lunes 30 de enero de 2023
CóRDOBA PRESUPUESTO LOCAL

Para la oposición municipal, el llaryorismo "dibuja" como el kirchnerismo

Argumentan que el proyecto de presupuesto municipal toma la meta de inflación del 60% que definió Nación para 2023. En el radicalismo afirman que “subpresupuestan ingresos para que cuando haya más recaudación por la inflación los excedentes se puedan redireccionar discrecionalmente”.

27-11-2022 00:54

Antes de su aprobación, pensada para el 22 de diciembre, el proyecto de Presupuesto municipal deberá volver a ser presentado en las comisiones del Concejo Deliberante, tendrá una audiencia pública y será analizado en dos sesiones. Para el arco opositor, hay varias aristas que deben aclarar. Por caso, si se mantiene o no el estado de “emergencia económica”, el origen de los recursos municipales y las previsiones de ingresos y gastos. 

El concejal radical Lucas Balian remarca que “la trampa de todo esto es que subpresupuestan y sobrejecutan todo, porque hacen ese juego con la inflación. Si nosotros analizamos la cuenta de lo ejecutado en el 2021, hay una diferencia de $22 mil millones en el ejecutado, por encima de lo presupuestado. Ahora hacen lo mismo, saben que van a recaudar más de lo presupuestado por inflación o por ingresos que llegan de otras jurisdicciones. Subpresupuestar les permite moverse discrecionalmente con los fondos por encima de lo presentado y usar las rectificaciones presupuestarias, con un manejo discrecional”. 

—¿Por qué dicen que hay un sesgo en la rectificación presupuestaria?
—De hecho ya lo hubo. Las rectificaciones en el 2020 fueron de $7.600 millones y hasta el día de hoy no están los comprobantes. Faltan 4.300 órdenes de pago de ese año. En 2021 las rectificaciones fueron $22 mil millones. Ese tirarse a menos, no tener en cuenta la inflación real, les permite contar con plata que va a ingresar, no saben cuánto, pero saben que lo que ingrese de más lo pueden reasignar de manera discrecional. Y no siguen la misma pauta de gasto los ingresos presupuestados a los no presupuestados. 

—Es lo mismo que ha hecho la Nación, que es donde se fija la pauta de inflación, ¿ustedes ven un esquema espejo entre Nación, Provincia y municipalidad?
—Absolutamente, 100%, es la misma lógica de administración. En términos de asignación de recursos, los presupuestos de Provincia y Municipalidad son casi un espejo, cuando tienen problemáticas diferentes. 

—Ahora, el argumento es que la Nación marca una inflación de 60% y son ellos los que definen la política macroeconómica. La Provincia también toma ese criterio que fija Nación.
—Sí, está claro. Pero hay temas complejos. En el caso de Salud, por ejemplo, cuando se resiente la salud pública de la Provincia, se sobre exige la atención primaria de la salud de los barrios, que es la municipal, de los dispensarios. Si no te atienden en el Misericordia te vas al dispensario. Si vos prevés esta realidad, no podemos presupuestar en términos generales lo mismo el año que viene que este año. Hay una falta de planificación respecto de la ejecución de las políticas públicas, en este caso en el presupuesto. Además, si Salud tiene un porcentaje asignado sobre el total, la recaudación extra que ingresa debería ir en el mismo porcentaje a esa cartera. 

—¿Y ustedes tienen dudas de que eso vaya a pasar?
—Es que de hecho no está ocurriendo. Esos fondos claramente van a publicidad. La pauta publicitaria de la Municipalidad es exorbitante, incluso se contratan medios del interior de la provincia. Hay que discutir las reglas claras del criterio para la redistribución de los recursos no presupuestados. Ese es el gran déficit del Presupuesto.

En la misma línea, el concejal Juan Pablo Quinteros, de Encuentro Vecinal, señaló en su cuenta de Twitter: “Con una enorme subestimación de la inflación 2023 (en orden al 60%), todo lo que esté por arriba de ese porcentual será direccionado de manera discrecional, sin control ni conocimiento del C.D. Ahí, una de las tantas trampas”.

Sobre este punto, el secretario de Finanzas de la Municipalidad, Guillermo Acosta, explica: “Yo podría fijar una pauta distinta de inflación, pero el gobierno nacional lleva la pauta de la macroeconomía del país. Y están diciendo que su estimación es 60%, lejos podría yo tomar otra porque no conozco cuáles son las políticas macro que van a llevar adelante y que explican el 60%. 

—Algunos concejales plantean que el municipio hace lo mismo que Nación: subestima ingresos y cuando tienen más fondos por inflación después se usan de manera discrecional.
—Todo eso está detallado en cada una de las ejecuciones parciales que nosotros hemos ido presentando. Es muy claro, muy transparente, durante el año se pueden ver y se puede ver cuando presentamos la cuenta general del ejercicio. 

—¿Ustedes creen que la inflación del 2023 va a ser del 60%?
—Yo tomo la pauta macro fiscal del gobierno nacional, que además también la tomó el gobierno provincial. Desconozco las medidas que el ministerio de Economía va a tomar, pero evidentemente algo va a hacer para decir que la inflación va a bajar. Pero bueno, habría que revisar qué pasó en los presupuestos anteriores de las gestiones anteriores. Me da la sensación que la gestión anterior también tomaba las pautas fijadas de la macro nacional. Ahora les genera preocupación. 

En esta Nota