COLUMNISTAS
Elecciones 2023

No se acabó nada: ha comenzado todo

20230820_massa_up_cedoc_g
Massa. “Hay 600 mil votos entre las tres fuerzas y se puede remontar”, dijo. | cedoc

En las PASO se eligen candidatos, no gobernantes. Eso es lo que sucedió el domingo pasado. En cuanto a los resultados, pasó lo que preveíamos y que la vicepresidenta había adelantado hace algunos meses: una elección de tres tercios. Hubo un solo dato novedoso: Javier Milei logró una cantidad de votos que lo situó por encima de lo que se esperaba y acumuló el tercio ligeramente más grande. Entre el primero y el tercer candidato, la diferencia fue de menos de tres puntos. “Hay 600 mil votos entre las tres fuerzas y se puede remontar”, afirmó nuestro candidato Sergio Massa. El resultado ha demostrado que nuestra fórmula es competitiva.

Comparado con la votación en las PASO presidenciales de 2019, un sector de los que eligieron al Frente de Todos en aquella oportunidad no fue a votar este último domingo. Lo más probable es que demostraran de ese modo su disconformidad con el oficialismo. Al mismo tiempo, no se inclinaron por ninguna otra opción. La clave de la próxima elección está en lograr que esa ciudadanía esta vez sí vaya a votar. Se trata de hablar con ellos, convencerlos y movilizarlos para que concurran a las urnas. Tienen razón en estar enojados por lo que falta, por ejemplo, por no haber logrado una mejor distribución de los ingresos. Pero si eligen cualquiera de las dos propuestas que no son las de Unión por la Patria no van a resolver sus problemas de ingresos ni de calidad de vida, sino que los van a agravar. No van a avanzar más rápido: van a retroceder.

Durante la semana el ministro de Economía realizó una serie de anuncios. La Argentina venía haciendo pequeños ajustes diarios del tipo de cambio que sumados equivalían a la evolución de la inflación. El ajuste del 21,8% del tipo de cambio que anunció el ministro es hasta finales de octubre: no se va a volver a modificar diariamente durante ese lapso. De este modo, habrá un tipo de cambio fijo hasta después de las elecciones. Por lo tanto, debería desaparecer la incertidumbre sobre la variación del dólar.

En el mismo sentido, el Gobierno anunció que el aumento del 12,5% en los combustibles se mantendrá sin variaciones hasta el 31 de octubre. Además, la actual gestión ha dado a conocer que el acuerdo con el FMI está cerrado y que pronto será formalizado, lo que permitirá recomponer reservas y generar capacidad para intervenir en el mercado de cambios. El Gobierno debería continuar insistiendo ante el Fondo en flexibilizar las condicionalidades, en la eliminación de los sobrecargos y en la reducción de la tasa de interés.

A nivel local, anunció, además, la suba de las tasas para que los ahorristas no pierdan frente a la inflación. Con su política financiera la actual administración viene llevando adelante una práctica positiva: de-senganchar las tasas activas de las pasivas de manera que los créditos, sobre todo los que tienen que ver con la inversión productiva, o con planes como el Ahora 12, sigan teniendo tasas negativas con relación a la evolución de la inflación. Esto es posible porque hay fuertes subsidios.

Faltan aún los anuncios de medidas vinculadas a precios e ingresos. El problema continúa siendo cómo implementar políticas eficaces que permitan lograr la desaceleración inflacionaria y contrarrestar sus efectos sobre los ingresos. En ese sentido, se conformó una unidad de trabajo, que dirige Guillermo Michel y está integrada por un grupo de altos funcionarios del Ministerio de Economía, que tiene como objetivo generar acuerdos para contener los precios. En ese marco, se está reformulando el programa Precios Justos con el propósito de establecer precios de la canasta de productos con una variación del 5% mensual en los próximos noventa días. El ministro de Economía también adelantó que anunciará la semana que viene una serie de medidas, que incluyen refuerzo a las asignaciones familiares y AUH, un acuerdo con empresas para retrotraer precios y una suma fija para los trabajadores, entre otras iniciativas.

No hay medidas aisladas: hay una estrategia general para tratar de estabilizar la economía y lograr un crecimiento con equidad y mejor distribución de los ingresos, mientras seguimos trabajando unidos para ganar las elecciones. Como dijo hace un tiempo Cristina: “Hoy no se acaba nada, hoy comienza todo”.

*Diputado nacional por el Frente de Todos y presidente del Partido Solidario.