domingo 05 de febrero de 2023
CóRDOBA SERGIO PINTO, DESIGNADO SUBROGANTE EN EL JF1

“Habrá que poner el esfuerzo en regularizar lo más rápido posible el trámite de las causas”

Mano a mano con el juez federal de Bell Ville a quien la Cámara Federal nombró por mayoría para cubrir en forma interina la vacante que se generará con el retiro de Ricardo Bustos Fierro, hasta que se designe al próximo titular.

24-12-2022 00:40

Sergio Pinto (52) es el actual juez federal de Bell Ville. En un acuerdo de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba, fue designado subrogante a partir del 25 de enero próximo en el Juzgado Federal N°1 (JF1) de Córdoba, del que se retirará definitivamente Ricardo Bustos Fierro. La decisión fue por mayoría. En 2016, cuando juró para el cargo de magistrado, llegó a la sede del sur provincial y dividió en dos habitaciones montañas de expedientes. A una fueron las causas atrasadas. Así comenzó a adentrarse en cada una para avanzar hacia su resolución.

Junto al de San Francisco, el de Bell Ville es uno de los juzgados que tiene menos expedientes en trámite según las últimas estadísticas publicadas. Poco más de 33.000, un tercio de las que tienen los tribunales de la Ciudad de Córdoba. Fue uno de los elementos que pesaron en su designación.

—¿Qué significa para usted la propuesta y aprobación de su designación como juez subrogante del Juzgado Federal 1?

—Un desafío en la carrera laboral que es muy importante, teniendo en cuenta que la prestación de servicio de justicia a la ciudadanía tiene que ser la meta principal. Me anima poder trasladar acá aquella impronta que le pude brindar al Juzgado Federal de Bell Ville. Por supuesto, con los matices y cambios necesarios en función de las empleadas, de los empleados y funcionarios que trabajan en el Juzgado N°1 de Córdoba. El desafío es redoblar el esfuerzo.

—¿Para usted es un problema el hecho de que dos camaristas no hayan votado por su designación?

—El ejercicio de la democracia implica también el disenso. A veces podemos tener opiniones diferentes. En este caso se impuso la mayoría.

—Por lo menos uno de los jueces de primera instancia de Córdoba pedirá la avocación de la Corte Suprema. ¿Cree necesario ese trámite, que incluso podría afectar su designación?

—No me consta que eso haya ocurrido. Pero, en el hipotético caso de que suceda, es sanoque las decisiones sean controladas por otros organismos, como ocurre con las decisiones judiciales que son apeladas o recurridas ante tribunales superiores.

—El JF 1 es el más poderoso porque concentra todas las materias, incluso la electoral, y un cúmulo importante de expedientes por delitos de lesa humanidad. ¿Requerirá un compromiso especial?

—Soy consciente de la importancia que tiene el Juzgado Federal N°1. Implicará duplicar o, quizás, triplicar el trabajo que vengo realizando. No hay que olvidar que el juzgado donde yo estoy también es multifuero. Acá se agregarían un par de materias más. Cuando uno asume y jura como juez sabe que tiene que estar dispuesto y preparado para estar en el lugar donde se nos necesite. Básicamente significa mucho trabajo sobre la base del diálogo, de los consensos constructivos para la proactividad, tan necesarios en estos tiempos de facilitar soluciones desde el Poder Judicial, que no tiene que ser un problema, tiene que facilitar las soluciones.

—En el acuerdo de la Cámara se analizó justamente el volumen de expedientes que hay. El juzgado que subrogará tiene más de 100.000 causas en trámite.

–Según las estadísticas, que son de 2019. Sí, habrá que trabajar para poner todo el esfuerzo en regularizar lo antes posible la tramitación de las causas.

—El Juzgado Federal 1 se caracteriza por absorber muchas causas penales económicas. Son controversias con intereses de sectores de poder. ¿Es posible corroborar este dato?

—Respecto a los tipos de causas y qué trámites tienen, en este momento está trabajando el juez titular, el doctor Bustos Fierro. No tengo conocimiento porque hasta el día en que yo asuma no contaré con esos datos. Solo tenemos las estadísticas que publica el Centro de Información Judicial. 

—¿Cuáles serán sus primeras medidas cuando asuma?

—Lo primero será relevar el estado de situación y tener una foto del estado de cada causa. Cada expediente es un mundo. Pero todo esto es trabajo que se va a poder realizar recién cuando me toque asumir. Lo que sí puedo asegurarle es que voy a trabajar para que la Justicia sea lo más rápida y eficaz posible para la solución de los problemas.

—¿Es decir que apenas llegue realizará un relevamiento?

—No sé si la palabra correcta es relevamiento porque es un poco fuerte, pero sí se hará un estudio para conocer el estado de situación sobre las causas judiciales y el recurso humano. No es que desconozco totalmente a las personas, porque trabajo desde hace 25 años en los tribunales y también por la tarea que desempeño en la Asociación de Magistrados.

—¿Hará cambios? Tendrá a su cargo a un funcionario de ese juzgado cuyo sumario está instruyendo usted.

—Soy de la idea de que todo se puede mejorar. Eso hace a que exista la proactividad, que consiste en ir mirando qué cosas se pueden optimizar. Con esta actitud evolucionamos y nos ponemos a tono con lo que la ciudadanía requiere de nosotros, un servicio de justicia de excelencia y para eso tenemos que tramitar las causas con la mayor celeridad posible. Por supuesto, respetando siempre el derecho de defensa, que es fundamental.

—¿Cómo piensa armonizar el trabajo entre Bell Ville y Córdoba?

—Me dividiré y distribuiré para estar en forma presencial en la medida que sea necesario, para que ninguno de los dos juzgados quede descuidado. No tenemos que olvidarnos que hoy estamos en plena época de digitalización del Poder Judicial con el sistema Lex100. Tenemos firma electrónica. Desde que empezó la pandemia hasta el día de hoy he tomado 750 audiencias de manera virtual, en las cuales estuve presente. La modalidad mixta de trabajo nos facilita la tarea.

En esta Nota