martes 18 de mayo de 2021
CóRDOBA Coronavirus
03-05-2020 01:00

Ginés pasó por Córdoba: "La cuarentena va a seguir después del 10 de mayo"

El ministro de Salud llegó a la provincia mediterránea junto a Wado De Pedro y un cargamento de insumos sanitarios. "No podemos evitar la pandemia, pero tenemos que lograr que las consecuencias no sean tan duras", recalcó.

03-05-2020 01:00

Con el objetivo de traer insumos sanitarios para reforzar el sistema de salud de la provincia de Córdoba, este sábado 2 de mayo desembarcaron ayer en Córdoba los ministros de Salud, Ginés González García, y del Interior, Eduardo Wado de Pedro. Pasadas las 11:30, el avión Tango 10 de la Nación aterrizó en el Aeropuerto Taravella, donde lo esperaba una comitiva de funcionarios provinciales y municipales, en la que se destacaban las figuras del gobernador Juan Schiaretti, el intendente Martín Llaryora y el viceintendente Daniel Passerini.

Tras los saludos de rigor, el grupo se dirigió hacia la empresa de respiradores Tecme, donde realizaron un recorrido por las instalaciones y mantuvieron un breve diálogo con los directivos de la empresa, quienes les obsequiaron un respirador en miniatura, a modo de souvenir a los principales funcionarios.

Mientras se realizaba esta visita a la empresa (una de las tres en el país que produce respiradores mecánicos), un avión Hércules de la Fuerza Aérea aterrizaba en la pista principal del Taravella, adonde volvería la delegación para las fotos de rigor mientras se descargaba el material sanitario. A un costado de la pista, González García atendió a un grupo de periodistas y respondió a la consulta de PERFIL CORDOBA respecto a cómo continuará la cuarentena. “La cuarentena va a seguir. Va a tener distintas maneras, de acuerdo a la geografía del país. No es lo mismo una provincia que no tiene casos, a una que tiene circulación comunitaria. No son las mismas medidas que debemos tener en los cuidados en cada uno de esos lugares. Siempre trabajamos con fases y en esta última hubo modificaciones respecto a la anterior y estimo que se va a pasar a una nueva fase. En todos los casos les pedimos a las personas que al salir tengan el mismo cuidado que tienen en sus casas.

—¿En las grandes urbes que pasará?

—Las grandes urbes son el gran peligro, donde se puede desmadrar todo y armar un gran lío. Esas urbes ya tienen un grado de circulación mayor al que tenían cuando comenzó la cuarentena. De todas maneras, habrá que hacer todo despacito y con el pie en el freno siempre.

—¿Cuántos respiradores necesita el país y cuantos tiene en este momento?

—La necesidad depende de cómo uno regule la epidemia. Lo explico en números: en el día de ayer, Argentina tenía ocupado 161 puestos en la unidad de cuidados intensivos por la pandemia y había 6.200 unidades vacías. Es decir que tenemos un margen brutal, el cual lo hemos construido. Cómo se explica ese margen: primero, haciendo que las cirugías programadas se postergaran, en el caso de que se pudieran postergar. Segundo, disminuyeron terriblemente los accidentes de tránsito, y en tercer lugar, porque expandimos la capacidad. Había unas 4.200 camas en cuidados intensivos y hoy tenemos dos mil camas más. Estos 40 días nos han permitido adecuar el sistema de salud, no solo en materia de respiradores, ni en el tratamiento de personas, sino también en protocolos y en todo un sistema de información que ya tenemos y en el que trabajamos cotidianamente con todas las provincias.

—¿Cómo es ese trabajo con las provincias?

—Hacemos reuniones del Consejo Federal de Salud dos o tres veces por semana. Ahí tratamos tema por tema y tenemos una especie de red de todas las terapias intensivas del país, las cuales tienen una especie de botón rojo que si lo aprietan significa que tienen toda la prioridad. Es la que tiene un enfermo en ese momento y a partir de allí toda la red de Ushuaia a La Quiaca se encolumna detrás de ese enfermo. Estamos distribuyendo medicación a todas las provincias. En muy pocos días, ya que son 40 días, el país se ha preparado muchísimo y se va a seguir preparando. Estoy muy orgulloso, porque en un país que no tenía ministerio de Salud ni política de salud, hemos recuperado la salud. Córdoba en eso es un ejemplo, es una provincia con la que trabajamos muy bien.

—¿Qué puede decir acerca de la evolución del contagio y del pico?

—Estamos muy lejos. Las hipótesis más optimistas decían que iba a haber muchos más casos que los que tenemos hoy. Hemos logrado regular muchísimo la cantidad de casos. Los estudios de circulación del virus nos dan una circulación muy baja. Ahora empezamos a liberar algunas actividades y seguramente haya algún incremento de circulación, pero entendemos que va a ser un incremento controlado. No podemos evitar la pandemia, lo que tenemos que lograr es que sus consecuencias no sean tan duras y que el sistema responda. Que no haya, como en otros países más ricos, gente a la que no se la pueda atender o que se la atendió mal. Por eso estamos trabajando intensamente el sector público junto al sector privado.

—¿Cómo evalúa el comportamiento de la gente respecto a la cuarentena?

—Ha sido ejemplar. Más allá de algún caso puntual el comportamiento global ha sido excelente. Los argentinos hemos cumplido y por eso nos va muchos menos mal que a otros países.

 

Optimista por tratamiento de Hemoderivados

Consultado por PERFIL CORDOBA sobre el tratamiento que lleva adelante Hemoderivados (utilizando el plasma de los pacientes recuperados de COVID-19), Ginés González García sostuvo que “es la misma tecnología que usamos para lo que se llamó el ‘mal de los rastrojos’. Hemoderivados lleva adelante la investigación principal y hay otros laboratorios que acompañan este tema. Somos optimistas en este tratamiento y alentamos la investigación.

—¿Hay donantes de plasma?

—Sí, estamos bien y hay toda una red en todo el país juntando plasma para que se procese aquí en Córdoba.