sábado 22 de febrero de 2020 | Suscribite
BLOOMBERG
viernes 17 enero, 2020

Tasa de natalidad de China cae a nivel más bajo desde 1949

La tasa de natalidad de China cayó al nivel más bajo desde al menos 1949 el año pasado y la fuerza laboral continuó disminuyendo, la señal más reciente de una desaceleración para las perspectivas de crecimiento de la segunda mayor economía del mundo.

Bloomberg News

Record Low Foto:
viernes 17 enero, 2020

La tasa de natalidad de China cayó al nivel más bajo desde al menos 1949 el año pasado y la fuerza laboral continuó disminuyendo, la señal más reciente de una desaceleración para las perspectivas de crecimiento de la segunda mayor economía del mundo.

El número de nacimientos por cada 1.000 personas disminuyó a 10,48, el nivel más bajo registrado, según datos de la Oficina Nacional de Estadísticas que se remontan a la llegada al poder del Partido Comunista. La población en edad de trabajar de China, las personas con edades comprendidas entre los 16 y los 59 años, disminuyó en 890.000, mostraron las cifras publicadas el viernes. La cifra de recién nacidos en 2019 cayó a 14,65 millones, una disminución de 580.000 respecto al año anterior.

China ha estado luchando para frenar la disminución de la tasa de natalidad del país durante años, aliviando su estricta política de un solo hijo en 2013 y permitiendo que cada familia tenga dos hijos en 2016. Aun así, los principales líderes se han resistido a los llamamientos para retirar por completo las restricciones sobre el número de hijos que cada familia puede tener, pese a que la tasa de natalidad en 2018 se redujo a niveles no vistos desde la convulsión del Gran Salto Adelante de Mao Zedong.

“El número históricamente bajo de nacimientos en parte refleja la disminución del número de nacimientos desde la década de 1990, pero también revela algo mucho más profundo sobre las transformaciones sociales que todavía están teniendo lugar en China y que pueden ser preocupantes”, dijo Wang Feng, profesor de sociología en la Universidad de California, en Irvine.

La migración interna a gran escala, la rápida urbanización, una cultura laboral despiadada, el alto coste de la vivienda y la educación, y la discriminación de género desenfrenada contribuyen a la baja tasa de natalidad y pueden continuar haciéndolo en las próximas décadas, dijo Wang.

Las autoridades locales han abordado los problemas demográficos en las sesiones legislativas anuales que actualmente tienen lugar en China. Zhejiang, una rica provincia oriental, se comprometió a priorizar el aumento de los servicios de cuidado infantil para niños menores de 3 años.

En la provincia central de Henan, un miembro del organismo provincial de consultoría política hizo un llamamiento a favor de la abolición inmediata de la llamada regulación de planificación familiar para alentar los nacimientos en una entrevista con los medios locales el domingo. Hu Peng, investigador de la Academia Estatal de Ciencias Sociales de China, sugirió integrar políticas que impulsen las tasas de natalidad en los proyectos.

Incluso si el Gobierno levantara todas las restricciones sobre los nacimientos, “eso solo tendría un pequeño impacto en la reversión de la tendencia de fertilidad, ya que la voluntad de tener tres o más hijos es muy baja”, dijo He Yafu, demógrafo con sede en Guangdong.

La cifra de 2019 supone la tercera disminución anual consecutiva de la tasa de natalidad desde que el Gobierno chino promulgó su política más flexible de “dos hijos” en 2016, y supone tres millones de nacimientos menos que los registrados en su año inaugural.

En el pasado, China dijo que la reforma de la política de nacimiento podría resultar en hasta 20 millones de nacimientos en un año pico, pero esta estimación no se ha convertido en realidad, y un margen de cálculo erróneo tan amplio ha generado críticas en el país, alimentando el escepticismo del público hacia la política de nacimiento.

“Con la reducción de la población de mujeres fértiles y el efecto debilitador de la política de dos hijos, los nacimientos continuarán disminuyendo”, dijo el demógrafo He.

Sociedad en envejecimiento

Entretanto, la proporción de personas mayores de 65 años creció al 12,6% el año pasado, frente al 11,9% en el año anterior.

La población de China está envejeciendo más rápidamente que la mayoría de las economías desarrolladas del mundo, una resaca de décadas de políticas de planificación familiar. En 2001, las personas mayores de 65 años representaban más del 7% del país y la proporción ha crecido a un ritmo anual más rápido desde entonces.

Se espera que la población de ancianos de China crezca en un total de 224 millones entre 2010 y 2040, con una tasa de crecimiento anual media de 3,62% y un aumento neto de 7,46 millones, según estimaciones de la Academia China de Ciencias Sociales. Los investigadores también pronostican que la población total de China comenzará a disminuir alrededor de 2028.

Las autoridades chinas han deliberado sobre un retraso de la edad de jubilación del país, que en la actualidad es de 60 años para los hombres y 55 para mujeres, a fin de hacer frente a la escasez de la fuerza laboral y al déficit del fondo nacional de pensiones, aunque todavía no se han tomado medidas.


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4913

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.