viernes 02 de diciembre de 2022
CóRDOBA MANO A MANO

Briner: “De Loredo debe decidirse y ser candidato a gobernador: si le da, hay que acompañarlo”

El intendente de Bell Ville espera que el actual diputado nacional tome una decisión, enfocado en la gobernación. “Veremos cuántos cospeles tiene y acompañaremos”, asegura, aunque aclara que preferiría a un intendente como candidato a gobernador. Respecto a la posibilidad de ser vice de Llaryora, no duda: “En el PJ son vivos, ven cómo gestionan todos los intendentes. Hablaría, como hablo con todos”, señala.

13-11-2022 00:53

-Usted es radical pero su nombre suena como posible candidato a vicegobernador de Martín Llaryora. ¿Lo han llamado, le gustaría?
-Yo siempre quise ser candidato a gobernador pero no se me dio la posibilidad ni tengo una estructura dentro del radicalismo: hay que ser realistas. Sí me dediqué estos siete años a gobernar mi ciudad sin saltar de cargos y tratar de hacer lo mejor posible, por lo que terminamos 500 obras, no debemos un peso y la ciudad va a toda marcha. Y eso lo ve tanto el radicalismo como el justicialismo.

-¿Se refiere a alguien en particular?
-No, yo no personifico, yo digo que si a uno lo eligen para un cargo determinado, hay que honrar eso. Yo el año que viene termino mi mandato y nunca me moví de ahí. Cuando fui candidato a vicegobernador con Ramón Mestre, donde nos limpiaron a votos, era hacia el final del mandato, después fui electo con el 72% de los votos.

-Usted dice que lo ven desde los dos partidos. Pero ¿lo ven realmente desde la UCR?
-Desde el radicalismo me ven mal. No me quieren. Me duele en la piel porque yo soy un puro.

-¿Por qué no lo quieren?
-Habría que preguntarles a ellos, siempre fui por la Lista 3, honré al partido y si se sacaron muchos votos ha sido por el sudeste. Y el peronismo es vivo, se fija quién gestiona bien. Ahora, de ahí a que me llamen, hay un trecho.

-Dentro del radicalismo ¿en qué lugar se ubica?
-Yo estoy con un grupo de intendentes que queremos que un intendente sea el candidato a gobernador por el espacio. Se entiende, o se entendería, que dentro de Juntos por el Cambio.

-¿Deja de lado a Rodrigo de Loredo?
-No, no lo dejo de lado, pero cuando Rodrigo decida y veamos cuántos cospeles tiene…

-El 14 de se lanza…
-No sé para qué. Yo no escuché nada, vi una propagando con un aguilucho, está muy buena…

-¿Pero usted cree que De Loredo no se va a lanzar como candidato a gobernador, como ya pasó en el acto del Comedor Universitario?
-No me desvela hablar de él, pero si se quiere lanzar y es el que más mide, yo como radical lo tengo que apoyar y lo voy a hacer. A mí me gustaría que fuera un intendente o intendenta el candidato porque tenemos el territorio, gobernamos solos prácticamente en la pandemia, le sacamos agua a las piedras y tenemos gestiones saneadas, pero bueno, algunos no lo ven o no lo quieren ver.

-¿Quién sería la figura de este espacio que pueda reunir el caudal de votos suficiente que lo pueda catapultar a gobernar la Provincia?
-No hay una figura en el radicalismo que capte todo el universo de votos. Hay varias: unos contienen una parte, otros contienen otra. Habría que hacer una interna abierta, al estilo de la Ley de Lemas y el que más saque encabece y el resto se encolumne.

-Si le hacen una oferta desde el PJ. ¿Rompería Juntos por el Cambio, aceptaría ser candidato a vice de Llaryora y qué relación ha tenido en estos casi ocho años con el justicialismo?
-Empiezo por el final: la relación con el justicialismo es muy buena, gobernamos de manera sincronizada porque el objetivo es la gente. Se lograron las obras, las que hizo la Provincia en Bell Ville y las que hizo el municipio. El diálogo es fenomenal y maduro, pero yo sigo siendo un radical puro. No sé cuántos de los que me están criticando han podido seguir yendo por la Lista 3 y no han estado saltando charquitos, de un lado a otro. Hoy, si me llamaran y me ofrecieran, voy a escuchar, como escucho a todo el mundo. Pero tengo una preferencia partidaria, una historia dentro del partido.

-Usted tiene algunas diferencias con De Loredo, pero no lo mete en la misma bolsa que a Juez. ¿Las diferencias con Juez son mayores?
-No, no. A mí me molestan de Juez algunos exabruptos que ha tenido con mi partido, pero por lo demás tengo buena relación. Insisto: a mí me gustaría que encabece un radical, si es De Loredo, iremos con él. Pero que se decida: que abra los brazos y convoque, porque nos están dejando fuera a muchos intendentes.

-Para este grupo de intendentes, el 14 es clave, porque uno supone que se va a lanzar como candidato a gobernador.
-Sí, coincido: se tiene que lanzar a la gobernación. En su lugar, yo lo haría. Si le da, habrá que acompañarlo. En ese caso, hablaremos el grupo de intendentes al que nos llaman díscolos pese a que seguimos en la Lista 3 y ellos están en un bloque por fuera en el Parlamento nacional.

-Evolución…
-Sí, pero nosotros somos la Unión Cívica Radical.

-A Evolución lo lidera Martín Lousteau. ¿Qué opinión tiene de él?
-Lousteau es un prestado del kirchnerismo que lo aceptamos como afiliado radical. Él fue funcionario de Cristina, de la 125… Los que somos del interior vivimos noches muy difíciles en los cruces de rutas cuando se armó el gran lío con el campo a raíz de la famosa 125. Hoy está en el radicalismo, se lo aceptó. Debe hacer su mea culpa y que demuestre que pertenece a una serie de ideas que comulgamos los radicales.

-Mientras ustedes discuten, el PJ ya largó.
-Sí, pero no se olviden que están hablando con un intendente que no puede llegar al círculo rojo. Sí puedo aportar todo el conocimiento de tres áreas que son claves y que se están desmoronando en la Provincia: salud, educación y seguridad. ¿Cuál fue la intendencia que quiso comprar la doble dosis de vacuna antes que nadie? Bell Ville. Teníamos el dinero por tener una administración equilibrada, pero no nos dejaron. ¿Cuál fue la primera ciudad que unió al sector público con el privado en la pandemia? Bell Ville. Yo no soy candidato hoy, salvo que me lo pidan.

En esta Nota