miércoles 10 de agosto de 2022
CóRDOBA Causa Generación ZOE

Caruso Lombardi, extécnico de Belgrano, citado para explicar su vínculo con Leonardo Cositorto

Debe presentarse este martes a declarar ante la Fiscalía de Instrucción N°2 de Villa María. Con la empresa investigada por estafas, el DT había firmado un oneroso contrato para asesorar al Club Deportivo Español.

31-07-2022 00:40

El entrenador de fútbol Ricardo Caruso Lombardi, quien en Córdoba dirigió a Belgrano entre noviembre de 2019 y diciembre de 2020, deberá prestar declaración esta semana en el marco de la Causa Generación ZOE.

El excéntrico DT fue citado por la Fiscalía de Instrucción N°2 de Villa María, que investiga delitos de estafa y asociación ilícita a través de múltiples actividades comerciales y financieras que llevaba adelante la firma de Leonardo Cositorto en todo el país. El martes a las 11.15, Caruso Lombardi deberá dar explicaciones –“en forma presencial”, según confirmaron desde la propia Justicia- sobre sus vínculos con el exCEO de ZOE, quien actualmente cumple prisión preventiva en la cárcel de Bouwer.

Además del entrenador y panelista televisivo, la cédula emitida el pasado 25 de julio desde el despacho de la fiscal Juliana Companys citó a comparecer a otras seis personas, cuyos testimonios son considerados “útiles y pertinentes para la investigación”. Entre ellas figura Diego Martín Elías, el presidente de Deportivo Español, club del ascenso porteño que había formalizado con ZOE un convenio de “gerenciamiento y esponsorización”. El dirigente deportivo debe declarar el próximo viernes.

Deportivo Español-ZOE CUENTO DE GALLEGOS. Los negocios de Generación ZOE se expandieron al fútbol y desembarcaron en el Club Deportivo Español. /// FOTO: CEDOC PERFIL

¿De qué juegan?

El 2 de julio de 2021, Caruso y Cositorto firmaron en Buenos Aires un contrato privado de prestación de servicios profesionales. Mediante ese acuerdo, con vigencia hasta el 30 de junio de 2022, el DT se comprometió a “desempeñarse como director deportivo para la empresa Generación ZOE, del Club Deportivo Español”. Cositorto se obligó a pagarle $5 millones por trimestre, libre de impuestos, tasas y cualquier otro gravamen.

La función de Caruso quedó establecida en el acuerdo: armado y selección de cuerpos técnicos, incorporación de futbolistas, supervisión de entrenamientos y dictado de clínicas. “Además, promoverá y publicitará la imagen de la empresa en relación a su labor”, precisaba el convenio.

A este último punto, Caruso cumplió lo cumplió al pie de la letra. En su rol de panelista de TN Deportivo no escatimó esfuerzos para mostrar el logo de ZOE en su indumentaria y hasta enviar “saludos para ‘Leo’ Cositorto”. Lo que no pudo activar fue la cláusula que lo habilitará a cobrar U$S100 mil extras por el ascenso de Deportivo Español, que quedó penúltimo en el torneo de Primera C y mantuvo la categoría por la vigencia de una decisión que la AFA tomó durante la pandemia: la suspensión de los descensos.

La investigación también tiene otra “pata deportiva”: el fallido proyecto ZOE Atletic Club de Villa María, que apenas sobrevivió cinco meses y que naufragó antes de llegar a la orilla en el ámbito de la liga de fútbol local.