lunes 15 de agosto de 2022
COLUMNISTAS Defensor de los Lectores

La opinión es libre, pero su publicación exige precisiones

17-07-2022 03:50

Decía un maestro del periodismo que en una columna de opinión se puede escribir (o decir) cualquier cosa, pero aclaraba: “Si esa cosa cualquiera no tiene sustento argumental, información, datos certeros, el público dejará de leer o escuchar y demostrará su desagrado abandonando el medio que la publica”. En principio, también marginará de sus preferencias toda futura nota del/la articulista. 

En este espacio me he contenido muchas veces para evitar comentarios críticos sobre las columnas de opinión que publica PERFIL, una de sus características diferenciales por la diversidad de miradas que esos espacios ofrecen. 

Esta semana me siento obligado –por estrictas reglas de este oficio– a señalar algunos puntos cuestionables de la extensa nota (“Locura y política”, https://www.perfil.com/noticias/columnistas/locura-y-politica-por-jaime-duran-barba.phtml) que publicara el domingo 10 el señor Jaime Duran Barba, colaborador permanente de PERFIL, experto en comunicación y política, catedrático en la George Washington University de Estados Unidos, miembro del Club Político Argentino y asesor influyente en las campañas que llevaron a Mauricio Macri a la presidencia entre 2015 y 2019. 

Elegí solo algunos de los párrafos de su artículo porque constituyen claras violaciones a principios básicos del periodismo. Fundamentalmente, la falta de precisión en los datos empleados para justificar sus opiniones. Veamos:

“La mayoría de los jóvenes quiere irse del país, en los aeropuertos hay miles de argentinos que han comprado un boleto solo de ida, emigró la mayoría de las grandes empresas”.  ¿Cómo llega a esas conclusiones? Es cierto que hay encuestas que indican que el 70% de los jóvenes “quisieran emigrar”, aunque las cifras registradas cada año en las terminales aéreas no son muy diferentes desde hace unos cinco años, a razón de 60 mil (con algunas ligeras variantes) por año. Los jóvenes de entre 15 y 24 años son unos 7 millones. La cifra de 60 mil incluye no solo a jóvenes sino a personas con edades superiores. ¿Cuántos miles de argentinos han comprado “solo boletos de ida”? 

“El 80% de los argentinos censura al Gobierno, ve mal al Presidente y a los principales dirigentes de su grupo político”. Las más recientes encuestas (todas ellas previas a la renuncia de Martín Guzmán y su reemplazo por Silvina Batakis) indican un porcentaje que apenas supera el 70% (que no es poco, claro).

“Existe la sensación generalizada de que vamos a una hecatombe”. ¿Qué estudio de opinión justifica una afirmación tan apocalíptica?

“Varios gobernadores viajaron a Formosa para conversar dos horas con Gildo Insfrán, usando aviones privados, algunos que deberían cuidar la salud de la gente, otros pagados con decenas de miles de dólares de los contribuyentes”. ¿Cuántos son “varios”? ¿Cuáles viajaron en aviones privados u oficiales? ¿Cuántos dólares significan “decenas de miles”? 

“Esos funcionarios se toman fotos con su modelo, mientras la gente está angustiada. Buena foto para empezar a elaborar la lista del ‘que se vayan todos’ que pronto entrará en vigencia”. ¿Cómo fundamenta el autor este otro vaticinio alarmante?

“Bastantes ministros de Salud asistieron a la tercera inauguración de un instituto en un lugar turístico. Se broncearon a costa del Estado, mientras en la mayoría de las provincias la gente tiene frío por falta de gas”. ¿Cuántos son “bastantes”? ¿Dónde fue ese evento en lugar tan soleado? ¿Cuáles son las provincias en las que la gente tiene frío por falta de gas? ¿Son mayoría? 

Invito al columnista citado a ser más riguroso en el manejo de los datos cuando escriba sus notas de opinión. Su prestigio como catedrático lo obliga a ello, y los lectores de PERFIL merecen un mejor tratamiento.

En esta Nota