lunes 06 de febrero de 2023
CóRDOBA MARCOS CARASSO

“Macri no debería ningunear a ningún partido de Juntos por el Cambio”

El presidente del radicalismo asegura que su partido “no se va a prestar a ninguna operación armada por el oficialismo”, en relación a la reunión de Llaryora con el expresidente. “Cuando viene a Córdoba se siente más cómodo con el peronismo que con la alianza”, añade desafiante. Sobre De Loredo, asegura: “Más que lanzamiento, nos interesa que arme un equipo de trabajo y que se definan rápido las cosas”.

04-12-2022 00:50

“Hay que decir las cosas como son: cuando viene a Córdoba, Macri se siente más cómodo con el peronismo que con Juntos por el Cambio”, dice Marcos Carasso, presidente de la UCR Córdoba, uno de los dirigentes más críticos con el expresidente. Mucho más después de la reunión que mantuvieron Martín Llaryora y el propio Macri. “No nos vamos a prestar a ningún tipo de operación del oficialismo provincial con algún sector minoritario del PRO, ya que según tengo entendido de esa reunión estuvo involucrado Gustavo Santos. Pero el radicalismo está muy lejos de un acuerdo como el que se planteó. Vamos a enfrentar al peronismo y vamos a llegar unidos para ganar la elección provincial en el 2023”, sostuvo el dirigente radical en ‘Con el diario del lunes’, el programa que se emite los lunes por Canal 10.

-Usted dijo que Macri destruyó al radicalismo en el 2019, por la división que se produjo. ¿Qué opinión tiene hoy del expresidente?
-Creo que es alguien con quien, en gran parte del radicalismo, no coincidimos con su visión política. Para nada, diría. Creemos que en su gobierno faltó política para tomar medidas e implementarlas y además hay que tener códigos y reconocer la historia de los partidos, donde hay dirigentes importantes.

-¿Macri no tiene códigos porque no los reconoce?
-No hay que ningunear a los partidos que formar parte de la coalición. Creo que está más cómodo con el gobierno provincial que con Juntos por el Cambio, por lo cual es alguien con quien no tenemos nada que ver en cuanto a la construcción de espacios para llegar al gobierno.

-¿La afinidad con Schiaretti es lo que más les molesta?
-Es que para nosotros no es todo lo mismo, no es que el gobierno de Schiaretti representa a parte de Juntos por el Cambio, nada que ver, estamos lejos de eso. Y sino, recuerdo algunas cosas que están pasando en Córdoba: no sabemos cuándo se vota, están jugando a las escondidas con ese tema, para ver cuándo les conviene. La inseguridad y la educación en Córdoba son dos problemas muy graves. En el caso Blas Correas nos estamos enterando de cosas terribles, y ahora saltó un tema que estuvo oculto durante 20 años, porque durante todo ese tiempo el gobierno ninguneó a los médicos. Es muy preocupante que Macri se sienta más cómodo con eso y no el radicalismo, el Frente Cívico, la Coalición Cívica y gran parte del PRO.

-¿Está más tranquilo con la postura que adoptó Rodrigo de Loredo?
-¿En qué sentido me lo pregunta?

-De Loredo se lanzó como candidato a gobernador. ¿No querían eso?
-Más allá de lo que haya hecho Rodrigo de Loredo, hay que actuar de manera más contundente cuando uno empieza a recorrer la Provincia, con mensajes claros, para que no queden dudas, por lo que espero que esto de De Loredo se materialice en la formación de un equipo de trabajo, no solo para hacer diagnósticos. Lo mismo va para el senador (Luis) Juez. Desde la UCR estamos esperando que nos convoquen a todos los partidos a discutir el diagnóstico pero también las propuestas.

-¿Le faltó fuerza al lanzamiento de De Loredo? ¿No lo sintió como tal?
-A ver… no es que nos tranquiliza o no. Nos tranquilizaría si se definieran rápido las cosas, porque va a haber un reglamento, un acuerdo, donde va a haber una encuesta, que no va a ser determinante, pero sí va a servir para ver si hay diferencias claras de uno u otro lado. Hay que poner los jugadores en la cancha y no demorar tanto, porque de lo contrario la gente se impacienta si no ve un candidato a gobernador y otro a intendente. Nos tenemos que sumar todos a trabajar, ya es hora. Lo que nos va a tranquilizar es que las encuestas, reitero, que van a ser orientativas, nos dirán si hay interna o no.

-¿Cuál es el tiempo en el que ustedes se sienten más cómodos para definir candidaturas?
-Creo que necesitamos que se defina todo antes de fin de año. Tener claro quién va a ser el candidato para que la estructura se ponga en marcha. Esta indefinición del proceso hace que se genere incertidumbre, porque no se trata de dos personas solamente, hay estructuras muy grandes detrás.  

En esta Nota