domingo 03 de julio de 2022

“El rol de la ciudadanía es clave para el futuro de la economía circular”

Conferencistas internacionales que participaron en la Segunda Cumbre Mundial de Economía Circular dialogaron con PERFIL CÓRDOBA. Modelos de negocios más sustentables, explicados por los expertos alemanes Peter Heck y Evelyn Lemke, quienes participaron del evento organizado por la Municipalidad de Córdoba a través del Ente BioCórdoba, con el acompañamiento de la UNC y el Gobierno de la Provincia.

19-06-2022 00:50

Durante dos días, la ciudad de Córdoba fue sede de la Segunda Cumbre Mundial de Economía Circular, cuyo propósito fue impulsar el cambio de paradigma hacia una economía circular para potenciar la economía sustentable de la región. Fue organizada por la Municipalidad de Córdoba a través del Ente BioCórdoba, con el acompañamiento de la UNC y el Gobierno de Córdoba.

En ese marco, PERFIL CÓRDOBA dialogó con algunos de los oradores internacionales que desembarcaron en el país, quienes detallaron qué es la economía circular y adelantaron cuáles son las perspectivas en la materia.

Peter Heck, CEO de IfaS (Instituto para la Gestión Aplicada del Flujo de Materiales) de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Trier, consideró que “la economía circular es la nueva economía: no es solo un programa, es una nueva manera de hacer negocios y es una manera de vivir la vida diaria. Al final, esto generará más ganancia para la población, pero el punto es hacerlo con el ambiente, no en contra del ambiente”.

Ante la consulta respecto a qué países están liderando esta nueva tendencia, Heck dijo que “es una pregunta difícil porque no hay un país en particular que tenga una política nacional de economía circular. Sin embargo, hay varios países europeos con iniciativas muy interesantes: Alemania, Países Bajos, Suiza y Austria tienen distintas acciones vinculadas a la protección del suelo, otros por el uso de energías renovables, o en el tratamiento de residuos. En teoría China y Japón están más avanzados, más en la vanguardia en este tipo de eventos”.

Además, destacó la importancia de eventos como la Cumbre realizada en Córdoba ya que permite “que muchas personas estemos hablando de estos temas. Mucha gente piensa que la economía circular es solo una cuestión vinculada al ambiente o a ecologistas. En espacios como esta cumbre nos encontramos y compartimos experiencias que nos enriquecen a todos”, comentó el especialista.

Y agregó: “Incluso para autoridades o funcionarios que no tienen nada que ver con el ambiente, la economía circular pone al alcance de todos ellos la posibilidad de subirse a este tren. Este tipo de economía permite a muchas personas beneficiarse. Cuando explotas correctamente los recursos, no hay desperdicios y se ahorra dinero no solo por el aprovechamiento de todos los materiales, sino porque además se dejan de generar los gastos que ocasiona el cuidado del medio ambiente”, completó Heck.

Situación en Alemania. Evelyn Lemke es una expolítica alemana, fundadora de la empresa Thinking Circular. En diálogo con este medio, la expositora contó que en Alemania temas vinculados a la economía circular comenzaron a tratarse hace unos 14 años debido a la contaminación en ríos.

“Las industrias tiraban sus desechos químicos, aparecían peces muertos, malos olores y a partir de allí se empezó a tratar el tema. Alemania es un país muy pequeño en relación a Argentina que es siete veces más grande, pero somos un país muy industrial y tenemos 80 millones de habitantes, entonces tenemos problemas muy grandes en materia de desechos”, detalló.

“El movimiento ecológico fue empezando de manera paulatina, el gobierno se esforzó por establecer regulaciones que al día de hoy se convirtieron en estándares y leyes, pero la economía circular plantea mucho más que eso: es una transición hacia energías renovables”, resaltó la exfuncionaria germana. “Ya hemos alcanzado el 51% de energía solar, de biomasa y eólica. En las industrias esto se ha instalado bastante y el desafío es instalar esta mentalidad urbana en las comunidades. Hay un cambio muy rotundo que ya se está viendo. Las generaciones más jóvenes vienen con este tipo de ideas, que son innovadoras y muy interesantes y nos sirve para preguntarnos cómo debería ser el futuro”, precisó.

Exigencias a las autoridades. Lemke subrayó la importancia que tiene el rol de la ciudadanía en el cumplimiento de normas vinculadas a la economía circular. “La población debe exigirle a los funcionarios que lo que prometen en esta materia lo cumplan. Si algo dicen en campaña, un año después deben evaluar qué se cumplió y qué no. La economía circular no debe ser solo palabras sino hechos”, manifestó.

“Las estadísticas y los números son muy importantes. La economía circular se debe poder medir para poder realizar un seguimiento de las acciones. Hay que establecer plataformas con todos los proyectos y observarlo como si fuera un mapa en donde poder ubicar los diferentes trabajos de energías renovables, biomasa y desechos residuables”, cerró Lemke.

En esta Nota