sábado 31 de julio de 2021
BLOOMBERG Economía 2021
25-01-2021 12:29

La recuperación económica mundial es lenta, pero no está descarrilada

La economía mundial no terminará de repuntar en 2021 si el coronavirus sigue horrorizando al mundo, si los países ricos no garantizan que el resto acceda a las vacunas y si se endurece la asistencia fiscal

25-01-2021 12:29

La economía mundial se enfrenta en 2021 a un comienzo más difícil de lo esperado por el aumento de los contagios y el tiempo que toma la distribución de las vacunas.

Si bien el crecimiento mundial aún está en camino de recuperarse rápidamente de la recesión del año pasado en algún momento, podría tardar más en despegar y no ser tan saludable como se pronosticó anteriormente. Este mes, el Banco Mundial ya recortó su proyección a 4% en 2021 y el Fondo Monetario Internacional actualizará esta semana su propia perspectiva.

Ahora se espera una doble recesión en Japón, la eurozona y el Reino Unido a medida que se imponen restricciones para frenar la propagación del virus. Casos récord en Estados Unidos están arrastrando el gasto minorista y la contratación, lo que llevó a la nueva Administración del presidente, Joe Biden, a buscar un estímulo fiscal adicional de US$1,9 billones.

Solo China ha logrado una recuperación en forma de V después de contener la enfermedad de manera temprana, pero incluso allí los consumidores siguen siendo cautelosos y Pekín está parcialmente en cuarentena.

Japón, la eurozona y el Reino Unido enfrentarán una difícil recuperación en 2021; sólo China lo logró luego de contener la enfermedad.

Indicadores de alta frecuencia rastreados por Bloomberg Economics apuntan a un comienzo de año preocupante, a medida que las economías avanzadas comienzan con un ritmo débil y las economías emergentes divergen.

“Es un reflejo de la dura realidad de que, antes de la distribución generalizada de la vacuna, un regreso a la normalidad es una perspectiva poco probable”, dijo Tom Orlik, economista jefe de Bloomberg Economics.

Es una perspectiva cruda para formuladores de políticas después de que un apoyo fiscal de US$12 billones y billones en impresión de dinero del banco central no lograran consolidar una recuperación. La Reserva Federal se reunirá esta semana.

Optimismo de mercado

Aunque el panorama económico se ha oscurecido, los mercados financieros han continuado repuntando ante optimismo de que el estímulo gubernamental y la distribución de la vacuna impulsarán una recuperación. Las acciones mundiales alcanzaron un máximo histórico la semana pasada.

La desigualdad se presenta en observaciones de líderes mundiales —entre ellos el presidente chino, Xi Jinping—, quienes estarán participando en un evento en línea que el Foro Económico Mundial celebrará del 25 al 29 de enero. El lunes, Xi tildó la recuperación global de “inestable”.

China participa esta semana del Foro Económico Mundial y lidera la recuperación de la pandemia aunque la juzgue inestable

EE.UU., Gran Bretaña y la Unión Europea están distribuyendo vacunas, lo que transmite que algunas partes del mundo alcanzarán la inmunidad colectiva mientras que otras se quedan rezagadas, especialmente las economías más pobres.

La Cámara de Comercio Internacional publicó el lunes un informe que estima que los países ricos podrían perder hasta US$4,5 billones si no garantizan que los países en desarrollo tengan acceso a las vacunas. 

“Si bien vemos una luz al final del túnel, todavía hay un camino largo y difícil por delante”, dijo Erik Nielsen, economista jefe del grupo en Unicredit SpA. “Mientras la pandemia siga aterrorizando, no se restaurará la normalidad en ninguna parte”.

La perspectiva optimista depende de que las autoridades obtengan la vacuna en una escala material para mediados de año y neutralicen la amenaza de variantes más transmisibles del virus. También debería ayudar la provisión continua de política monetaria fácil y la esperanza de que los Gobiernos no retirarán su apoyo prematuramente, como lo hicieron algunos después de la crisis financiera.

Las cuarentenas y otras restricciones a la circulación también parecen tener un impacto económico menos perjudicial esta vez que el año pasado, a medida que consumidores y empresas han encontrado formas de adaptarse. Además, el liderazgo de China en la recuperación global muestra lo que es posible una vez que se controla el virus.

“El primer trimestre será peor de lo que pensábamos”, dijo Shaun Roache, economista jefe para Asia Pacífico de S&P Global Ratings en Singapur. “Pero vemos una recuperación retrasada, no descarrilada”.