sábado 08 de mayo de 2021
BLOOMBERG
18-05-2020 18:03

Videoconferencia: Uber anunció que despedirá a otros 3.000 trabajadores

El director ejecutivo de Uber dijo a los inversionistas en una teleconferencia realizada en noviembre que su objetivo era que el gigante del transporte compartido fuera una de las compañías “mágicas” del mundo que pueden aumentar sus ingresos a “gran escala”.

Tae Kim
18-05-2020 18:03

El director ejecutivo de Uber Technologies Inc., Dara Khosrowshahi, dijo a los inversionistas en una teleconferencia realizada en noviembre que su objetivo era que el gigante del transporte compartido fuera una de las compañías “mágicas” del mundo que pueden aumentar sus ingresos a “gran escala”. Pero ahora, las dificultades comerciales provocadas por la pandemia de COVID-19 están obligando a la que alguna vez fue una empresa unicornio a retroceder en términos de sus grandes ambiciones. Quizás Uber no sea tan mágica después de todo; pero está bien.

El lunes en una presentación, Uber anunció que despedirá a otros 3.000 trabajadores además de los 3.700 recortes de empleos que ya había anunciado el 6 de mayo. Los recortes en conjunto equivalen a cerca de 25% de su fuerza laboral. Bloomberg News también informó el lunes que Khosrowshahi envió un correo electrónico a su personal, diciendo que la compañía planea cerrar algunos proyectos no esenciales como Incubator y AI Labs. Además, Wall Street Journal informó que Uber está reevaluando sus negocios de conducción autónoma y de carga, ya que no son rentables.

Las decisiones de terminar con algunas de sus ingenuas apuestas y centrarse en sus negocios principales (transporte compartido y despacho de alimentos) son una estrategia prudente. Si bien la compañía tenía US$9.000 millones en efectivo a fines de marzo, igualmente generó una pérdida operativa de US$1.300 millones para su primer trimestre; es un nivel insostenible en el tiempo.

La experiencia de repartidoras durante la pandemia

Si Uber se retira de todos sus negocios no centrales, puede ahorrar muchísimo dinero. Solo en su trimestre finalizado en marzo, su segmento de carga perdió US$64 millones en ebitda ajustado (indicador de rentabilidad); su segmento de grupo de tecnologías avanzadas, que incluye sus apuestas de conducción autónoma, perdió US$108 millones. Cerrar estas unidades o al menos ponerlas en pausa tiene lógica, ya que faltan muchos años para recibir los beneficios.

La noticia de la reducción de costos se produce cuando Uber intenta concretar la fusión de su división de despacho de alimentos con Grubhub Inc. La semana pasada, escribí que un acuerdo entre Uber Eats y Grubhub tenía sentido ya que beneficiaría a ambas compañías, así como al resto de la industria, y podría generar cientos de millones de sinergias de costos anuales debido a la superposición en los gastos de marketing y operación. Parece que las negociaciones del acuerdo aún están en curso, ya que el Journal informó que ambas compañías estaban en conversaciones hasta el domingo.

Es posible que la racionalización de gastos a través de la reestructuración de negocios y fusiones no sea la más mágica en términos de estrategias comerciales, pero son necesarias para crear un modelo comercial sostenible a largo plazo. Este mes, el precio de sus acciones ha subido 10%, con lo que la administración de Uber parece estar comprendiendo el mensaje de que no se necesita magia, solo disciplina inteligente.