domingo 09 de mayo de 2021
CIENCIA RFI
08-02-2021 10:05

COVID-19: Cuba espera inmunizar a toda su población en 2021 con su vacuna Soberana 2

Cuba avanza para conseguir la primera vacuna contra el coronavirus producida en Latinoamérica. Cuatro proyectos están en marcha: Soberana 1 y 2, Mambisa y Abdala.

08-02-2021 10:05

Cuba lleva 30 años produciendo y exportando vacunas, 8 de las 11 de su programa nacional se producen en la isla. La OMS se muestra optimista con el trabajo de los científicos cubanos.

Pero el desafío es inmenso: conseguir fabricar 100 millones de dosis de Soberana 2 en 2021. El Instituto Finlay de Vacunas, que la está desarrollando, calcula que se podrá tener a toda la población cubana inoculada en 2021.

“Son vacunas proteicas que están basadas en un fragmento de la proteína S del virus, que es el antígeno más importante del virus y es el que media el primer contacto entre el virus y la célula, la proteína de la espícula” dice a RFI el virólogo y biólogo molecular cubano, actualmente investigador en la Universidad Estadual Paulista de Brasil, Amílcar Pérez Riverol. “Lo que hacemos es que en lugar de utilizar la proteína S completa, utilizamos la parte de la proteína S que está involucrada en el primer contacto, la región de unión al receptor, RBD. ¿Qué característica única tiene particularmente Soberana 2? Es la única vacuna dentro del grupo general, que es conjugada, es decir que utiliza el RBD conjugada o unida covalentemente al toxoide tetánico. Es una estrategia que Cuba ha utilizado con otras vacunas como es el caso de QuimiHib y la lógica o la racionalidad de utilizar el toxoide tetánico es que es una potente señal de alarma para nuestro sistema inmune, de tal manera que ese RBD unido al toxoide tetánico potencia la respuesta específica en los pacientes vacunados”.

Vacunas para Venezuela en riesgo por disputa sobre pruebas de covid

El toxoide tetánico es una toxina obtenida del la bacteria Clostridium tetani y que por sus inmunogenicidad se utiliza en vacunas conjugadas, como la Soberana 2, que inició la primera fase en noviembre del año pasado y ahora está en la fase 2B, con 810 voluntarios. En marzo comenzaría la fase 3 con 42.600 participantes en Cuba y también en Irán tras un acuerdo con el Instituto Pasteur de Teherán dado que la prevalencia de casos de Covid en Cuba es mucho menor. 

“Para pasar a la nueva fase esperamos que el perfil de seguridad fuera favorable y que no hubiese reacciones adversas graves”, dice Pérez Riverol. “Para que la eficacia cumpla con los estándares de la entidad reguladora de Cuba, y de la OMS, que ha solicitado que la eficacia sea superior al 50%. Llegar a los 100 millones de dosis va a ser un gran desafío para Cuba porque es un alto número de vacunas. Pero hay un grupo de centros que colaboran con Cuba para el desarrollo de las vacunas y que forman parte del polo científico de La Habana que tienen capacidad productiva”.

La ONU exhorta a Estados Unidos cerrar el centro de detención de Guantánamo

Las vacunas cubanas se unen y compiten a las desarrolladas por otros laboratorios alrededor del mundo que ya están siendo inoculadas, en los países que lograron hacerse con las primeras dosis.

“Sabíamos de hace mucho tiempo que se iba a producir el fenómeno del nacionalismo de las vacunas”, dice Pérez Riverol. “Es decir asegurarse dosis de vacunas para cubrir hasta el 300% de su población. Sabíamos que la demanda de vacunas va a ser muy alta y que esto abre un mercado para la industria biotecnológica de Cuba. Si bien esto es acertado, más acertado aun sería de que las autoridades cubanas intenten negociar un grupo de dosis que le permita al menos iniciar la inmunización en los grupos prioritarios hasta que las vacunas candidatas de Cuba estén listas. El director de BioCubaFarma, que es la empresa encargada de comercializar los productos biotecnológicos de Cuba, dijo que no hay vacunas para todos, que está siendo muy difícil para los países negociar las dosis y los precios de las vacunas.

Cuba empezó a usar un spray nasal contra el coronavirus y avanza con sus vacunas

A pesar de que a finales de enero la isla caribeña superó por primera vez los 1.000 infectados diarios, Cuba, con más de 11 millones de habitantes tiene un índice de fallecidos muy bajo, de 225.

No obstante las autoridades exigen, desde febrero, a las personas que ingresen en el país que se sometan a una prueba PCR en el aeropuerto y se aíslen en hoteles o centros de confinamiento.

Fuente RFI