sábado 27 de noviembre de 2021
CóRDOBA CÓRDOBA EN OFF
19-09-2021 00:48
19-09-2021 00:48

La alegría de algunos peronistas y la preocupación de otros…

El análisis del resultado de las Paso en el PJ. Además, un lanzamiento que se suspendió, uno que se aburrió en el cumple de Juez y el catering en el búnker del FdT.

19-09-2021 00:48

Promediando la semana intensa por la tensión en el Gobierno nacional, y las marcadas diferencias entre el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, algunos schiarettistas seguían haciendo números de las Paso en Córdoba. Particularmente, cuentan que había mucha euforia de los que ganaron sus distritos donde se jugaban una parada importante por la presencia de la lista del FdT. Y es el caso, de dos intendentes que celebraron el triunfo en sus localidades porque sabían de la parada brava que se jugaban: el ministro de Gobierno, Facundo Torres; y el intendente de La Calera, Facundo Rufeil. El primero, le ganó la disputa al albertista Walter Saieg después de todo lo que pasó en la campaña; y el segundo, a su primo, el jefe de campaña del FdT, Rodrigo Rufeil. Pero, además, hubo alegría por lo conseguido en buena parte del departamento Colón, particularmente en Malvinas Argentinas, y varios destacan el resultado de Colón Merece +, el movimiento surgido como respuesta al desembarco albertista en el distrito. En contrapartida, cuentan que varios en Capital siguen con las caras largas y esperan la reunión con los jefes de seccionales para “ajustar algunas cositas”. Al igual que en Villa María, donde el ministro Eduardo Accastello no pudo con su ex ahijado político, Martín Gill, que se impuso en la ciudad que lo tiene como intendente en uso de licencia. 

 

El asado de Juez y los bostezos de De Loredo
Cuentan que fue bien regado y que, la carne en el asado por el festejo doble de Luis Juez, estuvo a la altura de la celebración. Dicen también que, como anfitrión, Walter Nostrala, uno de los principales dirigentes del entorno de Juez, hizo un muy buen papel y que fueron varios los que no se querían ir del lugar de la cita en Agua de Oro. Incluso, que los más fervorosos en la celebración fueron los integrantes del PRO. Pero, más de uno reparó en los bostezos del radical Rodrigo de Loredo, y hasta se le animaron a un par de chicanas en varios momentos de la noche sobre el cansancio y que el integrante de la UCR argumentó con el agotamiento de la campaña. Es más, varios todavía se ríen porque De Loredo quiso ser de los primeros en irse y se dio cuenta que había que mover varios autos y, como ocurre en estos casos, alguno intentó convencerlo para que se quedara un rato más pero no hubo caso: el radical cumplió, celebró y partió rápidamente. Después le esperaba una larga gira junto a Juez que incluyó encuentro en Buenos Aires con Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta y Martín Lousteau. 

 

La Fundación Pensar y la suspensión de un lanzamiento…
Estaba todo previsto: muchos creían que un buen resultado en Córdoba, con triunfo del tándem de Mario Negri y Gustavo Santos, era el momento ideal para el acto nacional de la Fundación Pensar, el think thank del expresidente Mauricio Macri. Sin embargo, el cónclave previsto para el pasado día jueves se suspendió y entre las razones varios dicen que estaba lo que se vivió en el país y la tensión en la cúpula del Gobierno. Sin embargo, algunos hombres del PRO cordobés que todavía festejan dicen que la razón fue la derrota de Santos en Córdoba. Es más, hay amarillos que a mediados de semanas se quedaron esperando que el macrismo bajara los decibeles para seguir negociando con ellos el lugar de Santos en la boleta de noviembre. Es decir, si el exministro de Turismo iba tercero o quinto. “Resulta que ellos, que tendrían que venir al pie por el resultado del domingo, siguen en otra sintonía. Parece que Fernando (De Andreis, uno de los hombres más cercanos a Macri) no se enteró lo que pasó en Córdoba”, razonó un amarillo en los últimos días. 

 

Cuáles son los intendentes que apuntan desde El Panal 
Hablaban dos schiarettistas en un bar de la peatonal cordobesa cercano a la antigua Legislatura y razonaban sobre qué pasará con los intendentes que buscarán sondear desde El Panal para las elecciones de noviembre. Y uno, con más picardía que el otro, que esperaba la respuesta obvia de los desencantados que en las Paso habían colaborado con el FdT fue por otro lado: “no, hay que ir por los radicales que no van a estar con Juez”, dijo y fundamentó “por ejemplo, los de Punilla. Ahí hay muchos negristas que no van a poner mucho el lomo por ‘el Luis’”. Y eso no fue todo, desde la mesa del lado se escuchó cuando hablaron de sondear a un hombre clave en la región para armar el desembarco: el Defensor del Pueblo de la Provincia, Mario Decara. “’SuperMario’ tiene que renovar un período más y aparte quiere postularse para el mismo cargo en Nación. Así que veremos…”, disparó con una sonrisa. 
 

El escaso catering en búnker FdT
Coinciden varios que las caras largas en el búnker del Frente de Todos, el pasado domingo, eran notables. El resultado, sin saber la debacle y la crisis institucional que se vendrían después, era un motivo suficiente para el rostro adusto de Carlos Caserio, Gabriela Estévez y Olga Riutort. Sin embargo, cuentan que las caras largas también estaban entre los que habían asistido al lugar y no eran candidatos. Y acá, la razón, al parecer estuvo en lo escaso del catering. Dicen que enterado de ello, un importante sindicalista que aportó aparato y fondos en la campaña del 2019 se regodeó al saber que en el lugar hasta habrían cobrado el café. “Con nosotros eso no pasaba”, dijo el hombre que encontró calor y celebró la elección de Alejandra Vigo y Natalia de la Sota. 

 

Una foto y un mensaje para el sur… 
Hace rato que algunos en Córdoba venían hablando de él. En primer lugar, porque la lejanía con el sur que lo tiene como intendente despierta cierta incertidumbre acerca de sus movimientos; y, en segundo término, porque conserva muy buena relación con algunos delasotistas que ahora están enrolados en las filas de Carlos Caserio y compañía. El hombre en cuestión es Edgar Bruno, el ultradelasotista intendente de Canals que publicó sobre el final de la semana una foto en sus redes para seguir tendiendo puentes con El Panal y en la que se lo ve abrazado al gobernador Juan Schiaretti. “Nos cruzamos… nos abrazamos y unas palabras al oído que me hicieron feliz. El gran gobernador de Córdoba Juan Schiaretti nos escuchó… se vienen buenas noticias para zona sur y Canals”, publicó el intendente que volvió a recordar a su padrino político en la semana, el exgobernador José Manuel de la Sota. 


 

En esta Nota