Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 17 de septiembre de 2019 | Suscribite
BLOOMBERG /
miércoles 26 junio, 2019

Alarma por un nuevo brote de ébola en África: "Se debe esperar lo inesperado"

En el este del Congo, una unidad especial de "detectives" de enfermedades se enfrentan a la prueba más desafiante hasta ahora.

James Paton

Los opositores del gobierno dijeron que el retraso fue diseñado para suprimir los votos de oposición en áreas hostiles al presidente saliente Joseph Kabila y su candidato elegido Emmanuel Ramazani Shadary. Foto: Bloomberg

Daniel Bausch estaba viendo un partido de hockey en Ginebra con sus hijos el año pasado cuando su teléfono comenzó a sonar con mensajes de la República Democrática del Congo, donde el número de muertes aumentaba debido a la segunda mayor epidemia de ébola en la historia.

Un miembro de la unidad especial de detectives de enfermedades dirigida por Bausch dijo que se había visto obligado a refugiarse cuando estallaron disparos en un ataque rebelde junto a su hotel. Esta era otra señal de los riesgos en el esfuerzo urgente, que ya llevaba meses, por contener el brote que a hoy ha cobrado más de 1.400 vidas.

Cuando emergen crisis de salud, el equipo de apoyo rápido de salud pública del Reino Unido responde. Cuenta con un respaldo de US$25 millones del gobierno británico y el grupo puede movilizar a especialistas en enfermedades infecciosas en todo el mundo dentro de las 48 horas después de haber recibido la solicitud. Equipados con bolsas llenas de mosquiteros, botiquines de primeros auxilios, carpas emergentes, medicamentos, alimentos adicionales y otros suministros, están listos en cualquier momento.

"Se debe esperar lo inesperado", dijo Olivier Le Polain, epidemiólogo de alto nivel enviado al Congo poco después de que se confirmaran los primeros casos en agosto pasado. "Cada emergencia tiene sus propios desafíos".

El filántropo multimillonario Bill Gates los describió en una publicación de blog de abril como un "súper grupo heroico de científicos" que corren a zonas de brote para ayudar a los gobiernos a detener virus peligrosos. Le Polain lo dice de manera más modesta: el escuadrón de expertos en datos, microbiólogos y otros rastreadores de enfermedades apunta a cerrar las brechas técnicas, solo una parte de una respuesta mucho más amplia que incluye médicos, enfermeras y grupos de ayuda en el terreno.

La prueba más desafiante

La unidad fue establecida tras una crisis de ébola en África Occidental que comenzó en 2013 y cobró la vida de más de 11.000 personas. El primer despliegue se produjo a principios de 2017, cuando el grupo fue convocado a Etiopía en medio de un brote creciente de diarrea aguda. Luego, viajaron a Nigeria para rastrear casos de meningitis, a Madagascar para combatir la peste neumónica y a Bangladesh por una epidemia de difteria.

En el este del Congo, se enfrentan a la prueba más desafiante hasta ahora. Aunque el uso de una vacuna de Merck & Co. ha ayudado a contener infecciones, y especialistas de la salud han informado sobre el progreso en algunas áreas, la cantidad de casos y muertes sigue aumentando. Los ataques a los centros de salud y la desconfianza persistente han obstaculizado la respuesta, permitiendo así que el virus avance. Este mes, el brote se extendió al país vecino, Uganda.

La Organización Mundial de la Salud no ha declarado formalmente una emergencia internacional. Aún así, la agencia calificó la situación de "evento extraordinario" y apeló para recaudar US$54 millones en apoyo global para mantener su nivel de respuesta. "Es una carrera contra el tiempo", dijo Bausch. "Cuanto más tiempo tengamos este brote a fuego lento, más riesgo tendremos de perder el control".

Mientras que otros tratan a los pacientes y llaman a las puertas, los científicos del Reino Unido están analizando datos para comprender cómo se ha propagado el ébola y si los intentos de sofocar la enfermedad han sido efectivos. Demostraron cómo los niños enfrentan un mayor riesgo de infección cuando están expuestos al virus en los centros de salud, estudiaron dónde viajan las personas cuando se enferman y ayudaron a determinar la mejor manera de hacer uso de las vacunas.

Corazón y alma

Mientras los funcionarios de salud del gobierno se preparan para una reunión sobre estrategias de vacunación esta semana, el equipo está apoyando en la posible introducción de una vacuna experimental de Johnson & Johnson que brindaría inmunidad a una población más amplia, dijo Bausch.

Son "el corazón y el alma de muchas de las decisiones que se toman sobre dónde gastar los recursos", dijo Michael Osterholm, director del Centro de Investigación y Política de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Minnesota.

Enfermedades emergentes como el ébola están aumentando la presión sobre el grupo del Reino Unido y otros que deben apagar incendios en múltiples frentes. El cambio climático, los conflictos, la resistencia a los antibióticos y las grandes poblaciones cada vez más móviles están conspirando para elevar el nivel de amenaza a medida que comienza una nueva fase de epidemias de "alto impacto", según Michael Ryan, jefe del programa de emergencias de la OMS.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4755

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard