domingo 02 de octubre de 2022
CóRDOBA MERCADOS

Syngenta: "invertir en Argentina es difícil porque no se recupera la inversión"

Lo señaló Antonio Aracre, CEO de Syngenta para Latam. De visita en Córdoba se refirió a las dificultades para invertir en investigación en semillas, por la falta de un esquema de retribuciones como sí tienen países como Brasil y EEUU. “Nos han superado, y a la larga se perjudica al productor”. Con todo, adelantó que la compañía analiza abrir una segunda planta en el país para potenciar su presencia en toda la región.

14-08-2022 00:54

La firma agrícola cordobesa Morel Vulliez diseñó un evento esta semana para unos 500 productores, clientes y proveedores de su red. En ese marco la compañía que fundó hace unos 30 años Carlos Morel Vulliez repasó algunos logros, remarcó que se siguen reponiendo de la caída de Vicentín y enumeró planes y proyectos.

Uno de los platos fuertes del evento –que contó con la participación de la economista Diana Mondino y el humorista Cacho Buenaventura- fue la presencia d Antonio Aracre, el CEO de Syngenta para Latam. El ejecutivo de la multinacional reconoció a la empresa cordobesa que es la número uno en ventas de muchos de sus insumos para todo el país.

Allí, el presidente de una de las empresas más potentes del país –recientemente recibió el Premio Fortuna a la empresa que más creció- dejó algunas definiciones importantes. Aracre afirmó que “es difícil sobrevivir en Argentina con una inflación tan alta durante tantos años”.

“Es un país que no logra recuperar el valor de la moneda, de la palabra, donde muchas veces lo políticos no se hacen cargo de sus propias responsabilidades. A pesar de eso todos seguimos apostando y produciendo para algo tan importante como la materia prima para los alimentos”, dijo.

El ejecutivo remarcó que en los próximos 20 años se van a tener producir más alimentos que en los anteriores 200 años. “Ese es el tamaño de desafío que tiene la producción agropecuaria en el mundo. Y hay que hacerlo de manera sustentable, porque todos los años se incorporan millones de personas a la clase media en India, China y África. Eso demanda más alimento, pero de manera sustentable, lo que implica más inversión en investigación y desarrollo”.

Importaciones de insumos.  
“Hay que decir que hace dos años que el mundo se puso patas para arriba. Recién hace menos de un año las plantas empezaron a producir al mismo ritmo que antes de la pandemia. Luego vino la segunda crisis, la de la logística, volver a regularizar todo sigue siendo complejo. A eso se le sumó que sobre fines del año pasado China empezó a cambiar su matriz energética y empieza a tener cerradas un tercio de sus plantas lo que genera otra ola de escasez, y sobre eso vino el conflicto bélico por la invasión de Rusia a Ucrania. Es la tormenta perfecta como para que todo lo que tiene que ver con la producción química, para lo que son los insumos que usamos en el agro, estén bajo un estrés y una escasez muy significativa. Eso vivimos los últimos dos años. Nosotros tenemos la suerte de que hace 4 años fuimos adquiridos por una empresa china, la empresa química más grande del mundo y eso nos da ventajas competitivas porque China es el mayor productor de productos químicos del mundo. Por eso el año pasado estuvimos con una fluidez en la producción y en las entregas”.

Incertidumbre actual.
“La situación sigue complicada. Los precios de los commodities tienen muchos altibajos, hay mucha incertidumbre con el ritmo de la guerra, no se sabe si los granos se van a poder transportar, ahora hay un conflicto entre China y EEUU, todo eso termina repercutiendo en los precios de los productos que producimos nosotros, es algo que no se puede anticipar. Con ese nivel de incertidumbre trabajamos”.

Posicionamiento en el mercado argentino
“Venimos manteniendo liderazgo desde hace 5 años. Tenemos una participación del 24% del mercado en los que hace a productos para la protección de cultivos. En semillas de maíz somos segundos y en semillas de girasol somos líderes. En semillas de soja tenemos una vanguardia importante junto con Don Mario. En materia de producción química, genética y biotecnológica tenemos un liderazgo muy importante”.

Competitividad en Argentina
“El nivel de inversión en I+D es muy fuerte. Pero la capacidad que tenemos de recuperar esa inversión es muy baja. En la cuestión de las semillas invertir en Argentina es muy difícil porque no hay posibilidad de recuperar esa inversión y aun así seguimos invirtiendo. Pero cuando uno se compara con Brasil o Estados Unidos el sistema de captación de valor que tienen esos países hace que la inversión en genética sea mucho mayor. A la larga, que no se pague por la tecnología no nos perjudica solo a nosotros, perjudica a todos los productores porque en los últimos 20 años el productor argentino perdió media tonelada por hectárea en comparación con el de Brasil. Hoy nos han superado y eso no tiene muchos secretos, tiene que ver con la retribución que se obtiene por la inversión tecnológica. Nosotros podemos estar 50 años sin invertir y sin obtener una retribución pero a la larga el perjudicado es el productor”.

Inversiones en el país
“Nosotros invertimos todos los años una cantidad muy importante en I+D para genética del maíz. Para estudios tecnológicos. Para testeos, cada vez que se lanza al mercado una nueva molécula química hay muchos años de testeos y ensayos, invertimos cerca de un 5% de la venta de cada año. Ahora estamos evaluando una inversión importante para una planta porque la planta de Brasil está llegando a un tope de capacidad. Estamos evaluando una segunda planta en Latinoamérica ver la factibilidad de si se puede hacer esa planta en Argentina”.

 

En esta Nota