viernes 03 de febrero de 2023
CóRDOBA NEGOCIACIÓN SCHIARETTISTA

A semanas del 27-O, Schiaretti empieza a pensar en el futuro gabinete

Hay algunos nombres y carteras definidas como el arribo de Accastello y la creación de un ministerio de la Mujer. Además, quiénes son los que se quedan afuera.

06-10-2019 00:59

Mientras aguarda el impacto que tendrá la boleta corta el próximo 27 de octubre, el gobernador Juan Schiaretti ya piensa en los nombres que lo acompañarán en su próxima gestión a partir del 10 de diciembre. En una estructura inédita para el PJ cordobés porque se producirá con un trabajo conjunto con el municipio capitalino que conducirá Martín Llaryora.

Hasta hace algunas semanas, en El Panal todos coincidían con que las decisiones Schiaretti las iba a tomar recién después de las elecciones presidenciales. Sin embargo, en el último tiempo varias gestiones avanzaron y hay nombres que empezaron a circular con más fuerzas; como así también orgánicas que comenzaron a bosquejarse, carteras que pueden reconfigurarse y otras que harán su debut. 

Cuestiones confirmadas. De acuerdo con lo que PERFIL CORDOBA pudo cotejar con tres fuentes del PJ existe un regreso asegurado a la estructura del oficialismo provincial y se trata de Eduardo Accastello.

El exintendente de Villa María es número puesto para desembarcar en el ministerio de Industria y ya mantuvo reiteradas reuniones con varios funcionarios y exfuncionarios del área. 

“Tiene un viaje programado a Medellín, pero viene trabajando desde hace varias semanas. ‘El Gringo’ le dio libertad para que lo prepare y la duda es si puede incluir además de Industria, Comercio y Minería, un área de Turismo para fortalecer las economías regionales” dicen en el PJ. 

Accastello también habría pedido incluir Trabajo en la cartera, pero alguien le aconsejó que no era conveniente y que hiciera foco en fortalecer el área de minería si es que Alberto F. confirma un ministerio propio de esa especialidad. 

En tanto, la otra confirmación viene por el lado de Agricultura, cartera que hoy lidera Sergio Busso -va al Tribunal de Cuentas-, y que sería para otro dirigente de ese departamento: el legislador Julián López, con pasado en ese ministerio. López es otro de los que ya mantuvo reuniones con el sector. 

Esta semana había surgido la posibilidad de que ahí recayera el actual intendente de San Francisco, Ignacio García Aresca, pero tiene el inconveniente que se le presentó en su momento a Llaryora en el municipio: la Orgánica no permite una ausencia superior a los seis meses en los primeros dos años por lo que debería volver a llamar a elecciones. 

“No hay que descartarlo para una segunda parte del mandato de Schiaretti cuando el gobernador reacomode de nuevo las cargas”, razonó un peronista. 

Por su parte, el flamante ministerio de la Mujer sería gestionado por Claudia Martínez, en caso de que la actual titular del Polo de la Mujer no sea electa diputada nacional, dado que ocupa el segundo casillero de la boleta corta. 

La novedad de esta cartera es que absorbería parte de Desarrollo Social, algo de Justicia y Derechos Humanos y por completo la secretaría de Equidad que hoy conduce Carolina Basualdo, cuarta en la lista de Hacemos por Córdoba. 

Las posibilidades. Entre los que aún no definieron su futuro hay varios dirigentes de primera línea del oficialismo provincial. Por ejemplo, el titular de Finanzas, Osvaldo Giordano, que sonó en algún momento para desembarcar en Anses nacional y para algunos esa chance se enfrió. 

Si el ciclo de Giordano se agota, la carta de un arribo de Ricardo Sosa es una posibilidad en la baraja de Schiaretti. 

En tanto, otro de los históricos que sacó pasaje de la Unicameral al Ejecutivo es Oscar González. El presidente provisorio de la Legislatura, candidato a diputado nacional, depende de las definiciones que se tomen en torno a quién va al Congreso, pero dialoga desde las victorias que consiguió en su departamento. 

Si la banca nacional es para Carlos Gutiérrez, González es opción en Gobierno o Salud, ministerios que ocupó anteriormente. La primera se daría ante la inminente salida de Carlos Massei de esa cartera. 

En la suma de poder de intendentes, Esteban Avilés, de los más cercanos a Schiaretti, también será parte del gabinete, pero está la duda si es ministerio o agencia. El jefe comunal saliente de Villa Carlos Paz prefiere lo segundo y esto no implica que el nombramiento alcance para cubrir lo que pide el socialismo, aliado provincial desde mayo. 

Más intendentes que se sumarán son Facundo Torres, con lugar asegurado, probablemente en Servicios Públicos -ministerio que volvería a cambiar de nombre- y el radical riotercerense, Alberto Martino, aunque este a una agencia o secretaría. 

Los ruidos internos. Como en toda negociación, hay cortocircuitos varios. Por ejemplo, en Desarrollo Social, donde el actual ministro Sergio Tocalli pelea su continuidad con Raúl La Cava, concejal electo que podría arribar a una cartera similar en el Municipio, y con Deborah Petrakovsky. 

Escenario de disputa que para algunos se repite en Gobierno ante la posible salida de Massei. Y cargo para el que tampoco hay que descartar a Torres, el intendente que termina mandato en Alta Gracia.

La cartera de Massei se renovaría por completo e incluiría al secretario de Asuntos Municipales, Juan Carlos Scotto, exintendente de Corralito que sería reemplazado por otro jefe comunal. 

Todas negociaciones comenzaron hace unas semanas y van a continuar porque en El Panal, octubre ya llegó. 
 

En esta Nota