martes 28 de septiembre de 2021
COLUMNISTAS Medidas y comparaciones
04-09-2020 23:24
04-09-2020 23:24

No sale en los diarios

04-09-2020 23:24

En Alemania hay multas para quienes, en nombre de su libertad o sus derechos personales, con decisiones individualistas riesgosas como decidir no usar tapabocas, ponen en riesgo la salud y la vida de los demás.

El 29 de agosto el gobierno alemán reprimió una protesta en Berlín de grupos anticuarentena (en Alemania se los denomina “negacionistas del corona”) que protestaban contra las restricciones impuestas. Merkel reprimió a los militantes que fueron a protestar. No está de más preguntarnos qué hubiera pasado si en Argentina el Gobierno hubiera dispersado esa protesta. Se hubiera dicho que era autoritario. ¿Es la Alemania de Merkel autoritaria?

Otro ejemplo lo brinda la discusión historiográfica. En Alemania es delito el negacionismo histórico del holocausto judío (Shoá). Historiadores argentinos que aquí impugnan los juicios de derechos humanos (que el partido de Merkel pondera) suelen cuestionar también la “censura” autoritaria que el gobierno alemán impondría, en su opinión, a los historiadores alemanes. En ambos casos (tanto en el negacionismo del coronavirus como en el negacionismo de la Shoá) se busca reprimir aquellas decisiones que, en nombre de una libertad supuesta (los neonazis también se quejan de que se limita su meinungsfreiheit, su libertad de expresión), ponen en riesgo valores esenciales como la vida y la salud pública, de un lado, y la memoria colectiva, del otro. No son dos discusiones tan separadas como puede parecer a primera vista. Van juntas. Por eso los medios alemanes suelen catalogar a los militantes anticuarentena como a los neonazis que desmienten la magnitud del horror pasado, con la misma categoría: “negacionistas”. Desde ambos grupos se impugna el carácter “autoritario” del gobierno alemán, que defiende con firmeza, con sus restricciones, la salud pública y la memoria colectiva. La defensa de la salud pública y la defensa de la memoria requieren de medidas firmes. Alemania aprendió de su pasado.

*Director Nacional de la Escuela del Cuerpo de Abogados del Estado (ECAE).

En esta Nota