lunes 25 de octubre de 2021
CóRDOBA SIN OPOSICIÓN
08-11-2020 00:51
08-11-2020 00:51

Saillén y Catrambone mantienen el poder casi intacto en el Surrbac

Si bien no pueden tener cargos ni contacto con dirigentes del sindicato, sus alfiles conservan poder territorial y son los que negocian acuerdos gremiales y políticos.

08-11-2020 00:51

El autorretrato de Mauricio Saillén al mando de un camión de la empresa municipal Córdoba Obras y Servicios (Coys) y la reciente excarcelación de Pascual Catrambone, puso a la poderosa dupla del Sindicato Único de Recolectores de Residuos y Barrido de Córdoba (Surrbac) nuevamente en el candelero político.

Por disposición de la Justicia Federal, para mantener la libertad no pueden tener contacto con testigos ni personas vinculadas a la causa en la que están procesados. No pueden retomar cargos en las conducciones del sindicato, mutual ni obra social. Precisamente por maniobras cometidas en ellas, se los acusa de asociación ilícita, usura, defraudación y lavado de dinero. Pero siguen manejando los hilos.

Quien aparecía como un dirigente decidido a hacerles frente, Juan Carlos Delgado, no tiene hoy poder territorial ni sostén político para catapultarse como futuro candidato a dirigir los destinos del gremio.

La intervención es sin plazo final: si se siguiera un cronograma natural, tendría que haber elecciones en el 2022. El sindicato tiene unos 3.000 afiliados y maneja una caja de $20 millones mensuales. Cuentas aparte son los fondos que manejan la obra social (Ossurrbac) y la mutual (Amsurrbac).

Si bien las tres entidades están intervenidas o administradas por funcionarios designados por el Ministerio de Trabajo, la Superintendencia de Seguros de Salud y del Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), respectivamente, cada gestión tiene sus bemoles.

Surrbac. En el gremio asumió el abogado Alberto Simón a principios de marzo pasado, poco antes de que se decretara el aislamiento social preventivo por la pandemia de coronavirus. Pero esa designación de la cartera laboral fue acotada. Solo quedó bajo su responsabilidad el manejo de las finanzas. Para el resto de funciones hay 30 miembros de la Comisión Directiva que continúan en funciones. Si bien las cabezas no pueden ejercer cargos, estos son ocupados por los hijos de Mauricio Saillén y Pascual Catrambone y personas de su confianza.

Amsurrbac. En la mutual fue designado en diciembre último Horacio Baldoni. Según fuentes consultadas por PERFIL CÓRDOBA, vive en Santa Fe y desde fines del año pasado no vino más a Córdoba. Delegó funciones por lo que, en los hechos, los que están al frente son los dos Juan Manuel: Krainbuhl y Riba. Ambos también están procesados en la causa federal.

Ossurrbac. En lo que respecta a la obra social, hay un administrador. Es Jorge Remigio, un hombre ligado al sector privado de la salud a través de un  grupo de gerenciadoras. Hace pocos días quedó retratada la amable bienvenida que le ofrecieron Juan y Franco Saillén al ingreso de la sede de la obra social en Lima al 300.

2020_11_08_obrasocial_cedocperfil
BIENVENIDA.  Juan y Franco Saillén recibieron al administrador de la obra social en la sede de calle Lima.

Un conocedor de la interna sindical dijo a este medio: “Sin lugar a dudas si hoy hubiera elecciones ganarían ellos”. El poder permanece intacto. Tienen sus bases, lo que les asegura presencia territorial, tienen poder de fuego porque “paran el servicio de recolección y convierten a la ciudad en un basural irrespirable”, comentó; y tienen paraguas políticos en Buenos Aires (sectores internos del Frente de Todos) y en Córdoba. Ninguna de esas condiciones cumple Delgado, el único opositor que aparece amagar la disputa de poder.

Estrategia en tribunales. A fines de diciembre, el tesorero del gremio Juan Carlos Delgado brindó una extensa declaración indagatoria en el juzgado. El está acusado de administración fraudulenta. Tiene y tuvo responsabilidades en el Surrbac y en la obra social y nunca manejó plata de la mutual. En ese sentido, como la causa se originó en préstamos usurarios y defraudatorios hacia los propios afiliados de la mutual, su defensa pide desglosar y analizar su documentación específicamente en las otras dos entidades. Cuando se realizaron los procedimientos de la causa, desde mediados del año pasado en adelante, se secuestraron cajas con pruebas. Facundo Amoedo, defensor de Delgado, reprochó que todavía no se haya analizado ese material. Definió a su asistido como una persona muy prolija que tuvo control de auditores y revisores de cuentas.

 

“HAY QUE AGRADECER QUE TRABAJE”

A los pocos días que Mauricio Saillén se fotografió y subió el retrato a Twitter, el intendente de la ciudad de Córdoba, Martín Llaryora, dijo que había que agradecer que esté trabajando después de casi dos décadas de no tocar un camión recolector como empleado. En efecto, Saillén volvió a su cargo de chofer y no tardó en difundir la noticia.

2020_11_08_saillen_cedocperfil
VUELTA AL CAMIÓN. Después de 19 años, este mes Mauricio Saillén volvió a conducir uno que pertenece al Coys municipal y le dió una amplia difusión en sus redes sociales.

Si se repasan los conflictos gremiales de la gestión Llaryora, se llega rápidamente a la conclusión de que el Surrbac nunca fue un problema. Al contrario, fue el primer acuerdo salarial alcanzado en el año. Un dato significativo es una decisión de la titular del Coys, Victoria Flores, luego de que inició la cuarentena. Con tres miembros de la directiva del Surrbac acordaron la retención de contribuciones atento a la prohibición de reuniones sociales, asistencia a cursos, capacitación, etc. Sumados, hasta ahora son unos $20 millones que el gremio dejó de percibir y el municipio, de pagar. La intervención impugnó y la semana pasada hubo gestiones en relación al tema.