jueves 22 de agosto de 2019 | Suscribite
CóRDOBA / TRAS LAS ELECCIONES
domingo 4 agosto, 2019

Según la "fórmula" Reyes, hay 70% de chances de que la economía no explote

El referente del Ieral trazó los escenarios de la economía en función de la historia con la que llegan las fórmulas presidenciales Macri-Pichetto y Fernández-Fernández.

por José Busaniche

EQUILIBRIO. Para Reyes, una de las claves que permitiría volver al crecimiento es sostener la reducción del déficit fiscal. Foto: Cedoc

En una se - mana, las principales fuerzas políticas tendrán su primera gran prueba para saber dónde están paradas. Luego entrará de lleno la carrera rumbo a las elecciones que definirán –en octubre o noviembre- el rumbo del país. Qué puede pasar en materia económica tras estas decisivas elecciones es algo muy difícil de determinar por la multiplicidad de factores y variables en juego de toda índole y de raíz doméstica, pero también externa. Pese a eso, el economista Gustavo Reyes -uno de los referentes del Ieral de la Fundación Mediterránea- se ocupó de trazar las proyecciones de ese nebuloso mediano plazo, al describir las distintas configuraciones que se pueden dar en la economía en función de cómo llegan las dos principales fuerzas en que se polarizó la elección. Así, analiza los elementos en común de la macroeconomía con que arrancan las fórmulas de Juntos por el Cambio (Macri-Pichetto) y de Frente de Todos (FernándezFernández) para luego establecer cómo pueden comportarse las principales variables en función de si se impone una u otra fórmula tratando de rastrear, para acercar hipótesis probables, cómo se comportaron en el pasado justamente en relación con las distintas variables. Luego le asignó el grado de probabilidad que pueden tener hacia el futuro, al considerar la paridad electoral.

Terreno en común. El primer punto en el análisis de Reyes fue plantear que, a la hora de asumir y durante el primer tramo del mandato, hay variables que, aunque pueden mostrar matices y moverse durante la transición, tendrían un perfil similar, gane quien gane. Estas son:

-Cuentas fiscales más ordenadas. “El Gobierno que comienza tendrá un poco más de aire porque buena parte del ajuste ya se hizo. Pero a pesar de que hubo mucho ajuste en los últimos dos años aún es insuficiente. Para garantizar el pago de la deuda tiene que haber incluso un pequeño superávit. Esto tiene que seguir haciéndolo el próximo gobierno”.

-Inflación alta: “El índice de precios se mantendrá en niveles elevados gane quien gane, aunque esté mostrando hoy un proceso de desaceleración. Este año rondará el 40%”.

-Tipo de cambio. “Difícilmente llegue con atraso cambiario significativo. El gobierno arrancaría con tipo de cambio aún competitivo”.

-Poca plata en la caja. “La buena noticia es que los vencimientos de deuda del año que viene no son pocos y son un desafío, pero 2020 es el año con menos vencimientos de los próximos cuatro años. El año que viene hay que pagar bastantes cosas, entre vencimientos de deuda, amortizaciones e intereses algo así como un 5% del PBI, en el 2021 casi un 6% y en el 2022 casi un 7%. Este año pagamos un poco más del 7%”.

Escenarios para Macri-Pichetto. Según Reyes, en el caso que gane Cambiemos, la clave de una administración exitosa es que concrete las reformas que no pudo hacer y donde se hicieron avances muy tibios. “Hablamos de reformas estructurales que se necesitan (fiscal, laboral, previsional, apertura económica). Parte del fracaso de la gestión económica tiene que ver con lo que no se hizo”. Allí, lo determinante será avanzar rápidamente con la ratificación de la dinámica fiscal: “Si lo hacen, la probabilidad de que se pueda volver a los mercados internacionales es alta. Las Leliq y la incertidumbre se pueden ir solucionando y con apoyo de los mercados financieros y agentes externos la economía se puede encaminar al crecimiento. Probabilidad de escenario de estabilidad y crecimiento económico: 25%.

El punto débil de otra gestión de Cambiemos será el escaso apoyo en el Congreso y la fuerte resistencia sindical para las reformas: “Si ellos son Gobierno es probable que no tengan esos apoyos y si esto no se hace la economía seguirá en problemas. En la famosa luna de miel deberían llegar las señales más claras. Hay, en teoría, dos escenarios para Cambiemos uno con probabilidad de éxito, otro más complejo, aunque no explotaría la economía”. Probabilidad de escenario de estabilidad, pero sin crecimiento: 25%.

Escenarios para Fernández Fernández. Para esta fórmula está más clara la posibilidad de encontrar dos subescenarios más delimitados. “El primero sería uno que asuma una conducta similar al gobierno de Néstor Kirchner, que fue bastante austero en lo fiscal y con el gasto público. Al contrario, en el gobierno de Cristina hubo una explosión del gasto público y se duplicó el déficit primario. No sabemos cuál de los dos va a prevalecer”, dice Reyes.

Subescenario 1 con ratificación de ajuste fiscal. En el primer escenario se ratifica un poco el ajuste fiscal de Cambiemos, se continúa para hacer sostenible el pago de la deuda, pero no mejora la economía rápidamente porque no hay muy buen vínculo con el mercado financiero y los sectores inversores. “No se ve un rápido acceso a los mercados ni se ve que se encaren reformas estructurales. Pero con ajuste fiscal, es una economía que no explota, renegocia el acuerdo con el FMI, pero como no hay reforma estructural es difícil que el crecimiento rebote, veo un crecimiento bajo. y se sigue usando el impuesto inflacionario, no explota y puede evitar el default”. Probabilidad de ocurrencia: 20%.

Subescenario 2 sin ajuste fiscal. El otro escenario tiene una política fiscal más parecida al gobierno de Cristina, vuelven los subsidios y la expansión monetaria. “Si no se continúa con la prudencia fiscal en materia del gasto público las expectativas de inflación, sin financiamiento, suben porque aumentaría la emisión. Tendríamos un acuerdo inestable con el Fondo que siempre pide prudencia fiscal. Ahí veo un escenario delicado y de pronóstico reservado”. Probabilidad de ocurrencia: 30%.

A grandes rasgos, según Reyes, en tres de cuatro escenarios la economía “no explota”, pero se moverá en sendas de mayor o menor probabilidad de crecimiento, según cómo se configuren las variables que proponen los candidatos: “Dependerá muchísimo de la continuidad del ajuste fiscal. Si no hay señales muy claras de eso, la verdad es que el problema es bastante complicado. Y la mecha urgente, en ese sentido, es el tema de las Leliq, que hay que solucionar rápido. Si se arma un plan de estabilización, con reformas estructurales y se muestra cómo desaparece el déficit se puede restaurar la economía.”

Las Leliq, una urgencia a desactivar. Según el economista, las Leliq son un enorme problema que el próximo gobierno tendrá que afrontar rápidamente para que no se vuelva explosivo. “Antes de la crisis que se originó en mayo del año pasado, en 2017 el stock de Lebac y Leliq era de 10 puntos del PBI. En parte estalló la crisis porque nadie quería tener esa deuda, el Banco Central empezó a comprar con emisión monetaria y tuvimos lo que tuvimos con el dólar y luego inflación. A fin del año pasado ese stock bajó al 5%, se licuó. Hoy es todo Leliq, pero a fin de este año vamos a llegar al 7%, viene subiendo de nuevo muy fuerte y si el Gobierno no lo ataca a tiempo vamos a tener la misma situación que a fines de 2017”, plantea Reyes.

 


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4729

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard