26 nov 2020
CóRDOBA |Panorama sanitario
domingo 4 octubre, 2020

Médicos denuncian desinformación, falta de recursos y agotamiento extremo

Marcelo Bertrán y Pablo Igarzábal, trabajan en el sector público y privado provincial. Solicitan mejores condiciones y esperan órdenes más claras ante la confusión imperante.

MARCHA. Médicos se manifestaron este jueves frente al Hospital Córdoba. Foto: Cedoc Perfil
domingo 4 octubre, 2020

Córdoba atraviesa la situación más crítica hasta el momento en materia sanitaria. En ese marco, el personal de salud se transformó en uno de los principales afectados con el vertiginoso aumento del número pacientes con Covid-19. Médicos y enfermeros contagiados además de un cansancio extremo por parte de los profesionales se transformó en una de las constantes en cada uno de los centros de salud.

PERFIL CÓRDOBA dialogó con dos médicos que están en la primera línea de batalla contra el virus. Coinciden en definir como crítica la situación de los médicos en la provincia y piden más recursos para hacer frente a una batalla a la que consideran desigual. Marcelo Bertrán es urólogo, trabaja en el Hospital Córdoba, y es líder de la agrupación Médicos Autoconvocados. Esta organización llevó adelante una serie de reclamos para mejorar las condiciones laborales.

Bertrán expresa su preocupación por la situación del personal de salud. Además asegura que algunos médicos tienen miedo de protestar por posibles represalias en sus lugares de trabajo. “Estamos en un momento muy complicado y nos duele porque tuvieron seis meses para hacer las cosas bien, ya que tenían el diario del lunes. En vez de contratar gente, porque estamos muy bajos de personal, sacaron cardiólogos, oftalmólogos, gastroenterólogos o urólogos a manejar febriles en las guardias. En Córdoba es un caos la atención del sospechoso de Covid. En nuestro hospital crearon un área febril. Sacan gente de cirugías programadas. El Hospital Córdoba es un hospital de tercer nivel, que hace cirugías de alta complejidad. Deberían haber intentado preservarlo hasta lo último. Se está cubriendo con parches algo que debió ser más programado”, señala.

“Yo soy urólogo, puedo sacar un riñón en una hora y media, pero no soy intensivista. Un conductor de auto, no puede manejar un fórmula 1”, agrega Bertrán.

Consultado respecto al manejo de la pandemia y las acciones que según su mirada debieron llevarse a cabo, el profesional enfatizó: “ Se debió contratar más gente y mejorar el salario del actual personal de salud. Hoy un médico hace turnos de 14 horas con la ropa de Covid, estamos extenuados”.

Incertidumbre y saturación. En la misma línea, y con similar preocupación, se expresa Pablo Igarzábal, especialista en medicina interna, quien en este momento atiende pacientes Covid en el Hospital Córdoba. “Los médicos no escapamos de la situación de incertidumbre que vive el resto de la sociedad. También tenemos miedo de enfermarnos, de contagiar a nuestra familia y esto se acrecienta por el elevado nivel de estrés que genera la pandemia”, asegura.

“Los hospitales se saturan con la demanda cotidiana de esta época y la capacidad operativa es similar. Las camas son las mismas”, expresa Igarzábal y remarca que en el interior, en los últimos años, cerraron 200 clínicas: “acá podes tener una mutual de las mejores, pero igual en algunos lugares encontrás dificultades para internarte. Las guardias están saturadas. En este momento hay especialistas que no tienen preparación para operar respiradores. Es una patología que no conocemos y para la que no hay tratamiento. Por si fuera poco, los médicos no tenemos líneas bien claras de trabajo, hay problemas de comunicación. A veces un director de hospital nos dice una cosa y otro nos dice lo contrario. El tema de las derivaciones son un problema cuando debés hacerlas”, describe.

“Nos llevó por delante la pandemia -sentencia Igarzábal-. Se arman centros de testeos, algo que debió hacerse antes. Hay clínicas que en Córdoba no deberían estar habilitadas, porque no tienen plan de evacuación, los ascensores no andan y ahora deben enfrentar una pandemia. Los consultorios de febriles convocan a especialistas que no tienen esta experiencia: un neurólogo, un endocrinólogo, se encuentra hoy atendiendo a este tipo de pacientes y lo expone al médico a un riesgo de mala praxis”.

Sueldos bajo la lupa

Igarzábal explica que en la provincia de Córdoba los sueldos son muy bajos para los médicos y que en algunos casos se les achicó en medio de la pandemia.

“Yo doy clase en dos cátedras y además trabajo en la parte pública y privada. De todas maneras mis ingresos bajaron porque los horarios son otros y dejé de atender a pacientes en el sector privado, para protegerlos, ya que muchos son personas mayores. Los salarios sin dudas empeoraron de acuerdo al nivel de riesgo que tiene esto”, señala y cuenta una situación que ocurrió en las provincias de Chaco y Jujuy, donde optaron por sumar médicos provenientes de otras provincias: “Les pagan un monto estratosférico a los médicos que llegan de afuera. Fue la única manera de que aceptaran, pero eso generó malestar con los médicos locales que se sintieron desplazados por los que vienen de otros lugares sin conocer a los pacientes, mientras ellos están en la trinchera desde siempre y conocen la idiosincrasia del lugar. En Córdoba se ofrecieron contratos por tiempo determinado. ¿Quién va a querer someterse a esto por un contrato con plazo de tiempo?”, se preguntó Igarzábal.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5191

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.