jueves 05 de agosto de 2021
CóRDOBA INGRESOS EN PICADA
18-07-2021 00:56

Semanas claves para intentar recomponer los salarios de cara a las elecciones

Gobierno convalida aumentos por encima del 40% y reapertura de paritarias para sectores rezagados. Entre 2013 y 2021 el poder adquisitivo de privados perdió 25% real.

18-07-2021 00:56

El próximo 27 de julio Armando Cavalieri y su equipo del gremio mercantil se reunirán con las centrales empresarias del sector. El objetivo es volver a discutir la pauta salarial que se había fijado en un 32% desde abril de este año a febrero del 2022. “Ante la inflación que no cede, tenemos la necesidad de reabrir el diálogo y lograr una revisión del acuerdo anual que este en sintonía con el incremento del costo de vida”, dijo el histórico dirigente.

Lo que hará Comercio ya lo hicieron o están camino a hacerla el resto de las ramas de la actividad en vista de que la pauta inicial de una inflación del 29% que había fijado el ministro de Economía Martín Guzmán se alcanzaría en los primeros siete meses del año. Cabe recordar que esta semana el Indec informó la inflación de junio, que fue del 3,2%, pero que alcanza un acumulado del 25,3%. En Córdoba, el Centro de Estadísticas del gobierno provincial midió incluso un poco más: 3,3% en junio con un acumulado de 26,96% en lo que va del año. La desaceleración respecto de meses anteriores es un aliciente, pero el lastre acumulado es difícil de resolver en el corto plazo. El Indec lo marcó: el incremento en los últimos 12 meses es del 50,2% y ninguna pauta salarial se acercó a eso.

A la salida de una crisis histórica como fue la del Covid y con meses electorales clave el gobierno sabe que tiene que tomar la agenda del deterioro salarial como prioritaria si no quiere recibir un mazazo en las urnas: la primera señal la dieron en tándem Cristina Fernández y Sergio Massa cuando aprobaron un incremento del 40% para los empleados del Congreso de la Nación. Y desde su cartera en Trabajo, el ministro Claudio Moroni sigue por ese camino, convalidando acuerdos salariales del 40% al 45% o las mencionadas reaparturas de paritarias para gremios atrasados. A su vez, siguen los estímulos puntuales como los bonos a jubilados anunciados o la continuidad del apoyo a sectores castigados por la pandemia. El Ministerio de Turismo y Deportes lanzó la sexta edición del Fondo de Auxilio para Prestadores Turísticos, orientada a guías y otros prestadores de servicios turísticos, a quienes se otorgará un aporte no reembolsable de $22 mil por mes, de agosto a diciembre de 2021.

El atraso. “El salario real está detonado y es muy difícil recuperarlo por más que se congelen tarifas, que se den subsidios al gas, todas las cosas que está intentando el gobierno nacional y que forma parte de una receta conocida. La lógica clara es tratar de tirar toda la artillería posible para tratar de mejorar la situación de la gente y las perspectivas de voto y después se verá. Es una lógica de corto plazo. Acá hay algo muy difícil de remontar, el poder adquisitivo de los salarios en blanco está 25,4% abajo en relación a 8 años atrás. Cayó con cada una de las devaluaciones, después fue recuperando un poco pero nunca alcanzó a recuperar totalmente los niveles previos y cada vez cae un escalón más”, marcó el economista Gastón Utrera.

Utrera estimó que si la inflación logra estabilizarse en un rango de incremento mensual del 2,5% muchos aun así muchos gremios llegarían con caída real a las elecciones. Ese es el dato que explica la reapertura de paritarias y la nueva pauta salarial que se mira: “Los salarios de Comercio, con el acuerdo actual quedarían 4,5% abajo en las PASO y 5,1% en negativo para las elecciones de noviembre. Es decir, el asalariado va a llegar con un atraso fuerte a las elecciones, por eso el gobierno está poniendo todo lo que está poniendo en materia de recomposición del ingreso”.

Para la economista Cecilia Garriga, docente e investigadora del Centro de Investigación y Formación de la República Argentina (CIFRA-CTA) si se concretan aumentos en un rango del 40%-45% y se confirma la tendencia a la baja de la inflación el atraso en el último año puede comenzarse a desgranarse, aunque llevará más tiempo y más incremento real descomponer la pérdida de poder que se acumuló en el período 2015-2019, cuando las devaluaciones del peso tiraron para abajo el poder de compra de los sueldos.  

“Entre 2015 y 2019, los salarios del sector privado registrado tuvieron una caída real del 12,5%. Y hay que atender que en el sector público y en los privados no registrados la caída fue mayor. Después hubo una suba de 5% en el primer trimestre de 2020 antes de la pandemia, a lo que le siguió una caída muy drástica por la pandemia, donde se combinaron suspensiones y recortes en muchos sectores. Le siguió una paulatina recuperación y hoy podemos pensar que estamos en los niveles de pre pandemia, pero siguen retrasados”, apuntó.

-¿Qué se puede proyectar hacia adelante?
-La aceleración que hubo en la inflación tuvo un pico en marzo de 4,8% y fue bajando, en junio fue 3,2%, si uno lo anualiza va a impactar a la baja y las paritarias están reabriendo a la alza, con lo cual eso puede tener un resultado positivo para los salarios. El repunte de la inflación que hubo entre diciembre y abril generó un corrimiento de la pauta salarial se va corriendo del 30% al 35%, 40%, 45% y si ahora se aplana un poco la inflación vamos a ver un impacto positivo en los salarios. Por otra parte, hay un acompañamiento por parte del gobierno, hay sectores del gobierno que marcaron una pauta más alta, se adelantó la revisión de algunos gremios y hay aceptación en las patronales de adelantar algunos acuerdos. Imagino que de acá a las elecciones se puede esperar alguna recuperación.

-¿Aún con aumentos del 40% se recupera el terreno perdido?
-El terreno perdido durante el macrismo va a llevar muchos años de recuperación porque dejó una caída real del 12,5% después de 4 años. A abril de 2021 estamos como en diciembre de 2019, porque había subido, vino la pandemia y hay que ver qué números dejan mayo y junio. Hoy hay un claro interés en subir el poder adquisitivo del salario por parte del gobierno. Propiciar las paritarias, dar señales concretas con aumentos en la administración pública, acompañar a los sectores informales, IFE, AUH, Tarjeta Alimentar y REPRO son herramientas que refuerzan el poder adquisitivo de los que tienen situaciones más precarias desde el punto de vista laboral. Hubo una primera etapa donde se mostró una parte más fría por parte del Estado, pero ganaron la pulseada los que apuestan a reforzar más el gasto y a apuntalar el ingreso de los trabajadores. Y la otra pata de esto es el tema precios, con medidas que contengan los aumentos de la canasta.

-¿La nueva pauta salarial va a estar más cerca del 45%?
-Sí, sí, es lo que ya se está manejando. Algunos sectores ya lo estuvieron cerrando, Camioneros cerró en 45%, Bancarios en 43%, Alimentación 43%, Transporte 42,7%, Textiles también. Depende mucho también del sector, hay sectores que siguen muy golpeados por la pandemia y otros están creciendo.

En esta Nota