domingo 27 de noviembre de 2022
BLOOMBERG Producción

Por primera vez en años cede la escasez de chips

El tiempo que transcurre entre el pedido y su entrega se situó en un promedio de 26,3 semanas, cuatro días menos de lo habitual.

17-10-2022 14:35

Los plazos de entrega de los chips disminuyeron en cuatro días en septiembre, el mayor descenso en años, en una señal de que la escasez de suministros del sector está cediendo.

Los plazos de entrega, es decir, el tiempo que transcurre entre el pedido de un chip y su entrega, se situaron en un promedio de 26,3 semanas en este periodo, según un estudio de Susquehanna Financial Group. Esta cifra se compara con las casi 27 semanas del mes anterior.

Escasez de chips: una oportunidad para la transformación digital del ecosistema financiero

Los tiempos de espera disminuyeron en todas las categorías de productos clave, siendo los chips de gestión de energía y los analógicos los que experimentaron los mayores descensos, según señaló el analista de Susquehanna Christopher Rolland en una nota de investigación.

El año pasado, la escasez de chips en todo el mundo afectó a un amplio abanico de industrias, y los fabricantes de automóviles y otras empresas tuvieron dificultades para conseguir suficientes semiconductores. Sigue habiendo problemas de suministro, pero ahora muchos fabricantes de chips están preocupados por el problema contrario: el exceso de existencias de chips.

La desaceleración de las ventas en algunos mercados, como las computadoras personales, ha dejado a Intel Corp. y Advanced Micro Devices Inc. con menos demanda de la esperada. Las ventas de AMD en el tercer trimestre fueron inferiores a las proyecciones en más de US$1.000 millones a principios de este mes, mientras que Intel se prepara para eliminar puestos de trabajo para hacer frente a la caída.

Ventas de chips se desplomarían mientras por temor a recesión mundial

Las tensiones entre Estados Unidos y China también enturbian el futuro de la industria de chips. La Administración Biden anunció este mes nuevas restricciones a las exportaciones, restringiendo lo que las empresas estadounidenses pueden vender a la nación asiática.

El Índice de Semiconductores de la Bolsa de Valores de Filadelfia, una referencia clave de las acciones de chips, ha caído un 44% este año.

RM