nunca fue vender su producto a adolescentes y que además es una alternativa más saludable al cigarrillo común porque sus cápsulas proporcionan la misma dosis de nicotina que una caja de cigarrillos, sin los agentes cancerígenos.

Nuevos acontecimientos ahora complican este argumento. Juul está en negociaciones para vender una participación minoritaria significativa a la compañía tabacalera Altria Group Inc., comentaron tres personas familiarizadas con el proceso que pidieron no ser identificadas porque la discusión es privada. Altria, que se separó de Philip Morris International en 2008, vende marcas como Marlboro en Estados Unidos. Voceros de Juul y Altria prefirieron no emitir comentarios.

Una asociación entre estas dos compañías solidificaría lo que los críticos alegan que es una conexión de larga data: Juul, dicen, ha utilizado tácticas practicadas por los fabricantes de cigarrillos para generar adicción en los niños.

Un acuerdo con Altria permitiría a Juul satisfacer la demanda de sus productos populares, luchar contra los reguladores y expandirse a nivel mundial. Juul pretende vender en 12 países más en Europa y Asia a mediados de 2019, dijeron las personas familiarizadas con las negociaciones. La transacción podría cerrarse a finales de año, agregaron.

La noticia del acuerdo ya está causando consternación entre algunos de los empleados de Juul, dijeron dos personas de la compañía, que pidieron no ser identificadas porque no están autorizadas para hacer declaraciones públicas. El viernes Axios reportó que los mensajes internos de los empleados calificaban el posible vínculo con Altria como un "pacto con el diablo".Dos de los inversionistas de Juul expresaron su preocupación frente al eventual acuerdo con Altria, ya que traicionarían su misión. Los inversionistas, que pidieron no ser identificados por temor a represalias por parte de la junta directiva de Juul y otros inversionistas, indicaron con preocupación que Juul estaba creando una nueva generación de adictos a la nicotina y explicaron que si Juul se asociaba con Altria sería más difícil defender su misión. Ellos no se apuntaron para esto, dijo uno de ellos.