domingo 23 de febrero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG / UN DRAMA GLOBAL
martes 24 diciembre, 2019

Opinión | El peor escenario de cambio climático no parece realista

Un nuevo informe advierte que los efectos del cambio climático se están acelerando y que el mundo tiene apenas más de una década para hacer recortes profundos a las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el calentamiento a 1,5 grados.

Galería de imágenes

Noah Smith


Fotogalería
New Carbon Pricing Scheme Agreed On By States And Federal Government Foto: Photographer: Jens Schlueter/Getty Images Europe
martes 24 diciembre, 2019

En los últimos años, gran parte de los comentarios sobre el cambio climático han pasado de ser muy serios a muy desesperados. Un nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas (IPCC, por sus siglas en inglés) advierte que los efectos del cambio climático se están acelerando y que el mundo tiene apenas más de una década para hacer recortes profundos a las emisiones de gases de efecto invernadero y limitar el calentamiento a 1,5 grados centígrados para fines de siglo. Tales reducciones son extremadamente improbables, dado que las emisiones globales aumentaron este año y el último. China, el mayor emisor del mundo por el momento, todavía está construyendo centrales eléctricas de carbón, mientras que Estados Unidos, bajo el presidente Donald Trump, ha rechazado el liderazgo en el tema climático. El calentamiento de más de 1,5 grados parece una certidumbre en este punto y el mundo tendrá que lidiar con las consecuencias.

Pero, ¿cuánto se calentará exactamente la tierra antes de que la era de combustibles fósiles siga su curso? Eso es más difícil de pronosticar porque depende no solo de la ciencia del clima sino también de los supuestos sobre las emisiones. Eso, a su vez, depende de la tecnología y la economía, ambos elementos muy difíciles de pronosticar. El IPCC presenta varios escenarios comerciales habituales para la cantidad de gases de efecto invernadero que se emitirían sin una acción política importante, pero no dice qué escenario cree que es más probable. El más terrible de todos es la figura llamada RCP8.5, que implica que el planeta se calentaría en un promedio de 5 grados Celsius (alrededor de 9 grados Fahrenheit) para 2100, un nivel de calentamiento absolutamente catastrófico que termina con la civilización. Por lo general, este escenario tipo fin del mundo lleva a algunos observadores al desespero y a otros a exigir políticas imprudentes y descabelladas como el desmantelamiento del capitalismo.

Pero un coro creciente de científicos climáticos y analistas de políticas energéticas ha comenzado a cuestionarse si el temido escenario RCP8.5 debería tomarse en serio. El escenario supone que después de un breve coqueteo con gas natural y energía renovable, el mundo vuelve a impulsar la industrialización principalmente con carbón. Pero parece muy poco probable que la industria mundial del carbón se multiplique por siete, como se prevé en el RCP8.5, incluso si el gas natural resulta ser un fenómeno temporal.

Primero que todo, probablemente no hay tanto carbón disponible bajo tierra. En segundo lugar, la quema de carbón genera contaminación del aire además de gases de efecto invernadero, lo que representa un incentivo adicional para que los países reduzcan su uso. Tercero, el precio de las energías renovables ha caído a tal punto que sencillamente ya no es económico construir plantas de carbón en la mayor parte de lugares. A pesar de las nuevas plantas de China, el uso global de carbón cayó 3% en 2019. India se está apartando del carbón, al igual que el sudeste asiático:

Además, a medida que las energías renovables se vuelvan más baratas, será económico retirar las plantas de carbón y gas existentes. McKinsey estima que este será el caso en la mayor parte del mundo para 2030. Los bancos ya están comenzando a retirarse de la industria del carbón, no por la presión ambiental (ya que todavía están financiando carbón para otros usos industriales), sino porque saben que no hay futuro en las plantas de carbón. El desenlace para el gas no será muy diferente, aunque algunas plantas de gas probablemente permanecerán en servicio para respaldar las plantas solares cuando el sol no esté brillando.

Por lo tanto, el escenario del fin del mundo comúnmente citado por el IPCC parece un impulso de la imaginación. Recientemente, un grupo de científicos del clima se reunió en Twitter e intentó descubrir cuál sería un escenario más realista. Alimentaron las predicciones de energía de la Agencia Internacional de Energía en los modelos climáticos y descubrieron que 3 grados de calentamiento es un escenario de negocio mucho más probable que 5 grados. Sin embargo, como señalaron científicos del clima, la AIE ha subestimado constantemente el crecimiento de la energía solar; cada año, la agencia internacional estima que el crecimiento en la generación de energía solar se ralentizará, y cada año crece rápidamente. Si las tecnologías renovables continúan sorprendiendo al alza, el calentamiento podría limitarse a 2,5 grados.

Ahora, las malas noticias: 2,5 grados de calentamiento seguirán siendo catastróficos para muchas personas y países, y 3 grados aún más. Las olas de calor se volverán insoportables sin aire acondicionado, incluso en latitudes altas. Todos los arrecifes de coral probablemente morirán. Muchas ciudades importantes se ahogarán. Incluso solo 2 grados de calentamiento, que se superarán en cualquier escenario de negocios, tendrán repercusiones globales muy serias.

Es por eso que un escenario de negocios como siempre es inaceptable. La raza humana probablemente no está condenada, pero el cambio climático sigue siendo una catástrofe enorme en desarrollo. Se necesitan grandes cambios de política: en Estados Unidos, en China y en muchos otros países. En lugar de embarcarse en la tonta tarea de tratar de desmantelar el capitalismo, los gobiernos deberían utilizar los recursos combinados de los sectores público y privado. Deben retirar todas las plantas de carbón lo más rápido posible, reducir constantemente el uso de gas natural y convertir todos los vehículos en eléctricos. Los edificios deben ser modernizados para usar electricidad en lugar de gas. Es igualmente necesario investigar, ampliar y difundir a nivel internacional nuevas tecnologías para producir acero y cemento con bajo contenido de carbono, y para la aviación libre de carbono.

Los escenarios climáticos más lógicos no dejan lugar alguno para la autocomplacencia, pero sí dan una oportunidad a la raza humana de luchar.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4914

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.