viernes 27 de enero de 2023
COLUMNISTAS opinión

Felicitaciones al ganador

Yo también quiero participar de la fiesta de la cultura y, entonces, pensé en elaborar alguna lista de lo mejor del año.

11-12-2022 00:25

Gané el premio al “Talento literario. Categoría revelación”, del Rotary Club de Choele Choel. ¡Me espera una carrera internacional! Ya mismo lo subo a mi Instagram y espero, como mínimo, 250 “Te amamos”, “Sos un genio”, “Te lo tenés merecido”. Así que ya saben, entren ahora mismo. Mientras tanto, no pude ir a recibir el galardón. El premio es meramente honorario (¡pero represtigioso!) y no tengo guita ni para pagarme el viaje (cobro tan poco por esta columna que a veces ni siquiera me doy cuenta de que recibí una transferencia: temo que cualquiera de estos días directamente nos pidan a los autores que paguemos por escribir. ¡Publicar en un diario también es represtigioso!). Pero mientras me avisaban que, debido a mi ausencia en la entrega del premio, finalmente se lo van a entregar a otro (chau mi carrera internacional) me di cuenta de que ya estamos en diciembre, época de balances, cierres, festejos, fiestas, listas. Precisamente ya deben estar por salir las listas de los mejores libros del año (lamentablemente voy un poquito atrasado: por 1857. Recién acabo de terminar dos prometedoras novedades de ese año, Madame Bovary y Los Grundrisse, de Marx). No obstante, yo también quiero participar de la fiesta de la cultura y, entonces, pensé en elaborar alguna lista de lo mejor del año. ¿De qué tema podría ser? ¿De cine? Pero solo fui –con ella– a ver tres películas en 2022: Casablanca al Lorca, una ecuatoriana que no recuerdo el nombre en la Lugones, y una española, también al Lorca, que tampoco me acuerdo cómo se llama, con Javier Bardem, que de tan mala nos fuimos en la mitad atragantados de risa (Bardem sobreactúa hasta cuando dice “buenos días”). Pues, no. Tengo que buscar otro tema. ¿Recitales? Solo fui a ver a Calamaro con mi hijo de 14 años. Tampoco. ¿Exposiciones? ¿Hubo alguna este año? Ni idea. ¿Gastronomía? (recuerden que para el PRO esos atroces “polos gastronómicos” que inauguran por todas partes –¡hicieron un pozo en la Plaza Houssay para meter uno adentro!– son considerados acciones culturales). Pues, nos gustan unos cornettos con Nutella de un café o restaurante o algo así, pero no me da como para votarlos. Qué problema: quiero participar, pero no encajo, me dejan afuera (es la historia de mi vida). ¿Entonces? ¡Ya sé! Voy a crear el premio a la mejor nota periodística del año o, más modestamente, al mejor título de una nota. Pero, para no hablar de lo que no sé (es decir, de casi todo), voy a ceñirme exclusivamente a los títulos de notas en suplementos y secciones culturales. Pues, el ganador, publicado en PERFIL el sábado 22 de octubre, es: “Una autora de Planeta gana el Premio Planeta”. Felicitaciones al autor o autora de ese título, extraordinario. Es tan bueno que, si hubiera sido por mí, directamente no hubiera publicado la nota que desarrolla el tema. ¿Para qué? No es necesario ni saber el nombre de la ganadora, ni el monto que recibió, ni nada más. Como enseñaban los viejos manuales de periodismo, el título ya nos informa de todo lo que hace falta saber (mucho antes de que el periodismo, en su versión digital, publique títulos que no nos informan de nada, a la búsqueda desesperada de que demos “enter” y entremos a la nota, para que la web tenga más circulación, clickbaits o como sea que se llame). Felicitaciones también a los que salieron segundo y tercero, otro día los mencionaré.

En esta Nota