jueves 28 de octubre de 2021
BLOOMBERG internacional
02-09-2020 15:01
02-09-2020 15:01

Alemania: confirman que Navalny fue envenenado con una neurotoxina rusa

El Gobierno alemán consultará a la Unión Europea y la OTAN para formular una respuesta coordinada al envenenamiento del opositor ruso. Vladimir Putin niega las acusaciones.

02-09-2020 15:01

Alemania informó que las pruebas realizadas en el país mostraron “inequívocamente” que el líder de la oposición rusa, Alexey Navalny, fue envenenado por un agente nervioso conocido como novichok, lo que aumentó fuertemente las tensiones con el Kremlin y provocó la caída del rublo.

El Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, consultará con la Unión Europea y la OTAN para formular una respuesta coordinada al incidente y quiere una explicación urgente del Gobierno ruso sobre lo sucedido, dijo el miércoles Steffen Seibert, portavoz jefe de Merkel, en un comunicado enviado por correo electrónico.

“Es alarmante que Navalny fuera víctima de un ataque con un agente químico nervioso”, dijo Seibert. “El Gobierno condena este ataque categóricamente”. Más tarde el miércoles Merkel debe hacer una declaración sobre el caso en Berlín.

La semana pasada, Vladimir Putin desaconsejó lanzar “acusaciones prematuras e infundadas”.

Los hallazgos de un laboratorio especial de las Fuerzas Armadas alemanas intensifican el enfrentamiento entre los países de la UE, liderados por Alemania, y el presidente ruso, Vladimir Putin. Merkel ya planteó el viernes la posibilidad de una respuesta coordinada. Navalny ha estado en tratamiento en el hospital Charite de Berlín, donde permanece en coma inducido desde que fue trasladado a la capital alemana, el 22 de agosto.

En marzo de 2018, en el intento de asesinato en suelo británico del exespía ruso Sergei Skripal y su hija, también se utilizó un agente novichok. Los aliados del Reino Unido se unieron en una expulsión concertada de 150 diplomáticos rusos como medida de represalia, lo que provocó una fuerte escalada en las tensiones.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que las autoridades alemanas no habían informado oficialmente a Rusia de los hallazgos, señaló la agencia de noticias estatal Tass. La semana pasada, Putin desaconsejó lanzar “acusaciones prematuras e infundadas”.

“Es alarmante que Navalny fuera víctima de un ataque con un agente químico nervioso”, dijo Steffen Seibert, portavoz jefe de Angela Merkel.

Rusia ha dicho que no ha visto evidencia hasta ahora de que Navalny haya sido envenenado y desestimó las acusaciones sobre que el país pueda haber estado involucrado.

El rublo extendió sus pérdidas en el día, cotizando con un descenso de 1,9% frente al dólar a las 5:20 p.m. en Moscú, debido a que los inversionistas temieron que la última declaración alemana pudiera dar lugar a más sanciones.

“Las relaciones entre Alemania y Rusia sin duda se verán afectadas por el hallazgo”, dijo Per Hammarlund, estratega jefe de mercados emergentes de SEB AB, en Estocolmo. “Sin embargo, si la UE puede llegar a un acuerdo sobre posibles sanciones, es probable que estás se restrinjan a personas u organizaciones de inteligencia, limitando así el impacto en la economía en general y en el rublo”.

Rusia ha dicho que no ha visto evidencia hasta ahora de que Navalny haya sido envenenado y desestimó las acusaciones sobre que el país pueda haber estado involucrado.

El miércoles, Merkel se reunió con los principales ministros después de conocer los resultados toxicológicos. El ministro de Relaciones Exteriores del país, Heiko Maas, reportará al embajador ruso y el Gobierno implicará a la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, dijo Seibert.

El hospital Charite informó el viernes que la condición de Navalny permanecía estable dentro de su gravedad y que sus síntomas estaban disminuyendo. Navalny, detractor de Putin, cayó gravemente enfermo en un vuelo desde la ciudad siberiana de Tomsk el mes pasado.

Merkel se ha exasperado con Putin, debido a que considera que no muestra flexibilidad a medida que sigue aumentando la lista de quejas contra el Kremlin. El caso de Navalny es ahora otro punto de discusión, además de un asesinato a plena luz del día el verano pasado en un parque de Berlín y un ciberataque en 2015 contra el Bundestag, la Cámara Baja del Parlamento de Alemania.