viernes 24 de septiembre de 2021
CORONAVIRUS 9 temas y un bonus track
18-05-2020 21:17
18-05-2020 21:17

La cuarentena sin fin en historias de músicos y cantantes independientes: Quien quiera oír, que oiga

Cantan en bares, restaurantes, eventos privados y hasta en cruceros, y serán los últimos en volver. Nueve testimonios y una canción estreno.

Entre las pocas certezas que la pandemia de coronavirus nos dejó y nos sigue dejando minuto a minuto, hay una que si fuera canción sería “una que sepamos todos”: Los artistas, pero sobre todo los músicos y cantantes independientes que trabajan en lugares públicos, serán los últimos en volver a sus rutinas de trabajo cuando todo pase o, al menos, pase lo suficiente como para recuperar algo de la normalidad que hoy tanto se extraña...

Por eso esta nota. Porque mientras a actores y actrices los vemos a diario en la tevé pidiendo más ficción o como invitados, a ellos los escuchamos poco y nada, valga la redundancia y la paradoja.

Los cantantes y músicos serán los últimos en volver a sus lugares de trabajo; bares, pubs, escenarios, fiestas privadas, etc.

Ellos, que viven de que los escuchemos cuando se suben a un escenario o hacen su arte en las calles, o animan tu “quince”, tu cumple por los 50, tu fiesta de casamiento o de divorcio, tu evento empresarial, tu viaje en crucero o, simplemente protagonizan el show de ese bar, boliche o restaurante al que vos vas, hoy no tienen quién los escuche por partida doble: Ni en sus habituales lugares de trabajo, desactivados por la pandemia, ni en los medios de comunicación.

Aquí, nueve de ellos nos cuentan su antes y su “durante” el coronavirus y cómo adivinan el después. Y así, entre vivos en las redes para despuntar el vicio -que en todos los casos es profesión y pasión-, al menos podremos escucharlos leyendo lo que tiene para decir este universo que algunos (como quien escribe) conoce, consume y admira tanto...

La canción "Quedate en tu lugar" cuenta con las voces de Gustavo Remesar, Daniel Vilá (arreglador y director artístico de Valeria Lynch) y Walter Sosa

Mientras el cierre de esta nota será con cartel francés para Guillermo Guido, ahora nos da el tono para que comience el show Gustavo Remesar, quien está estrenando una canción bellísima titulada Quedate en tu lugar -quizás la primera tan bella que genera el covid-19-, nacida por y para esta cuarentena de la que hablará en la nota y que podés ya disfrutar en el video más arriba y en todas las redes del artista.

Coronavirus: estiman pérdidas millonarias en la industria de la música

Gustavo Remesar: Contigo en la distancia

Es un “conocido y amigo” de todos los argentinos gracias a aquel programa Soñando por cantar (El Trece), de la factoría de Marcelo Tinelli, que lo consagró ganador en 2013 y por el cual conquistó corazones y admiradores bajo el apodo que allí le pusieron: “El carnicero del soñando”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Quien lo escucha, descubre en segundos que tiene una orquesta en su garganta y que si viviera en Estados Unidos, sería un star con show fijos en Las Vegas. Pero aquí, Gustavo, como tantos talentosísimos artistas, la tiene que pelear a diario...

"Había abierto un bar con show justo dos meses antes de la cuarentena, así que pierdo doble"

Para colmo, tuvo doble mala suerte con la pandemia porque además de su profesión de cantante, tiene un flamante bar en Longchamps, sur del gran Buenos Aires, donde vive. Un sueño largamente abrazado que se concretó con su apertura, el 19 de diciembre de 2019. Pero tres meses casi exactos después, el 20 de marzo, se decretó el aislamiento social preventivo obligatorio y tuvo que bajar la persiana y dejarlo en compás de espera.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Fue tremendo, dos meses me duró abierto. Se llama LPM, no por lo que imaginan, sino por Longchamps Pub Music. Allí, además de comer y tomar cosas ricas, hay una escenario y viernes, sábados y domingos hacemos shows. Yo, por supuesto también canto una noche, pero vienen desde cantantes a humoristas”, cuenta Gustavo, quien en la era a.C (antes del coronavirus) realizaba, además del de LPM, un promedio de “seis shows mensuales”, entre privados o públicos.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena
LPM (Longchamps Pub Music)

Él fue, además, quien apenas comenzó la cuarentena, uno de los primeros en activar los vivos en Facebook, a un ritmo de casi tres por semana. Sus fans, agradecidos...

"Nunca hice gorras virtuales, Me cuesta mucho pedir ayuda"

“Desde que esto empezó no logré ninguna forma de generar una entrada sin que eso afecte mi valoración con respecto al público. No me animo a hacer shows con gorras virtuales por miedo a decepcionarme...”, dice refiriéndose al recurso que muchos artistas encontraron para seguir generando, al menos, algunos ingresos mínimos: Hacer un show en vivo en las redes y que sus seguidores depositen lo que quieran o puedan en una cuenta por transferencia bancaria u otro medio de pago. O hacer un CD virtual con un precio básico de entre 300 y 400 pesos.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“No hago gorras virtuales y no sé cómo lo tomarían si lo hiciera. Me cuesta mucho pedir ayuda”, agrega Remesar, que vive con su esposa, Laura, y cuatro de sus siete hijos.

“No tengo otra entrada ya que el bar sigue cerrado y además no califico para ninguna de las ayudas que el gobierno tiene previstas para esta emergencia”, acota el dueño de la voz que, además, escuchamos a diario en la tele cantando la ópera del comercial de salsas Molto.

"Me apoyo en mi familia y fundamentalmente en Dios"

“Tengo ansiedad y angustia por esta situación que, además, me genera la incertidumbre por saber qué haré cuando se terminen mis recursos económicos, que será pronto, que hoy me permiten quedarme aislado en casa. Pero me apoyo en mi familia y fundamentalmente en Dios”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Ya cerrando su entrada, agradece: “Qué bueno poder contar lo que nos pasa a mí y a todos mis colegas. A veces mucha gente cuando nos ve cree que venimos de componer nuestro último hit sentados al piano con el esmoquin blanco, pero eso le pasaba a Sandro...”.

Como bonus track, Gustavo nos regala para estrenar aquí como ya hizo en redes, la canción Quedate en tu lugar (video más arriba), que él mismo compuso con arreglos del gran Daniel Vilá, cantante, músico, compositor y arreglador, quien fuera director artístico de Estela Raval así como desde hace varios años lo es de Valeria Lynch.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Yo la escribí y Dany, que además de un genio es un gran amigo, hizo los arreglos y la cantamos con él y con mi colega, amigo y excompañero del Soñando, Walter Sosa. Espero que les guste”, dice Gustavo.

Antes de cederle el espacio al próximo artista, Remesar nos deja su deseo para “el día después”:

"Espero que después de esta pandemia, de la que todos vamos a salir con menos capital económico, entendamos que en la cabecera de nuestras mesas ya no debemos tener un gran plasma sino a nuestros adultos mayores -los que puedan tenerlos- enseñándonos algo que ellos hicieron mucho más tiempo que nosotros y seguramente saben hacerlo mucho mejor: ¡vivir!”.

Banda en Fuga: Don´t let me Down

Sí, ahora venimos en banda de tres, y los que hablan son Daniel Montenegro, fundador, guitarra y voz principal, y Julián Skalski (batería, teclado y voz). El otro integrante de Banda en Fuga, agrupación que tiene más de 35 años de historia y de vigencia haciendo, como pocas en el país, covers del rock de los años 60 en adelante así como temas propios, es Roberto Rodríguez, en bajo, guitarra y voz.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena
Daniel Montenegro, Julián Skalski y Roberto Rodríguez son Banda en Fuga

Quien no conozca esta banda, se pierde una maravilla, pero para eso están sus redes sociales y su página web, al menos hasta que vuelvan a los escenarios.

Banda en Fuga tiene tantos kilómetros recorridos que sería imposibe enumerar las ciudades y pueblos por los que ha llevado su arte desde que nació, con otro nombre y otros integrantes, en febrero de 1979, cuando Daniel, con 16 años, debutaba como músico profesional.

Banda en Fuga hace covers del rock de los años 60 en adelante y también tiene temas propios

Hoy, desde sus respectivas casas, charlan con Perfil sobre cómo los tomó la cuarentena.

“En mi caso particular yo tengo cinco trabajos: Primero, hago relaciones públicas; segundo, vendo shows; tercero, soy fletero; cuarto, plomo, y cuando todo eso funciona, trabajo como músico”, dice Daniel Montenegro -Daniel Bef en su Facebook- con su característico buen humor.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena
Daniel Montenegro, fundador, guitarra y voz de Banda en Fuga

“Todos los fines de semana siempre tenemos shows, viernes y sábado, y también sumamos algunos jueves y algunos domingos del mes”, agrega el hombre nacido y criado en Dolores y que hace hablar a su guitarra cada vez que la toca y que canta con su grupo temas que van de Credence a Pink Floyd pasando por Pappo, The Beatles, Deep Purple, The Doors, y tantas bandas y solistas míticos del rock y el blues.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Tanto Daniel como Julián coinciden en que, por ahora, no han conseguido hacer algo remunerado ni obtener ningún ingreso virtual.

“Antes yo daba clases -dice Svalsky-, pero el trabajo ya había bajado tanto que en 2020 no tuve alumnos y luego llegó el coronavirus”, explica el hombre de la batería, que vive con su mujer y sus dos hijos “con una entrada mínima”.

“A algunos nos agarró solos, como a mí -sigue Daniel- y a otros con familia, pero todos, de una u otra manera hemos encontrado una forma diferente de vivir y convivir”.

¿La ayuda del Estado? A Daniel no le toca, pero Julián cuenta que a él sí, y que aunque “no reemplaza lo generado por el trabajo propio y no alcanza, ayuda...”.

"Con el grupo editamos ensayos a distancia como para simular una normalidad"

Banda en Fuga no hizo vivos por razones obvias de aislamiento, ni CD virtual, pero los tres charlan mucho entre ellos y con sus colegas.

“Los amigos reales y virtuales interactúan mucho en las redes viendo lo que subimos y dándonos ánimo”, sigue Daniel, y Julián coincide: “Charlamos, hacemos videos, grabamos canciones cada uno desde su casa como para simular una normalidad”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

En lo que a los gastos respecta, Daniel dice que “son mínimos porque los ingresos son cero. Por primera vez en mi vida pagué el mínimo de las tarjetas”. Y julián resume: “Los gastos son alquiler y comida, todo lo otro, como servicios, seguro del auto y demás, no lo estoy pagando”.

"Siento incertidumbre, angustia y ansiedad", dice Julián, el baterista

Todo esto, claro, con el temor intrínseco que trae la pandemia per se y que crea el caldo de cultivo justo para sentir, como siente Julián “incertidumbre, angustia y ansiedad”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Después de escuchar como fondo un solo de guitarra de Daniel para aplaudir de pie, nos vamos hacia el siguiente colega con su última reflexión:

"Me niego a reinventarme. Quiero vovler a tocar", dice Daniel Montenegro

“Mi primer instinto cuando empezó todo fue como el del boxeador que fue noqueado: tratar de esperar la cuenta del réferi y ponerme de pie. Tal es así que reprogramé los shows como si el mes de marzo no hubiera existido”, cuenta Montenegro. Y concluye: “Yo quería tocar. Para mí lo que se había enfermado era mi guitarra, ella era la que estaba en terapia intensiva y no sabía si iba a salir viva. Después fui cambiando y adaptándome a la idea de que esto viene para largo. Pero me niego a reinventarme, quiero volver a tocar”.

Jorge Del Cioppo: Yendo de la cama al living

Es de Lomas de Zamora, zona sur del conurbano bonaerense, donde lo conocen todos, por sus años de cantante y por buen tipo. Hace tiempo ya que Jorge Del Cioppo vive en el barrio porteño de Belgrano, con su mujer y sus gatos y, como dice él al presentarse, “canto en bares, restaurantes, clubes, eventos, pero desde hace un mes canto en el balcón para mis vecinos”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Este artista, amante de los clooners (si lo van a ver, pídanle una de Frank Sinatra), el rock, el blues, Sabina y Charly, supo reinventarse una y mil veces acorde a los tiempos, y obviamente sumó cumbia y reggaetón lento a sus rutinas, pero ni en el más loco de sus sueños imaginó vivir lo que vive hoy. Como todos.

“No tengo otro trabajo, solo el de cantante. Así que imaginate la situación... En estos últimos años el trabajo ya había bajado muchísimo... Con furia, tenía seis shows por mes. Pasé de 22 al mes a seis. Así que me sumé a la idea de un colega, Ricardo Nieva, e hice un CD virtual que me está resultando bastante bien y que evidentemente tiene un final inmediato, porque es algo que se acaba rápido y, a mi entender, no es para repetir”, comienza a contar Jorge, “Chopi” para sus amigos de la vida.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Vivo con mi mujer, Marisa, que es masoterapeuta, y está en las mismas condiciones que yo. Y personalmente cuento con la entrada de un departamento que tengo alquilado. Encima, no entramos ninguno de los dos en la ayuda del Estado, así que la situación es compleja”.

"No califico para ninguna de las ayudas estatales, y mi mujer está en la misma"

Para colmo, Jorge reconoce su incapacidad por sabiduría tecnológica y por medios como para sumarse a hacer shows o cedés grupales y virtuales, de modo que despunta el vicio desde el balcón alegrando las noches de los vecinos y transmitiendo en vivo en Facebook.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“No utilicé la gorra virtual, preferí hacer lo del CD y la verdad, con algunos me he llevado gratas sorpresas, incluso gente que no conozco colaboró. Se ha portado muy bien la gente conmigo, y eso emociona. Y me ayudó bastante porque realmente, estoy en la fosa”, dice, agradecido.

"La gente se portó muy bien conmigo con el tema de mi CD virtual"

Con su hablar lento y pausado, Del Cioppo, quien también hasta hace pocos años alternaba sus shows como solista con los de su banda de rock nacional Gracias, Papá, dice que charla mucho con sus colegas y amigos, en especial con Luis Soriano, “un hermano de la vida” al que encontrarán en otra entrada de esta nota y con el que, por años, hicieron juntos un tributo a Serrat y Sabina.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Y en cuanto a los gastos, Jorge es tajante:

“No corté nada porque llevo una vida muy austera y no tengo demasiado para cortar, los tiempos me han cambiado mucho...”, explica con una sonrisa quien, allá lejos y hace tiempo, cuando también hacía comerciales de tevé y usaba el pelo corto, comenzaba a viajar con su música por el país y el exterior con bandas de rock como Preludio y Clark Kent.

En algunas de ellas, por ejemplo, cantó con la guitarra del gran Daniel Leis, fallecido en mayo de 2019 y quien por 25 años fuera guitarrista de Patricia Sosa.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“En estos momentos, el apoyo de mi mujer y de mis amigos es fudamental. Eso y mi concepto religioso de la vida”, sigue Jorge, quien a modo de saludo final (hoy no pedimos un bis porque todavía quedan más cantantes para salir a escena), reflexiona:

"Lamentablemente creo que cuando todo pase, todo va a seguir igual"

“Yo he pasado algunas situaciones muy difíciles en mi vida y cuando te pasa eso uno siempre piensa: 'bueno, a partir de ahora, todo cambia...'. Pero no siempre pasa. La humanidad ha pasado crisis tremendas, de todo tipo y cuando todo pasa, cuando todo se vuelve a acomodar, todo sigue igual... Yo creo que va a pasar un tiempo y todo va a ser igual, lamentablemente. Esto de ser mejores y los cambios van a depender de cada uno y serán pesonales. Quizás todo esto te acerque a algunos que creías que estaban muy lejos y te aleje de otros que pensabas que estaban muy cerca. Tampoco tengo claro que tenga que cambiar tanto... No lo sé, esto es demasiado nuevo para mí y para todos. Es algo que jamás soñé que podía vivir”.

Eugenia Quevedo: Gracias a la vida

Es la más nueva y bella voz de la cumbia santafesina, la cumbia más romántica. Y en breve, si sigue así se va a recibir de chef. Basta seguirla en sus redes durante lo que va de la cuarentena para ver sus avances en la cocina. Pero también para verla radiante: Es que a ella el aislamiento la encontró en su mejor estado: con una hermosa pancita de embarazada.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Acá estamos, con mi marido y mi primer bebé en camino, que es una nena. Antes, los fines de semana nos dedicábamos a las giras con el grupo y los días de semanas trabajábamos en mi estudio de grabación, donde no solo hemos grabado mis discos sino también trabajábamos con otros grupos de música. Lamentablemente, también nos afectó. Hacemos algunas cositas pendientes, a la distancia vía mails y redes, pero no es lo mismo”, comienza a contar Eugenia, con la misma simpatía y el mismo talento con el que allá por 2012 enamoró al jurado de La Voz Argentina en Telefe, cantando baladas.

“Hoy estoy de 7 meses y tenía una agenda bastante completa hasta mediados de mayo, luego iba a parar hasta tener mi bebé, grabar mi próximo álbum y seguir más adelante con los shows, pero todo se adelantó y tuvimos que parar, lo cual económicamente nos afectó mucho”, agrega.

"Voy a ser mamá por primera vez, estoy de siete meses y es una nena"

“Por suerte, tengo los ingresos de YouTube, plataformas digitales, redes sociales, Sadaic y Aadi Capif. No es una fortuna, pero ayuda a subsistir. Tengo otros proyectos, como sacar un disco y DVD personalizado del último teatro que hicimos en La Plaza, en Avenida Corrientes, y venderlo por las tiendas digitales. Además, puedo hacer otros trabajos personalizados fuera del rubro música”, gracias a Dios”, aclara.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Eugenia vive con su esposo, Juan (que la acompaña en la vida y en su banda) “en una casita que tenemos arriba de la casa de mis suegros”, dice la ya famosa vecina de Ituzaingó, zona oeste de la provincia de Buenos Aires.

"El principal recorte que hice en mis gastos fue el abono del celular ya que estoy todo el día en casa con wifi"

“Nos ayudamos mutuamente, pero tratamos de asumir el rol de pareja y enfrentar los desafíos haciendo todo lo que esté a nuestro alcance para salir adelante. Sabemos que si algo nos llegara a faltar, mis suegros están ahí, pero por el momento venimos bien. El bono estatal que recibimos fue de gran ayuda para los alimentos. Las cuentas seguirán esperando hasta que podamos establecernos mejor. Eso sí, bajé el abono del celular ya que estoy todo el día en casa con wifi y me parecía innecesario pagarlo. Y obviamente dejamos de usar las tarjetas de crédito”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

A Eugenia, el aislamiento también le trajo la peor de las noticias ya que su madre falleció hace unas semanas, con todo lo que una pérdida así implica en medio de una cuarentena.

Quienes conocen bien a esta bella artista nacida en San Luis y criada en Córdoba, que ya tiene en su haber un Premio Gardel, utilizan al menos estas cuatro palabras para definirla: amorosa, humilde, generosa y agradecida. Y sus respuestas la muestran así.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Creo que la cuarentena nos hizo acercar un poquito más y apoyarnos mutuamente para que nuestra música siga creciendo. Hacemos videos desde casa y compartimos un hermoso momento para alegrar a alguien más. Pero claro, mucha gente está angustiada. Yo creo en Dios y sé que tiene el control de todo en mi vida”, dice Eugenia, mientras de fondo suenan algunos de sus hits, como Se apagó la luz, Yo sabía, No ha sido fácil y Voy a pintarme toda.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“No siento angustia y mucho menos ansiedad. Sí, claro, extraño cantar en los escenarios pero le doy gracias a Dios que me ayuda a mantenerme con fe y disfrutando de cada momento, mucho más ahora que voy a ser mamá. Creo que hay que tener paciencia y tratar de buscarle el lado bueno a esta situación. Encontrarnos con nosotros mismos, tener una intimidad con Dios, poder ver nuestros defectos e intentar cambiarlos son parte de todo este proceso”, concluye.

Que pase el próximo artista...

Christian Lo Iácono: Estoy verde (no me dejan salir)

Ahora estamos nuevamente en zona sur del gran Buenos Aires, con un hombre de Lomas de Zamora, Christian Lo Iácono, a quien hasta que llegó el covid-19 parecía no quedarle bar, baile o restaurante por el cual él no hubiera pasado, desde el menos conocido al (y aquí toda zona sur se pone de pie) el eterno Mi Club de Banfield.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Cantante y animador. Sonido, iluminación y ¡toda la diversión!”. Así se presenta en redes y así se muestra en cada una de sus performances. Porque levanta hasta al público más aletargado.

Tiene sus fans cautivas que lo siguen por doquier y sabe modificar el repertorio sobre la marcha si alguna de sus seguidoras lo sorprende con algún pedido. Es Christian Lo Iácono, pero él es también su propio negocio y su marca registrada: Es Christian Show.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Yo también, como casi todos por aquí, solamente trabajo de cantante, y es así desde hace 32 años. Antes de que se cortara todo por la pandemia tenía entre cuatro y seis shows por semana, y ahora en esta crisis hago shows en vivo por Facebook pero sin pedir nada a cambio. Me hace bien a mí y le hace bien a mi gente. Ellos me ayudan, no hace falta que les pida”, aclara a la vez que agradece.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“No pido nada así que si me quieren dar algo es de corazón y no porque se los pida. Los respeto y valoro mucho. Ellos lo saben. Pero sí, hay una cuenta en mis redes para el que quiera ayudar, porque se dio solo”, dice mientras sigue pensando si hacer o no un cedé virtual “pero solo de cumbia”.

"Si mis seguidores quieren colaborar lo hacen de corazón. Lo de la gorra virtual se dio solo"

Christian vive con su mujer y sus dos hijos, Fabrizio, de 10 años y Almendra, de 6. “Y tengo dos hijos mayores de mi primera pareja: Valentín, de 16 y Brenda, de 18”, agrega el cantante, otro de los que quedaron afuera de la ayuda estatal.

“No entro en ninguna de las ayudas del gobierno. Por empezar, lo primero que hice fue cortar el pago de impuestos y las tarjetas, que ya obviamente ni uso”, aclara.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Con respecto a la relación con sus colegas durante este aislamiento, Lo Iácono se sincera: “Hablo con muy pocos, es la verdad. Este no es un ambiente muy amigable y sinceramente espero que cambie después de lo que estamos pasando. Hay mucho ego y falsedad”, dispara.

"Este ambiente no es fácil Hay mucho ego y falsedad"

Cuando el ánimo afloja, algo que hoy es para muchos un estado constante, Christian se refugia en esos a los que él define como “de fierro”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Es muy triste todo, pero por suerte me ayudan mi familia y mis amigos, que son lo mejor que tengo”.

Mientras se prepara para el próximo “vivo”, que va a iniciar con Asignatura pendiente, el hit de Ricky Martin que compuso Ricardo Arjona, mate en mano Christian pide sus deseos: “Que todo esto pase pronto y podamos volver a ganar el sustento para nuestras familias; que cambien las actitudes entre colegas y que podamos seguir dando alegría a nuestros seguidores y amigos”.

Roberto Danelli: Resistiré

A días de la muerte de Sergio Denis, hablar con Roberto Danelli es reavivar la emoción, porque si hay alguien en el país que le ha rendido tributo en sus shows al intérprete de Dame Luz o Nada hará cambiar mi amor por ti, ese es él.

Y seguro lo viste a lo largo de su extensa carrera haciéndolo en el viejo VideoMatch de Marcelo Tinelli o, más acá en el tiempo, en La tribuna de Guido. O como lo podrás ver el próximo 22 de mayo en el tributo que le hará en su vivo de Facebook y YouTube.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Hoy, si vas a sus redes vas a leer: “Roberto Danelli: Showman. Cantante. Animador. Iideal para todo tipo de fiestas. Homenaje a Roberto Carlos”. Una completa definición de todo lo que es.

Lo de Roberto Carlos es porque en eso estuvo todo el 2019, preparando los dos Teatro Regina que hizo rindiéndole un homenaje al gran cantautor romántico brasileño, tributo que también incluye en pequeñas dosis en sus shows en restaurantes, bares, bingos y todo evento empresarial o privado que lo requiera.

Hoy, desde su departamente en CABA, nos cuenta que tenía un trabajo alternativo para el día, pero también se cortó. “Hacía Uber, mala suerte la mía, porque con lo de la cuarentena no puede operar. Antes de todo esto hacía dos shows semanales seguros y a veces tres, más algún evento privado”, dice mientras busca el mejor lugar para el próximo vivo.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Como muchos, estoy transmitiendo vía Facebbok/YouTube, pero la verdad, con muy poca colaboración. Vivo con mi hija menor, quien me ayuda a comprar la comida. Pero tengo que pagar alquiler y está complicado. Para colmo no tuve suerte tampoco con la ayuda estatal ya que figuro como casado. Definitivamente, tengo que terminar el temita del divorcio...”, se recrimina con humor.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Quienes conocen desde adentro el ambiente de la música, y sobre todo el de los artistas independientes, sabrán que es difícil, y en coincidencia con el cantante anterior, Danelli dice que “lamentablemente, no tengo charlas con colegas que tengan que ver con ayudarnos entre nosotros. Cada uno hace lo que quiere y puede”.

"A mí con la gorra virtual no me fue bien. Muy poca colaboración..."

Por suerte, la familia y los amigos siempre están. “Hablo mucho con ellos y trato de pensar que todo esto pasará pronto. Miro series, películas, como creo que hoy hace todo el mundo”.

Roberto fue uno de los primeros en anunciar lo que se dio en llamar “gorra virtual” y hoy reconoce que no resultó como lo esperaba. “Tuve muy, muy poca colaboración”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Con un repertorio ecléctico y bellísimo, si el día que vuelvan a abrir los restaurantes lo vas a ver, no dejes de pedirle una de El Paz Martínez (Cuánto te amo es una maravilla en su voz) y por supuesto, cualquiera de su tocayo brasileño, desde Detalles a Cóncavo y Convexo, que no te va a defraudar.

"El 22 de mayo a las 21 haré un vivo en simultáneo en mi Facebook y mi canal de YouTube con un tributo a Sergio Denis"

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Para terminar (¡todavía nos quedan tres shows!), Roberto Danelli se despide así:

“Simplemente, hay que tener fe, porque se va a salir. Pero no quiero dejar de expresar mi disconformidad con cierta parte de la sociedad, con esos que no tienen un poco de compasión por el otro, con los que suben los precios de cosas que no tienen que subir, los que abusan de la necesidad de comer y no les importa más que su propio bolsillo, con lo servicios elementales que no dan cuotas o no te ofrecen llegar a un arreglo de pago. Todo eso, el no tratarnos como hermanos, me llena de desesperanza”.

Mariana Merlino: Te extraño

La bella Mariana Merlino tiene ese tipo de voces "con personalidad" que le dicen. Y va de un rock de Menphis a aquello de "Mala, mala, mala eres..." con la misma facilidad con la que pasa de una balada de Ricardo Montaner a una de Valeria Lynch o a un blues. Y ni hablar cuando se lanza con Así no te amará jamás de Amanda Miguel o con Oye, de Beyoncé.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Ella vive en Lanús Oeste, juega al vóley (su mundo,su pasión y su cable a tierra), y siempre tuvo otros trabajos, desde mesera a microemprendimientos de cocina. Por suerte, la cuarentena no la encontró a la deriva.

"Ya no deberle nada a nadie es una bendición"

“Hace un año y medio que estoy asistiendo a una abuela de 93 años con demencia senil, así que con ese sueldo me mantuve en este tiempo de cuarentena, respaldada por ese trabajo. Antes, el ritmo era los fines de semana shows y en semana con la abuela. Tenía por suerte siempre la agenda completa con shows viernes y sábados más algún evento privado o algún show en domingo o día de semana. Mínimo entre 8 y 10 shows mensuales”, recuerda Mariana.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“A mí la cuarentena me encontró en un momento en el que personalmente necesitaba un descanso mental y físico. Venía de muchos años trabajando mucho y de noche... Este ambiente es difícil de transitar y mi personalidad desencaja un poco, yo tengo otro concepto de las amistades y no congenio con algunas cosas. Estaba muy cansada, de modo que me vino bien. Vivo con mi hija adolescente, Kiara, y mi compañero, Braulio, que maneja una ambulancia, así que por suerte tenemos su entrada también. Y tengo la asignación familiar y la ayuda del gobierno”, explica.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

En cuanto a la relación con los colegas, Mariana dice que es la habitual porque “yo siempre fui del tipo 'del trabajo a casa' y viceversa. Con algunos tengo más relación, pero ahí...”.

"Por suerte no nos faltó ni falta nada. Y estoy disfrutando de mi casa a pleno"

Disfrutando de su casa a full, Mariana confiesa que no está ni ansiosa ni angustiada. “Sí me angustia y mucho la gente que no tiene para comer o está sin laburo, pero yo me apoyo en la música, en hacer cosas que me hacen bien, como estar en casa con mi hija. Me aferré mucho a mi casa, yo ya no era de salir y los fines de semana siempre estaba trabajando, así que hoy aprovecho mi hogar a pleno”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

¿Gorras virtuales? “No, yo no lo hago, pero eso no quiere decir que no respete la inciativa de los que lo hacen. Cada uno hace lo que puede”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Lista para el último tema, Mariana analiza que el recorte de gastos se dio de forma obligada: por ejemplo, el club, porque ya no hay. “Y esa plata que ahora no gastamos va a pagar otras cosas. Pudimos pagar los servicios y gracias a Dios no nos faltó ni falta nada. Ya no deberle nada a nadie es una bendición. Cuando todo pase, seguramente ninguno a a volver a pensar de la misma forma y ojalá que aprendamos a ser mejores personas, a no ser egoístas y a querernos un poco más. Mucha luz y positivismo para todos. Tengo un poco de incertidumbre, como muchos, pero dejo todo en manos de Dios”.

Luis Soriano: Quién me ha robado el mes de abril

Nos vamos al valle de Traslasierra, Córdoba, más precisamente a Villa de Las Rosas, lugar al que Luis Soriano llegó hace un par de años directamente desde Buenos Aires con su familia buscando nuevos horizontes frente a un presente que no pintaba bien.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Es un admirador supremo de Joan Manuel Serrat y desde sus inicios le rindió tributo en sus shows, aunque, claro, esa es solo una parte porque, como todos los aquí presentes, Luis canta todo, desde Bombón Asesino a un tango de Cacho Castaña, pasando por un cuartetazo de Rodrigo o una de Abel Pintos. Y aquí, estamos frente a otro caso de doble mala suerte en la pandemia...

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

“Vivo en un lugar hermoso, paradisíasco diría, donde vivimos del turismo, y en marzo se cortó todo... Con mi familia tenemos un puesto gastronómico en una de las ferias más importantes del país, con 450 puestos y eso, obviamente, se cerró. O sea, tanto el trabajo con la música como el de la gastronomía quedó en la nada”, comienza a contar Luis, quien vive con su mujer, Sonia, y su hija.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Soriano también se sumó al método del cedé virtual y se muestra agradecido.

"Con el tema gastronómico estamos viendo de hacer delivery, pero acá hay mucha competencia"

“La vuelta que le busqué por ahora es, como muchos, vender un cedé virtual, y en lo gastronómico viendo de hacer algo con delivery, pero es complicado porque es un pueblo chico y hay muchos que hacen delivery. Estamos tratando de remarla como podemos. Yo por mi parte no tengo ninguna ayuda estatal, mi hija sí, y aquí estamos, peleándola...”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Soriano cuenta que la relación con sus colegas (en Buenos Aires dejó montones) es excelente, “de permanente colaboración” y que en los momentos de angustia y ansiedad le basta con mirar el paisaje.

“Si no viviera en este lugar hermosísimo, rodeado de naturaleza, sería más difícil de sobrellevar todo, pero realmente esto es un paraíso. Y la gente colabora mucho, con el cedé vrtual me llevé una sorpresa, pero además, acá la gente es muy solidaria, no me puedo quejar de eso, todo lo contrario”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

¿Recorte de gastos? “Todos. Salvo tener internet para estar comunicados y comida, recortamos todo. Esto es economía de guerra”, sigue Luis antes de dejar su deseo:

“Nos toca vivir un momento terrible pero único, irreptible a nivel mundial, y creo que eso nos da tiempo también para repensar muchas cosas que hemos hecho mal todos, desde lo personal a lo colectivo. Creo, quizás solo sea un deseo, que vamos a salir mejores, más solidarios, mejor parados, y que se va a separar la paja del trigo. El que es buena persona va a ser mejor persona y el otro ya sabemos cómo va a ser...”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Por supuesto, antes de despedirnos no podemos dejar de pedirle el tema con el que suele cerrar todos sus shows Y el que cierra su cedé virtual, ese que dice, “vamos, bajando la cuesta, que arriba en mi calle se acabó la fiesta” de su -de nuestro- amado y eterno Nano Serrat.

Ahora, pasamos al último gran show de la nota...


Guillermo Guido: La distancia

No hacen falta demasiadas presentaciones porque es uno que conocemos todos. Quizás no los más jóvenes, pero si tenés más de 40, seguro sos del club de fanáticos de Guillermo Guido, una de las mejores voces de la Argentina. Sí, ya sé, ya querés pedirle El hombre del piano, ¿no?, Pero ese, sabelo, siempre queda para el final...

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Estamos hablando de Guillermo Guido, el hombre que en los ochenta nos cantaba aquello de Y yo te voy a perdonar...; el mismo que en 1988 representó al país con el tema Todavía eres mu mujer en el Festival OTI de la canción y ganó; el que hizo desde tiras a comedias y que después de décadas de trabajar con esa garganta privilegiada como pocas, se casó, se convirtió en padre de trillizos, se separó, y un día descubrió que hay vida después de cantar en la tierra y se fue al mar, convirtiéndose en “la voz de los cruceros”.

Como lo viene haciendo desde hace casi dos décadas, Guillermo, que hoy es Director Artístico del crucero Música de la compañía italiana MSC, durante seis meses de cada año ofrece sus conciertos a bordo de las naves de la compañía para un público que ya superó los 500.000 espectadores.

Los otros seis meses que pasa en la Argentina, realiza shows en distintos espacios, como Homero Manzi o La Bohemia, y también da clases de canto.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena
Guillermo y su mujer, Mirna. De fondo, el lugar de trabajo del cantante: el crucero de MSC

Allí estaba él, en marzo, en uno de sus viajes que para el son trabajo, embaracado con 4.500 personas, cuando se declaró la pandemia.

"Estuvimos varados frente a la costa de Uruguay antes de ingresar al puerto. Llegamos a Buenos Aires, el martes 17 de marzo, con un día de atraso. Se veía Montevideo, pero estábamos parados en el medio del Río de la Plata. Había que esperar la autorización para tocar un puerto para regresar a Argentina”, recuerda Guillermo, quien para calmar la ansiedad de los pasajeros ofreció un show extra.

No hay mal que por bien no venga habrán pensado sus fans...

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Hoy, desde su departamento porteño, donde vive con su mujer Mirna, nos cuenta que al tenerse que bajar del barco perdió dos meses de trabajo.

"Por suerte uno supo ahorrar, pero si esto sigue tres meses más, se va a poner complicado"

“Antes trabajaba todos los días porque estaba en el barco, y cuando volviera ya empezaba, el 2 de mayo, con un ciclo de todos los sábados en La Bohemia, pero eso también se cortó... Por ahora no le encontré ninguna vuelta al asunto y hace meses que no me entra un peso -dice Guillermo con su característico humor- pero la puedo bancar. Y la verdad, no soy de hacer vivos ni gorras virtuales ni nada de eso”, agrega el papá de los trillizos Agustín, Azul y Abril, de 15 años, a los que ve “dos veces por semana”.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Tampoco recibe nngún tpo de ayuda estatal, pero insiste en aclarar: “No tengo demasiados problemas porque por suerte, uno supo ahorrar, pero si esto sigue tres meses más no sé, hablamos de nuevo...”, bromea.

Guillermo dice que habla bastante con sus colegas y que lo que sí hace con ellos en esta cuarentena es componer, por lo que seguramente cuando todo vuelva a la normalidad, sus shows tendrán novedades recién salidas del #QuedateEnCasa.

"Estoy componiendo mucho en cuarentena, solo y con otros colegas a distancia"

“Por suerte, anímicamente estoy bien, no me siento solo ni tengo angustia, pero es porque yo naturalmente soy así. Además, mi situación no es desesperada por ahora, pero si lo fuera, seguramente sería muy distinto. Tenemos que ser responsables, hay que bancársela, esto es así y otra cosa no queda. Me han ofrecido venir a tomar clases, pero no se puede y tampoco de modo virtual, porque uno tiene que ver las reacciones cara a cara. Es cuarentena o cuarentena, la hacemos bien o no la hacemos. Solo espero que pase pronto y con la menor cantidad de gente afectada posible”, concluye.

Historias de cantantes y músicos independientes en cuarentena

Quien conozca la casa de Guillermo, ya lo debe imaginar en su estudio, sentado al piano y despuntando el vicio que es pasión. Pero tranquilo, Guille, que esta servidora a la distancia no te va a pedir el clásico de Billy Joel aunque este sea el final. Si querés y tenés ganas, cantame esa tuya que decía “Qué linda estás...”, que hoy, en cuarentena y trabajando en casa y en pantuflas, es lo que las mujeres más queremos escuchar...