sábado 24 de julio de 2021
CIENCIA
01-05-2020 12:07

Hallan en el fondo del mar la concentración de microplásticos más grande de la historia

Parte de este material está en productos como cremas exfoliantes y geles. También son desprendimientos de objetos como bolsas o botellas. Se cree que una persona consume unas 50 mil partículas al año.

01-05-2020 12:07

Una investigación de universidades europeas detectó los niveles más altos de la historia de microplásticos en las profundidades del fondo marino. En la actualidad, el plástico que flota en la superficie del mar representa menos del 1% de los 10 millones de toneladas de este material que ingresan a los océanos del mundo cada año, según un análisis de la Universidad de Manchester en el Reino Unido. Se cree que el 99% faltante se acumula en las profundidades del océano, pero no sabía hasta adónde había llegado.

Ahora, un estudio publicado el jueves en la revista Science revela que las corrientes de aguas profundas actúan como cintas transportadoras, llevando pequeños fragmentos de plástico y fibras a través del fondo marino. Gracias a estas corrientes, los microplásticos se juntan en grandes acumulaciones de sedimentos, que los investigadores del Reino Unido, Alemania y Francia denominaron “puntos críticos de microplásticos”.

Estas partículas son residuos de ítems de productos como envases, bolsas o botellas de gaseosas que se degradan por acción del aire, del agua, y se fragmentan en pequeños pedazos menores a 5 milímetros. Y también son los plásticos de pequeño tamaño añadidos intencionalmente por diversos sectores industriales como productos cosméticos y de limpieza, como las famosas cremas exfoliantes, pastas de dientes o hasta geles de ducha, o materiales abrasivos o de revestimiento.

ONGs proponen prohibir los microplásticos en cosméticos

“Nos impresionó mucho el volumen de microplásticos que encontramos depositados en el lecho marino profundo”, expresó en declaraciones a la CNN el doctor Ian Kane, de la Universidad de Manchester y autor principal del estudio. “Fue mucho más alto que cualquier cosa que hayamos visto antes”, afirmó, y recalcó que el equipo estaba “en shock” por el descubrimiento y que los “parches de basura” de botellas, bolsas y popotes que a menudo se ven flotando en la superficie del agua son solo “la punta del iceberg” de lo que se encuentra en el fondo del mar.

Según los autores, el estudio muestra el primer vínculo directo entre las concentraciones de microplásticos y las corrientes del fondo marino, que los científicos esperan les permita predecir puntos críticos e investigar el impacto en la vida marina. En este marco, Chris Thorne, activista de océanos en Greenpeace, Reino Unido, pidió repensar el uso del “plástico desechable” y argumentó: “Los microplásticos pueden ser ingeridos por muchas formas de vida marina y los contaminantes químicos que transportan pueden incluso pasar a lo largo de la cadena alimentaria hasta nuestros platos”.

Cifras que preocupan. Se calcula que una persona promedio consume al menos 50.000 de estas partículas al año y respira una cantidad similar, según un estudio que calculó la ingestión de polución plástica de las personas. El informe, publicado en 2019 en la revista académica Environmental Science and Technology y replicado en PERFIL, utilizó datos de 26 investigaciones previas que han medido la cantidad de microplásticos en pescado, mariscos, azúcar, sal, cerveza y agua, así como en el aire de las ciudades.

Todavía se desconoce el impacto que tiene en la salud la ingesta de estas partículas, que podrían liberar sustancias tóxicas, y el estudio indica que algunas son tan pequeñas que pueden penetrar los tejidos, pudiendo desatar reacciones inmunológicas. La contaminación de este material se genera principalmente por la desintegración de basura plástica y parece ser onmipresente en todo el planeta. La investigación ha encontrado microplásticos en prácticamente todos los ecosistemas: en el aire, la tierra, los ríos y en lo más profundo de los océanos de todo el planeta.

En este marco, el año pasado un grupo de organizaciones ambientales de Argentina propuso tomar medidas para prevenir ese vertido. Por ejemplo, la organización Círculo de Políticas Ambientales elaboró recientemente un informe sobre el tema, y entre sus conclusiones propone que “el Congreso avance en la prohibición de cosméticos y de artículos de higiene personal que contengan microplásticos agregados intencionalmente”.

Según Lorena Pujó, integrante de la ONG Círculo de Políticas Ambientales, “la Argentina está retrasada en cuanto a la adopción de medidas y la formulación de políticas públicas que aborden este tema. Y nosotros consideramos que la restricción a los usos en algunos sectores que los añaden a sus productos, como es el caso de la industria cosmética, es fundamental para poner un freno a una contaminación que es imposible de remediar”.

AB/FeL