4th de March de 2021
CóRDOBA TURISMO EN PANDEMIA
24-01-2021 00:46

Amèrian Park, otra baja en el sector hotelero de Córdoba

El hotel estaba cerrado desde el 28 de diciembre y se decidió no reabrir "ante el escaso o nulo nivel de reservas" y "el corte de la ayuda oficial". La cadena cordobesa tiene otras unidades de negocio en la provincia, en el país y en Montevideo.

JUAN ERRAMOUSPE
24-01-2021 00:46

La grave situación económica generada por la pandemia no da respiro. En plena temporada y cuando los números del movimiento y la demanda turística en la Provincia comenzaban a dar un poco de oxígeno a la castigada actividad, el jueves pasado se conoció otra noticia negativa para el sector: el Amèrian Park Hotel de Córdoba no reabrirá sus puertas, cerradas desde el 28 de diciembre.

El presidente de la cadena, de capitales cordobeses, confirmó la decisión a PERFIL CÓRDOBA. Roberto Amengual explicó: “Ante la prácticamente nula actividad –tenemos cero reservas– y la imposibilidad de seguir recibiendo ayuda estatal, nos vemos en la obligación de no abrir las puertas del hotel”.

“Mantener la estructura del negocio, con los costos fijos y variables que ello significa, sumado a los salarios del personal –del orden de 40 empleados– hacen inviable la operación”, expresó.

Y agregó: “La crisis derivada de la pandemia de coronavirus, la consiguiente caída de la demanda, la falta de ingresos desde marzo de 2020 y el corte de las líneas de ayuda del Estado, como el ATP y los aportes patronales, nos obligan a tomar esta decisión que no queríamos tomar, pero debemos ser realistas”.

Desde la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT), entidad que Amengual preside en el orden nacional, solicitaron al Gobierno la extensión de los aportes de ATP “por lo menos hasta marzo, aunque lo ideal sería todo el año, pero la respuesta fue negativa”.

Cuando se le consultó sobre los otros establecimientos que forman parte de la cadena, afirmó que “se va monitoreando la situación día a día”, pero aclaró que “los otros hoteles de la cadena, particularmente los de nuestra provincia, están trabajando bastante bien”. Al mencionarle que la media de ocupación informada tanto por el sector público como por los empresarios del sector, es del 40/50%, afirmó: “Sí, ese es el promedio, pero algunos de nuestros hoteles están más arriba de esa cifra”.

En relación con el personal, indicó que “entendieron el problema y colaboraron para que esta instancia sea superada de manera ordenada”, pero lo concreto es que 40 empleados se quedaron sin trabajo.

Por último, cuando se le pidió una definición sobre si es un cierre definitivo o una no reapertura coyuntural, Amengual insistió con que “en este momento y en las actuales circunstancias, la operación es inviable. Si la situación cambiara positivamente, habría que estudiar la realidad y analizar alguna otra decisión, pero por el momento tenemos que ser realistas”.

El Amèrian Park Hotel fue el primer establecimiento de la cadena que, desde Córdoba, comenzó a expandirse por el territorio provincial, nacional y en Uruguay. Hoy la firma cuenta con 17 hoteles con la bandera Amèrian y dos con la marca Mèrit, en Iguazú y Montevideo.

El edificio ubicado en el cruce del bulevar San Juan y la avenida Hipólito Yrigoyen, frente al Patio Olmos, en uno de los polos más activos y atractivos de la ciudad, alberga 116 habitaciones de categoría 4* superior, salones para eventos y convenciones, restaurante-bar y terraza con piscina y solárium.

 

Las otras caídas

En noviembre pasado, cuando habían transcurrido ocho meses de la pandemia y las restricciones obligadas por primero, el aislamiento, y después, el distanciamiento, pero en general por la falta de actividad, fue otro hotel emblemático de la ciudad, el Sheraton Córdoba Hotel, el que daba fin a su operaciones.

Perteneciente a la cadena internacional Marriott pero explotado en Córdoba por la empresa Quinto Centenario, de la familia Álvarez Rivero, el establecimiento de 16 pisos, 183 habitaciones, cinco suites y ocho salas de reuniones con 1.206 m2 de espacio para reuniones, anunciaba la no reapertura.

Inaugurado en 1997, la empresa gerenciadora afirmaba que en las condiciones marcadas por la pandemia, se hacía imposible continuar operando y confirmaba su cierre. Entre otras razones esgrimidas, aludía a la dependencia que tenía el hotel del mercado corporativo y de congresos y conveciones.

"No es un hotel que dependa del turismo o de las vacaciones familiares, sino que el 60% de su facturación se generaba en congresos, convenciones, grupos musicales o artísticos y triuplaciones de las líneas aéreas –dijeron– todas actividades que están prohibidas o reducidas a su mínima expresión”.

La empresa gerenciadora argumentó que la inactividad del hotel le generaba una pérdida mensual del orden de los $7 millones. El hotel contaba con casi un centenar de empleados formales y unos treinta más de carácter eventual.

A los casos de Amèrian y Sheraton, hay que sumarle el Interplaza Hotel, establecimiento de similar tamaño que cerró también sus puertas, pero por otra causa no directamente relacionada con la pandemia de coronavirus y sus consecuencias, y otros hoteles de menor tamaño y categoría que también fueron víctimas de la crisis.

En esta Nota