jueves 09 de julio de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
martes 2 junio, 2020

Para algunos en Wall Street, el asesinato de George Floyd es personal

A medida que las protestas por la muerte de un hombre negro desarmado bajo custodia policial se extendían desde Minneapolis a Nueva York y a través de EE.UU. en los últimos días, los nombres más importantes de Wall Street hablaron. Para algunos, el dolor fue personal.

Jennifer Surane, Sridhar Natarajan y Sonali Basak

Protestas en Washington por el crimen de Floyd. Foto: AFP
martes 2 junio, 2020

A medida que las protestas por la muerte de un hombre negro desarmado bajo custodia policial se extendían desde Minneapolis a Nueva York y a través de EE.UU. en los últimos días, los nombres más importantes de Wall Street hablaron. Para algunos, el dolor fue personal.

Mark Mason debatió si debería decir algo. El director financiero de Citigroup Inc., uno de los principales ejecutivos negros en finanzas, estaba disgustado después de ver el video ahora viral que muestra a un oficial de policía blanco presionando su rodilla en el cuello de George Floyd durante más de ocho minutos.

Cuando el video provocó protestas en todo el país y después de varias conversaciones dolorosas con su familia, Mason se dio cuenta de que tenía que hablar. En una entrada de blog en el sitio web de Citigroup que comenzaba repitiendo las palabras “no puedo respirar” 10 veces, la cantidad de veces que Floyd lo dijo antes de su muerte, Mason pidió a los lectores luchar por los derechos humanos básicos para los estadounidenses negros como él mismo.

Mason no fue el único en Wall Street en sentir una conexión personal con la muerte de Floyd y la indignación resultante en todo el país.

“Es 2020 y ya es suficiente. Ya no podemos estar en silencio”, dijo Thasunda Brown Duckett, directora ejecutiva de banca de consumo en JPMorgan Chase & Co., en una publicación en LinkedIn. Al igual que Mason, es una de los pocos estadounidenses negros en los niveles más altos de la industria financiera. “Sí, es doloroso y mis lágrimas son reales”.

El asesinato de George Floyd provocó una rara reacción por parte de altos ejecutivos de casi todos los principales bancos y compañías de inversión. De alguna manera, es una continuación del deseo de la industria de ser vista como más socialmente responsable, en línea con las medidas tomadas para cerrar las brechas salariales de género o limitar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Representación limitada

Si bien las firmas más grandes de Wall Street se comprometieron a hacer más para apoyar a diversas comunidades, han tenido dificultades para aumentar la representación de los estadounidenses negros en sus propios altos rangos. Muchos de esos ejecutivos de color decidieron usar su plataforma para hablar.

“Estoy hablando de algo tan mundano como ir a correr”, dijo Mason en su publicación de blog, que ha suscitado cientos de comentarios de empleados de Citigroup en todo el mundo. “El racismo sigue siendo la raíz de tanto dolor y fealdad en nuestra sociedad, desde las calles de Minneapolis hasta las disparidades infligidas por la covid-19”.

Para el multimillonario Robert Smith, fundador de Vista Equity Partners, el asesinato de Floyd y otros eventos recientes, como la muerte a tiros de Ahmaud Arbery en Georgia mientras corría, lo obligaron a recordar que su tío fue asesinado a tiros por un empleado de una estación de servicio blanco después de recibir su maestría y asumir un nuevo trabajo en el estado de Colorado.

‘El dolor aún persiste’

“Esto fue hace casi 50 años, y el dolor aún persiste”, dijo Smith en un memorando a los empleados. “Cuando veo la cara de George Floyd, Ahmaud Arbery o Christian Cooper, me veo como un hombre joven; veo los rostros de mis hijos; y me acuerdo de las muchas veces en mi vida en que no he sido juzgado por mi carácter, sino por el color de mi piel”.

Cynthia Adams, abogada principal de Jefferies Financial Group Inc., expresó su consternación en una carta a sus colegas. Los compañeros de trabajo le dijeron que ayudó a abrir la puerta a conversaciones en el lugar de trabajo sobre raza y política. “Sigo sintiendo el dolor”, dijo en una entrevista telefónica el lunes. “Mi reacción principal es el dolor continuo”.

En muchos de los bancos más grandes de Estados Unidos, el porcentaje de trabajadores y ejecutivos negros ha disminuido o se ha estancado. Los afroamericanos representaron el 13% de los empleados estadounidenses de JPMorgan el año pasado, frente a casi el 19% antes de la crisis financiera de 2008. En Goldman Sachs Group Inc., los afroamericanos representaron el 2,7% de los principales puestos el año pasado, con pocos cambios desde 2013, mientras que la representación negra entre la fuerza laboral total del banco en Estados Unidos creció del 4,8% al 6,6%.

El asesinato de Floyd se produjo el mismo día que otro incidente racial sacudió a Wall Street. Amy Cooper, una empleada blanca en Franklin Templeton, fue capturada en video llamando a la policía y diciendo: “hay un hombre afroamericano, estoy en Central Park, me está grabando y me está amenazando a mí y a mi perro”. Un hombre negro, Christian Cooper, le había pedido que pusiera una correa en su cocker spaniel en un área donde los perros no pueden correr libremente.

Una fibra sensible

El evento tocó una fibra sensible, subrayando cómo los estadounidenses negros a menudo son blanco de acusaciones de irregularidades y llamados a la policía por simplemente realizar sus actividades diarias. Dentro de las 24 horas siguientes, Franklin Templeton despidió a Amy Cooper.

El dolor de los asesinatos de este año y otros incidentes raciales también lo sienten otros grupos minoritarios en las filas superiores de Wall Street, quienes señalan que personas de diferentes orígenes han enfrentado la discriminación de diferentes maneras.

“Los eventos recientes han sido absolutamente desalentadores y desgarradores”, dijo Ashok Varadhan, el único líder no blanco de una importante línea de negocios en Goldman Sachs, en una entrevista. Incluso antes de las protestas de este fin de semana, la pandemia de coronavirus “causó estragos en las comunidades económicamente más vulnerables de Nueva York, a saber, las comunidades negras e hispanas”, dijo. “Pero soy de ascendencia india, no negra. Así que no sé lo que es ser visto por la policía con ojos sospechosos”.

“Lo que sea que todos hagamos no es suficiente”, dijo sobre el país. “Estamos fallando miserablemente”.

Las protestas de este fin de semana, que en algunas áreas incluyeron saqueos, incendios provocados y otros daños a la propiedad, afectaron a los bancos de múltiples maneras. Se vio a personas en las redes sociales irrumpiendo y destrozando sucursales de JPMorgan, Wells Fargo & Co. y Capital One Financial Corp. en ciudades de todo el país.

Aún así, dijeron algunos en la industria financiera, el enfoque debería seguir siendo responsabilizar a la policía por los recientes asesinatos.

“Todos eran negros estadounidenses víctimas por su raza”, escribieron Ken Chenault, presidente de General Catalyst, y otros ejecutivos de la firma de capital de riesgo en una publicación de blog. “La responsabilidad por sus muertes solo comenzó después de que los estadounidenses indignados hablaran y tomaran medidas”.

Otros altos ejecutivos de finanzas comenzaron a expresar sus opiniones a fines de la semana pasada. El director ejecutivo de Bank of America Corp., Brian Moynihan, pidió a sus empleados rezar con él por los asesinatos recientes. Charlie Scharf, de Wells Fargo reconoció que, como hombre blanco, realmente no puede entender lo que sienten las personas de color en este momento, pero se comprometió a escuchar.

‘Profundamente perturbados’

“Estamos profundamente perturbados por los terribles actos de injusticia racial que nuestro país ha experimentado recientemente”, dijo el director ejecutivo de Blackstone Group Inc., Steve Schwarzman, uno de los aliados más cercanos del presidente Donald Trump en Wall Street.

Algunos de los comentarios de los ejecutivos bancarios fueron recibidos con desprecio en línea, donde los activistas cuestionaron si los bancos alterarían sus prácticas para ayudar a las minorías. Y si bien algunos trabajadores y clientes inundaron las redes sociales con agradecimientos a los comentarios de los principales ejecutivos bancarios, también subrayaron cuánto más se debe hacer.

“Yo también me sentí profundamente afectada por ese video. Me hizo temer por mi hijo negro, mis hermanos negros y mis padres negros”, comentó Racquel Porteous, una empleada de Citigroup, en respuesta al blog de Mason. “A menudo me hago la pregunta, ¿alguna vez seremos libres?”.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5051

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.