28th de February de 2021
CóRDOBA CICLO LECTIVO 2021 EN PANDEMIA
14-02-2021 00:41

Los gremios docentes apuestan a la presencialidad

Esta semana se reanudan las actividades en los establecimientos educativos de Córdoba y comienza la cuenta regresiva para el retorno a las aulas, que está programado para el 1 de marzo. Uepc y Sadop respaldaron la vuelta a las aulas y fijaron sus posiciones sobre el protocolo para lo que denominan "una nueva escuela". También hablaron del desafío que representa recuperar los vínculos perdidos por la no presencialidad y de la falta de reconocimiento al esfuerzo docente en tiempos de pandemia.

HUGO CARIC
14-02-2021 00:41

Zulema Miretti

Zulema Miretti (Uepc)

“Necesitaremos un Estado más presente que nunca”

Zulema Miretti, secretaria adjunta de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (Uepc), aprueba el retorno a las clases presenciales, aunque pide “un Estado más presente” en lo que llama “una nueva escuela”. “Desde nuestro sindicato apostamos a la vuelta pero con las condiciones necesarias. Los colegios deben ser seguros para toda la comunidad educativa”, expresa. 

“Debemos recordar que seguimos en pandemia y que todos tendremos que adecuarnos a la nueva normalidad. Será una escuela nueva, con distanciamiento, sin actos, con horarios diferentes… Algo totalmente distinto a lo que estábamos acostumbrados”, señala. Y puntualiza: “Hay un protocolo muy estricto, en el que higiene y limpieza son claves, pero su aplicación será escuela por escuela. En la ruralidad y en algunos parajes quizá pueda darse la presencialidad plena”. 

“Necesitaremos un Estado más presente que nunca”, sostiene Miretti. Y señala a “recursos humanos” como otro eje esencial: “Es fundamental que se cubran las vacantes, ya que están contempladas licencias para mayores de 60 años, embarazadas y personas con enfermedades preexistentes que deberán hacer trabajo virtual o tutorías, pero no irán a las aulas. Y también que el docente cubra su jornada laboral y no más que eso”.  

“Si algo demostró la pandemia es la tremenda desigualdad que existe en nuestra sociedad, y no hablo solo de conectividad. La escuela es el único ordenador social y para nosotros representa un desafío recuperar esos vínculos que se han perdido y que solo se logran con la presencialidad”, destaca. 

“Fue un gran aprendizaje para todos”, reflexiona la representante de Uepc sobre el ciclo lectivo 2020. “El sistema se sostuvo por los docentes, que trabajaron muchas más horas y pusieron sus propios elementos para adecuarse a la virtualidad, y por los alumnos y los padres. Hay sectores que por ignorancia o mala intención desacreditan ese esfuerzo, pero entendemos que ahí juegan factores políticos”. 

“Por caso, representantes de un partido que siendo gobierno redujo el presupuesto escolar y bajó planes como Conectar Igualdad se manifestaron por la presencialidad, siendo que la presencialidad ya estaba decidida”, concluye.

 

Gerardo Bernardi

 

Gerardo Bernardi (Sadop)

“Acordamos con la vuelta; no la pasamos bien en 2020”

“En principio estamos de acuerdo con la vuelta a las aulas”, afirma Gerardo Bernardi, el secretario general de Sadop Seccional Córdoba. “No la pasamos bien en 2020. La no presencialidad nos trajo muchos perjuicios. El principal fue el deterioro de la jornada laboral”, señala el referente del gremio de los docentes privados, que en nuestra provincia agrupa a cerca de 10 mil afiliados. 

“Se trabajaron muchas horas extras y eso provocó un deterioro de la salud física y emocional de maestros y profesores. La verdad es que terminamos el año muy agobiados, con la cabeza quemada”, puntualiza. Y pone sobre el tapete la falta de valoración social a la labor de los educadores: “A eso lo sentimos muy fuertemente. Es el discurso que buscó instalar la derecha en el país”, enfatiza.

“El año pasado los docentes hicieron un gran esfuerzo y eso no fue reconocido en ningún sentido. Lo planteamos en el Consejo Provincial de Políticas Educativas y se ve que algo entendieron, ya que la bimodalidad que se implementó para este nuevo ciclo lectivo se va a realizar dentro de los límites de la jornada laboral”, destaca Bernardi. 

“Otra cosa importante en la que avanzamos es que vamos a participar de la elaboración de los protocolos situados, que son las adecuaciones que se van a hacer para cada colegio en particular”, señala. “Lógicamente también va a recaer sobre nosotros la responsabilidad de que esos protocolos se cumplan, así que tendremos una tarea más allá de lo educativo”, agrega.

“Antes del comienzo de clases vamos a capacitar a nuestros delegados escolares sobre el protocolo marco de higiene y seguridad, y hacer un relevamiento de la situación de cada establecimiento”, señala la máxima autoridad de Sadop.

Bernardi acuerda con la modalidad de dictado de clases anunciada por los gobiernos nacional y provincial. “De todos modos, cada escuela tendrá la autonomía de acomodar el abordaje pedagógico a su propia realidad”, aclara. Y añade: “Una prioridad será poner al día con los contenidos a los alumnos que hayan estado más desvinculados del sistema educativo por la no presencialidad”.

  

Cómo será el regreso a clases

El Ministerio de Educación de la Provincia difundió la semana pasada el protocolo que sirve de orientación a los directivos de las escuelas y a la comunidad en general, para el regreso a la presencialidad. Según se informó, el instructivo fue elaborado teniendo en cuenta las experiencias nacionales e internacionales, las recomendaciones de la cartera sanitaria provincial y las resoluciones del Consejo Federal de Educación.

Medidas sanitarias. Los establecimientos tendrán que disponer de agua segura para el consumo y lavado de manos, jabón, elementos de secado, cestos de basura adecuados y alcohol en gel, que serán provistos por el Estado (escuelas públicas) o la patronal (colegios privados). Las zonas de alto tránsito deberán limpiarse dos veces por cada jornada educativa y en cada cambio de turno. Se reforzará la desinfección de las superficies de uso frecuente (picaportes, barandas, mesas de trabajo) y de los sanitarios.

Nuevos hábitos. Distanciamiento social, uso correcto de barbijo o tapabocas (debe cubrir nariz y mentón), higiene de manos, ventilación permanente de los espacios y evitar aglomeraciones. La distancia entre los bancos deberá ser de 1,5 metros y en los recreos los alumnos deben evitar contactos y juegos con pelota. También se deberá evitar la proximidad física al saludar. 

Barbijos quirúrgicos. Estarán reservados para el aislamiento, dentro del establecimiento, si hay un caso sospechoso con sintomatología de Covid. 

Traslados. El transporte escolar debe respetar el protocolo habilitante y extremar las medidas de cuidado y protección personal. Si la alumna o el alumno es acompañado por adultos, se recomienda que sea la misma persona en el ingreso y en el retiro y que esta no pertenezca a alguno de los grupos de riesgo. 

Ingresos. No habrá formaciones ni actos y se organizarán los horarios en forma escalonada. En el caso de más de un estudiante por familia se sugiere el ingreso conjunto para favorecer la organización familiar. Los estudiantes serán agrupados en ‘burbujas’ permanentes, identificables y reconocibles, que deberán permanecer juntas tanto en las aulas como en los recreos. Deberá disponerse de señalética para ordenar la circulación.

Clases. La jornada presencial está prevista que sea de hasta cuatro horas de duración. Seguirán habiendo actividades remotas.

Útiles y comida. Se deberá llevar únicamente lo indispensable para cada jornada y no podrán compartirse. Celulares, mate, vajillas y utensilios también serán de uso estrictamente personal.

Dispensas. El personal docente que pertenezca a grupos de riesgo no concurrirá a las escuelas y realizará trabajo remoto. En el caso de los estudiantes también estarán eximidos de la presencialidad y deberán acordar la manera de recuperar los aprendizajes de clases.

 

RIESGO VIRTUAL

La Fundación Dar Voz y el juez Carlos Mazuqui pidieron a los Ministerios de Educación de la Nación y de Córdoba que en las plataformas digitales y medios virtuales que se utilicen con fines educativos se incluyan de manera visible los contactos con las líneas 102 y 137. El objetivo es que los alumnos sepan que pueden comunicarse a esos números si son víctimas de maltratos y abusos. “La situación de pandemia trajo consigo el aumento de abusos generados por el uso de la tecnología, siendo los niños y las niñas los más vulnerables por no tener los recursos necesarios para hacer las denuncias”, se argumentó. En el petitorio, que se elaboró una vez confirmada la bimodalidad que regirá el ciclo lectivo 2021, también se solicitó que en los centros educativos se hagan talleres y capacitaciones sobre la peligrosidad de internet, destinados a estudiantes, familiares, docentes y no docentes.

 

En esta Nota