27th de February de 2021
BLOOMBERG
21-11-2018 11:05

Recortes fiscales, gasto serán próxima defensa ante crisis: OCDE

Recortes de impuestos y un derroche de gasto serán necesarios si la economía mundial cae en una fuerte recesión, debido a que a los bancos centrales no les queda nada en el estanque, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

William Horobin
21-11-2018 11:05

Recortes de impuestos y un derroche de gasto serán necesarios si la economía mundial cae en una fuerte recesión, debido a que a los bancos centrales no les queda nada en el estanque, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Las economías más grandes del mundo deberían estar listas para coordinarse sobre el estímulo fiscal, señaló la entidad, y agregó que el crecimiento está perdiendo fuerza debido a los vientos en contra, las condiciones financieras más estrictas y un mayor precio del petróleo. La advertencia se produjo en medio de una venta masiva de las bolsas mundiales que arrastró a las acciones europeas a un mínimo de dos años y precipitó al S&P 500 a una corrección.

"El mensaje que queremos enviar a los responsables políticos es volver a la discusión", señaló en una entrevista el economista jefe de la OCDE, Laurence Boone. "Si el aterrizaje suave resulta ser una recesión más aguda, entonces es necesario cooperar juntos porque no hay mucha munición en la caja de herramientas macro".

La OCDE ha hecho similares llamados a la cautela a otras instituciones internacionales: los flujos de capital ya están saliendo de las economías emergentes, las tensiones comerciales están perturbando la inversión y la incertidumbre política está aumentando en Europa y Medio Oriente.

La organización ahora espera un crecimiento mundial del 3,5 por ciento en los próximos dos años después del 3,7 por ciento en 2018. Una interacción de riesgos a la baja reduciría aún más ese ritmo.

La recomendación fiscal se deriva del hecho de que los bancos centrales tienen poco margen de maniobra. Solo Estados Unidos ha comenzado a normalizar adecuadamente la política monetaria, e incluso allí las tasas están unos 200 puntos básicos por debajo de donde históricamente habrían estado en este punto del ciclo, señaló Boone.

Eso hace que la carga recaiga sobre la política fiscal. Pero con altos niveles de deuda pública, los gobiernos que se embarcan solos corren el riesgo de que los mercados se vuelvan contra ellos. Para evitar eso, sería necesaria una respuesta coordinada a una recesión, según la OCDE.

También calcula que el esfuerzo coordinado podría aprovechar las bajas tasas de endeudamiento y tener un impacto material más rápido que la política monetaria.

La OCDE reconoció que el clima internacional actual no favorece la acción multilateral, pero Boone espera que las profundas dificultades económicas impulsen la cooperación.

"No es obvio, pero al mismo tiempo, si hubiera una mayor desaceleración, sería de interés común para todos", sostuvo Boone. “No se puede tener el mismo cálculo y cómputo que se tiene para el comercio".

En esta Nota