martes 16 de agosto de 2022

Rusia le da un respiro a Europa y reanuda el flujo de gas vía Nord Stream

Rusia comenzó a enviar gas natural a Europa a través del sistema de gasoductos Nord Stream después de una pausa, brindando alivio a un continente cuya economía está comenzando a tambalearse bajo la presión de la reducción de los suministros.

21-07-2022 10:28

Rusia comenzó a enviar gas natural a Europa a través del sistema de gasoductos Nord Stream después de una pausa, brindando alivio a un continente cuya economía está comenzando a tambalearse bajo la presión de la reducción de los suministros.

Los envíos volvieron al 40% de su capacidad, el nivel que tenía antes de que se detuvieran los flujos durante 10 días a causa de un mantenimiento planificado, según mostraron los datos del operador del oleoducto.

Si bien el reinicio de los envíos alivia los peores temores de Europa sobre que el presidente ruso, Vladímir Putin, mantendría detenidas las operaciones del gasoducto, queda mucha incertidumbre sobre los flujos futuros a través del enlace.

La Unión Europea se apresura a acumular gas natural antes del invierno en medio de su peor crisis energética en décadas. Por ahora, el reinicio de las operaciones del gasoducto puede aliviar las preocupaciones sobre una detención más prolongada que podría conducir a un daño económico masivo. La situación ya ha socavado al euro, que ha caído casi a la paridad con el dólar estadounidense.

La Unión Europea prepara medidas para mitigar el impacto de la interrupción de gas ruso

Los precios del gas natural se desplomaron el jueves por el aumento de los flujos. El proveedor Gazprom PJSC declinó hacer comentarios.

“Es probable que la reanudación de los flujos a lo largo de Nord Stream esta mañana provoque un suspiro colectivo de alivio no solo del mercado europeo del gas, sino de la economía en general”, dijo Tom Marzec-Manser, jefe de análisis de gas en ICIS en Londres.

A pesar de que el gas está fluyendo nuevamente a través de Nord Stream, “la dependencia energética está siendo utilizada como un arma” por Rusia, señaló la ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, a la prensa.

Moscú rechazó la caracterización. “No se trata de ninguna presión, ningún chantaje”, expresó a los periodistas el vocero del Kremlin, Dmitri Peskov, en una conferencia telefónica. “Esa es una afirmación absolutamente incorrecta. La rechazamos categóricamente”. Cualquier problema técnico relacionado con el oleoducto es el resultado de las sanciones occidentales a Rusia, aseveró.