miércoles 26 de febrero de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / FUERTE CAIDA
domingo 22 septiembre, 2019

La importación productiva es la más baja desde 2010 y jaquea la inversión

En el primer semestre las importaciones cayeron 28%. Profunda restricción de compra de maquinarias y bienes de capital, que impacta en la inversión de automotrices y autopartistas.

por José Busaniche

MENOS PRODUCCION. La caída en las importaciones tiene un capítulo muy duro para la inversión ya que se desplomaron las compras de bienes de capital y maquinarias. Foto: Cedoc
domingo 22 septiembre, 2019

Los datos oficiales de balanza comercial muestran uno de lo s po co s números que, a priori, pueden tomarse como positivos de la economía. En julio, por ejemplo, el saldo entre exportaciones e importaciones mostraba un saldo favorable de poco más de US$950 millones, explicado por un aumento de las exportaciones en torno al 8% y una caída de las importaciones de más del 20%. Esa primera impresión de fortalecimiento de la balanza comercial, que puede dar alguna imagen de mayor competitividad del país, pierde robustez cuando se analiza qué está pasando con las importaciones, cuáles son las compras que vienen cayendo y qué impacto puede tener el desplome de las adquisiciones que el país -básicamente el sector privado- hace en el exterior.

La información concreta señala que en el primer semestre de 2019 las importaciones cayeron 27,9% en relación con el primer semestre del año pasado. Del total de importaciones argentinas medidas hasta julio de 2019, los bienes de capital, piezas y partes componen el 37% del total importado. Además, los bienes intermedios representan el 34%. Es decir que, sumando ambos rubros dirigidos directamente a la producción, se compone el 71% del total. Un trabajo de la consultora DNI puso foco en este aspecto y destaca que en el primer semestre de 2019 las importaciones de máquinas y aparatos han sumado solo US$7.147 millones, una suma muy inferior a los US$9.528 millones del primer semestre del año pasado. Es un golpe duro y crudo a la capacidad de producción de las empresas y, en definitiva, un mazazo a las inversiones y los proyectos productivos en el país.

Dónde impacta. El desplome de las importaciones deja mejor parados los números de la balanza comercial, pero explica en gran parte los desplomes de numerosos sectores. ¿Dónde se nota la caída de importaciones? En los autos (caída de 57,6%), en bienes de capital (36%), en combustibles y lubricantes (30%) y en bienes de consumo (30%).

La raíz. “La recesión hace caer la importación y en particular a la importación de bienes de capital. Hoy esta última se derrumba porque con recesión las empresas no invierten. Y si a eso se le agrega la devaluación que hace más cara cualquier importación se posterga toda inversión. Ahora, en el mediano y largo plazo la Argentina tiene un montón de problemas sistémicos de difícil corrección que hacen que caigas en recesión”, explica Marcelo Elizondo, director de la consultora DNI. Y añade: “La recesión es consecuencia del salto cambiario del año pasado que detuvo la economía y el salto cambiario es consecuencia de desequilibrios en las finanzas públicas que tiene que ver, como parte del sistema, que la Argentina exporta poco”.

Dónde estamos parados. El informe de DNI pone en referencia los actuales números de importaciones en relación a los últimos años. Así, demuestra que la cifra de este año es la más baja desde 2010. El documento expone que la Argentina importó en este primer semestre máquinas, aparatos y equipos (inversión) por US$2.381 millones menos que en el primer semestre el año anterior; US$923 millones menos que en mismo periodo de 2017, US$641 millones menos que en el primer semestre de 2016; US$884 millones menos que en el mismo periodo de 2015; US$1.318 millones menos que en ese lapso de 2014; US$1.908 millones menos que en el primer semestre de 2013; US$791 millones menos que en igual periodo de 2012, y US$1.753 millones menos que en igual lapso de 2011. “Eso está marcando la gravedad de la situación actual. Hoy se ha juntado un problema estructural, uno coyuntural y otro de transición política que agravan las expectativas”, remarca Elizondo.

Golpe a Córdoba. Con una matriz productiva que está entre las más industrializadas del país, la caída en las importaciones y su consecuente golpe a las inversiones pega de forma particular en Córdoba. Esta provincia, Buenos Aires y Santa Fe, las tres más industrializadas, son las que más problemas van a tener por la caída de las importaciones. “En estos casos hay más problemas en términos de acceso a insumos, a bienes de capital y a financiamiento externo. Es importante entender que la caída de las importaciones, al revés de los que muchos creen, es una muy mala noticia. Porque cae la inversión, el acceso a insumos internacionales y tecnología. Tener una balanza comercial como la de ahora, que es equilibrada por caída de importaciones, es una buena noticia de corto plazo”, completa Elizondo.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4917

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.