miércoles 01 de abril de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / LA ECONOMIA INFECTADA
domingo 15 marzo, 2020

Coronavirus: la matriz productiva de Córdoba, alterada por la pandemia

La industria, que opera al 55%, espera caída y problemas de insumos. Hoteles van a ocupación del 15% y turismo de reuniones resignaría $2.000 millones. Duro golpe a exportaciones y commodities.

por José Busaniche

DURO GOLPE. Si la pandemia se complica cortará la tibia recuperación industrial y resentirá el complejo exportador de Córdoba. Foto: Federico Rodriguez

La economía argentina está rumbo a cumplir dos años de recesión. Es en ese escenario que aparece la pandemia del coronavirus, un shock internacional que paralizó las centrales industriales, financieras, de comercio y servicios en países enteros. Cuánto impactará esta crisis inesperada en las economías locales y en la micro es algo que, por el momento, no se puede avizorar con exactitud. Así y todo, para analistas, economistas y empresarios la frágil economía argentina acusará el golpe, al menos durante el primer semestre. Algunas estimaciones y proyecciones ya comenzaron a dibujarse. Y lo grave para Córdoba es que todas atraviesan la matriz productiva de la provincia, anclada en producción y exportación de commodities, en agroalimentos, en la industria metalmecánica y en los servicios.

Agro y ganadería. Ninguna estrategia comunicacional podría haber sido más efectiva para borrar de un plumazo de la agenda mediática a la protesta del agro. La semana del cese de comercialización dispuesta por la Mesa de Enlace en protesta por el incremento a las retenciones fue sepultada por la epidemia que nació en China (ver página 8). China es, justamente, el principal destino de los commodities y agroalimentos argentinos, uno de los primeros afectados por la crisis. Se estima que la demanda externa de productos argentinos, donde hay fuerte participación de Córdoba, caería un 5%. Solo la reducción en las compras de soja, maíz, trigo y carnes implicaría para el país pérdidas en torno a los US$ 2.500 millones. Ese monto representa cinco veces los ingresos que tendría el Gobierno por la suba de retenciones del 30% al 33% de la soja. De confirmarse esas proyecciones nacionales, el impacto en Córdoba se acercaría a los US$ 800 millones. Hace un mes, cuando la crisis estaba limitada a China, Mariano Grimaldi, titular del frigorífico Logros, confirmó a Punto a Punto Radio que los envíos a ese país cayeron un 80%.

Industria, sin espaldas. Los industriales cordobeses reconocen que hoy, además de mirar el tipo de cambio y las tasas, sumaron otro indicador: la curva de infectados afuera y en el país. “Si la curva empieza a subir, el panorama va a cambiar. Hoy, varias empresas que están día a día monitoreando sus stocks de insumos para los próximos meses porque los proveedores en Europa están con las fábricas cerradas. Por ahora trabajan”, dice un ejecutivo local. Wagner Mansán, director de la planta de Santa Isabel de Renault, comentó a PERFIL CORDOBA que hoy trabajan a un turno, produciendo 226 autos por día y sin suspensiones. Por ahora, el impacto del coronavirus no se siente y se limitó a cortar viajes al exterior y dejar de recibir ejecutivos europeos. En la semana, la Unión Industrial de Córdoba tuvo audiencia con el ministro de Producción de la Nación, Matías Kulfas. Todo tema quedó tapado por la CO - VID-19.

El diagnóstico fue que ni los comercios ni las industrias ni el agro pueden soportar estar cerrados y que si la situación de Italia o España se replicara acá el daño sería mayor por la delicada situación de las firmas. “Ya tenemos protocolos que pensamos seguir. Lo que pasó en Buenos Aires con el supermercado Día, que tuvo que cerrar, es lo que no nos puede pasar. No tenemos capacidad, no tenemos espalda para estar cerrados. Después si esto se va masificando se complica para todo el mundo, pero en este momento debemos tener calma, pero ser activos”, dice Marcelo Uribarren, el uno de la entidad fabril. Hoy el promedio de la capacidad instalada está en el 57%, pero creen que la crisis del virus hará caer ese valor y se perderá el tímido repunte que se veía.

“La baja de tasas de interés ayudó a que el perfil del desarrollo industrial deje de caer e incluso tuvo una leve recuperación, es decir, se rompió la tendencia negativa. Ese punto de inflexión positivo es probable que se pierda. Se notó en febrero, porque ya vimos tasas más razonables, por ejemplo, para financiar ventas. Se empezaron a generar negocios y esto nos vuelve a perjudicar”, apuntó. Desde Smata, confirmaron que, las plantas están trabajando de forma habitual y tomando precauciones: “El problema que puede haber es el tema insumos, pero por ahora estamos normal”, dijeron voceros de la entidad obrera.

Salvavidas. De la reunión con Kulfas, la UIC se fue con un compromiso: que se reactiven herramientas para dinamizar la producción y que se dilataron tras el cambio de gestión. Estas son los bonos de capital, los planes de compre local o los subsidios del programa de Reproducción Productiva, en la jerga, los ‘Repro’, aportes para pagar el sueldo de un trabajador de una empresa en crisis hasta un monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil.

En la lona. En el fondo de la tabla como los más golpeados, aparecen el comercio y los servicios. El primero todavía se mide la temperatura. La Cámara de Supermercadistas de Córdoba salió a alejar fantasmas con un comunicado donde afirmó que no hay riesgos de desabastecimiento, luego del viernes en que algunas superficies comerciales, como el Tadicor, se vieron desbordadas. Pero el sector turístico, la hotelería y la organización de eventos van a un panorama crítico por el aislamiento y el corte de actividades que activó la pandemia. “Si esto dura un mes va a poner en riesgo muchas instalaciones”, dice Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo y de la cadena de hoteles Amerian. El ejecutivo fue uno de los que participó de las reuniones sectoriales junto a sus pares de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra) entidades que nuclean al turismo de reuniones. Buscan que se apruebe la declaración de emergencia económica del sector. En paralelo, ya hay un proyecto para esto del senador Maurice Closs que declara, justamente “la emergencia económica turística”.

Hoy, los hoteleros miran sus sistemas de reservas y tiemblan. Creen que en las próximas semanas el techo de ocupación estará en torno al 15%. “Las reservas están cayendo estrepitosamente, vamos a un nivel de ocupación muy lejos del punto de equilibrio. Estamos preocupados, obviamente que todo lo que tiene que ver con turismo receptivo internacional muere, pero el turismo nacional ya está frenando sus viajes al haberse cerrado museos y cancelados eventos. Con el pedido de emergencia pueden buscarse algunos paliativos”, precisan.

Un sector que calcula pérdidas por $2.000 millones 
Junto al aerocomercial, el primero y el más afectado de los sectores, por ahora, es el de los eventos internacionales y nacionales. En ese nicho, Córdoba es desde hace seis años la principal plaza del interior. Ese mercado nuclea a cuatro actividades (congresos y convenciones, ferias y exposiciones, eventos deportivos internacionales y viajes de incentivos, que se enfoca en viajes corporativos), en 2018 facturó $4.000 millones y se estima una facturación de $6.000 para 2019. Ante esta crisis, los ejecutivos creen que el primer semestre, junio incluido, está perdido. Y se esboza un daño que supera los $2.000 millones. “Lo primero que se empezó a caer fue el corporativo porque las sedes centrales comenzaron con notificaciones para impedir reuniones de más de 10 personas y los traslados a más de 100 km. Estamos yendo a una paralización total. Afecta a organizadores de eventos, hoteles, receptivos, empresas de técnica, pero también impacta en restaurantes, taxis, shoppings. Y las previsiones son de un segundo semestre sobresaturado por posibles eventos reprogramados, lo que impedirá trabajar bien”, remarca Daniel Quinteros, al frente del Córdoba Convention and Visitors Bureau.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4952

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.