miércoles 01 de abril de 2020 | Suscribite
CóRDOBA / OBRA PUBLICA
domingo 8 marzo, 2020

Preocupa a constructoras y el sector inmobiliario la indefinición por planes de vivienda

El programa de 25 mil viviendas anunciadas hace un año por la Provincia sigue en suspenso. El financiamiento francés quedó congelado y en Bancor no tienen precisiones. Constructoras pedirán audiencia al gobernador.

por José Busaniche

EN ESPERA. El anunciado plan de viviendas quedó en suspenso por las complicaciones de financiamiento. Foto: Cedoc

El presupuesto para obra pública que la Provincia tiene para este año orilla los $49 mil millones y se enfoca en obras viales (46%), cloacales y pluviales (14%) y acueductos y agua potable (11%). El número global es un 9% más que el presupuesto de 2019, pero implica un retroceso muy grande en términos reales si se descuenta la inflación. A esto se suma que en lo que va del año no hay licitaciones de peso anunciadas. Todo eso genera un horizonte de mucha preocupación en el entramado de empresas y proveedores vinculados a la construcción y la obra pública. Esperan un 2020 duro.

“2018 fue malo, 2019, fue malo y para 2020 tenemos muy pocas expectativas. Hemos tenido reuniones inter cámaras en Buenos Aires y las expectativas no son buenas. Hay mucho que está supeditado al arreglo de la deuda, a partir de ahí se va a saber con qué fondos reales se cuenta y cuando recién se sepa con qué fondos reales se cuenta se van a empezar a reasignar partidas a los distintos ministerios. Con esas partidas se verá cuánto ha menguado y se modificarán los presupuestos”, dicen los empresarios del sector.

El diagnóstico que tienen los ejecutivos de la construcción y la obra pública advierte que los ciclos de la construcción existen y que vienen de un stock de obras muy grandes. Reconocen que Córdoba ha tenido obras muy fuertes en los últimos años, lo que hace que la caída que constatan ahora sea más estrepitosa. Y señalan que a partir de abril empezó un descenso para la obra pública por la finalización de obras clave, como la Circunvalación, al que se sumó el incumplimiento y la falta de fondos de la Nación, la disparada de costos internos y el encarecimiento de los créditos. Conclusión, hoy la obra pública de la Provincia está basada en la posibilidad de conseguir crédito externo porque no hay fondos propios suficientes.

Sin obra nueva. “Hoy no se están lanzando nuevas ejecuciones, no hay stock de obras importantes nuevas. Definimos pedir una audiencia con el gobernador para llevarle la realidad de todo el sector de la construcción y puntualmente para demostrarle la importancia que puede tener encarar un plan de viviendas. Eso apuntaría a resolver el déficit habitacional de Córdoba, ayudaría con el empleo y también con la recaudación. Creemos que es muy importante”, señala Luis Lumello, presidente de la Delegación Córdoba de la Cámara Argentina de la Construcción.

Un dato preocupante entre las planillas que circulan muestra que entre enero de 2018 y diciembre pasado la construcción perdió el 24,6% de su mano de obra. Es decir, se perdieron más de 11 mil empleos, sólo en Córdoba.

No aparecen. El otro aspecto que encendió la alarma en el sector es que el Plan de 25 mil viviendas que el gobierno de la Provincia anunció el año pasado para desarrollar durante la presente gestión sigue sin lanzarse ni concretarse. Ese plan cambió de órbita con la nueva orgánica que se generó a partir de la administración iniciada el 10 de diciembre. Pasó de la órbita del Ministerio de Obras Públicas al Ministerio de Promoción del Empleo y la Economía Familia, a cargo de Laura Jure. El plan incluía el financiamiento y construcción de viviendas en cuatro tipologías: Vivienda Semilla y Vivienda Semilla Plus iban a ser financiados por el Gobierno de Córdoba y la Agencia Francesa de Desarrollo, a través de un crédito a 15 años con tres años de gracia y una tasa del 4,75%. En tanto, Tengo Casa y Casa Bancor serían financiados por el Banco de la Provincia de Córdoba. La inversión total para ese plan implicaba el desembolso de más de US$ 500 millones. con el fantasma del default soberano aún sin disiparse el desembolso francés y los aportes locales están lejos de confirmarse. “Las 25 mil viviendas quedaron entrampadas en el problema de la deuda, no se dieron de baja, pero quedaron en un impass. Eso iba a permitir que mucha gente con lote haga su vivienda”, concluye un ejecutivo que sigue con expectativa el derrotero de esos programas.

 


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4952

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.